ECONOMÍA & POLÍTICA

Semana de audiencias por las tarifas de luz y gas, y la segmentación de subsidios a usuarios

• Bookmarks: 10


El ministerio de Economía desarrollará los días 10, 11 y 12 de mayo las audiencias públicas -de manera virtual- que tienen por objetivo analizar la actualización de las tarifas de los servicios de gas y de electricidad por redes, y la  segmentación de subsidios a los usuarios, remarcando en los últimos días que “el nuevo esquema (tarifario) se regirá por el principio de gradualidad”.

La reducción de la masa de subsidios generalizados a estas tarifas forma parte de los compromisos asumidos por el gobierno en el marco de la renegociación de la deuda contraída por el gobierno anterior ante el FMI. Su cuantificación final esta por verse considerando el contexto de fuertes subas en los precios internacionales de los insumos energéticos.

No obstante, la determinación de Economía apunta a reordenar parcialmente el esquema de subsidios a estos servicios, tema que motivó diferencias de criterio en el seno del propio gobierno.

Hace tres semanas un comunicado de la secretaría de Energía –en la órbita de Economía- puntualizó que “la totalidad de los beneficiarios de tarifa social de gas no serán alcanzados por un nuevo incremento durante este año, mientras que para aquellos usuarios de electricidad del AMBA que tienen este beneficio, la nueva corrección no superará el 6 % en promedio”. Se verá.

Asimismo, se indicó que “el 10 por ciento de usuarios residenciales de los servicios de gas y de electricidad, con mayor capacidad de pago de la sociedad, dejará de recibir el beneficio de subsidio a la energía”.

Un informe elaborado y publicado por la subsecretaría de Planeamiento Energético (que estaría a cargo de la coordinación de las audiencias) describió que para avanzar en la segmentación de usuarios, en particular para definir a quien corresponde la quita total de los subsidios,  se articularán dos factores que resultan complementarios: la identificación en términos geográficos de zonas residenciales de altos ingresos (por caso barrios cerrados y countries),  más definibles en el AMBA que en otros lugares o ciudades del país,  y la consideración de datos socioeconómicos del usuario que pueden determinar capacidad de pago de la tarifa plena del servicio.

Para determinar esto último se recurrirá a datos ya relevados por Energía, como es el caso del Registro de Barrios Cerrados, y a información recabada del SINTIS (Sistema nacional de información tributaria y social). “No se violarán el secreto fiscal ni bancario”, señalaron fuentes oficiales a cargo de esta tarea.

Por cierto, se admite que pueden darse casos que deban revisarse si el usuario afectado así lo requiera, y está contemplado un procedimiento específico a seguir por parte del usuario (mediante declaración jurada de ingresos y patrimonio),  y de la empresa prestataria del servicio.

Energía  estimó que  “para la mayoría de los usuarios residenciales de Edenor y Edesur, excluidos quienes son beneficiarios de tarifa social, las facturas de luz tendrían una corrección en promedio del 17 por ciento”

Por otro lado se describió que “esa corrección (tarifaria) promedio para la mayoría de los usuarios de gas del país se ubicará en 21,5 por ciento, con leves variaciones según las regiones”

Con respectivas resoluciones (237, 236 y 235/2022), se estableció la convocatoria a las Audiencias Públicas que pondrán a consideración de los usuarios estos mecanismos y actualizaciones tarifarias.

El 10 de mayo se realizará la audiencia referida a los nuevos precios del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) a partir del 1 de junio próximo.

El 11 de mayo tendrá lugar la audiencia referida a los nuevos Precios de referencia Estacionales de la energía eléctrica (PEST), a partir del 1 de junio.

Entonces el jueves 12 de mayo se realizará la audiencia que analizará la segmentación de los subsidios del Estado Nacional al precio de la energía eléctrica y del gas natural para el bienio 2022/2023. 

"De esta manera, se inicia el proceso de actualización tarifaria definido por el Gobierno Nacional en el programa económico que apunta a lograr niveles de tarifas razonables y susceptibles de ser aplicadas con criterios de justicia y equidad distributiva para los servicios públicos de gas y electricidad”, se explicó.

Y se hizo hincapié en que se trata de "un proceso que se regirá según criterios y directrices de gradualidad y proporcionalidad establecidos en la Constitución Nacional y señalados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

La actualización tarifaria se impulsará, “con un esquema dirigido a proteger aquellos sectores más vulnerables y con menor capacidad de pago, e incentivando a su vez la adopción de medidas que promuevan al uso racional de los servicios y la reducción del impacto ambiental”, se afirmó.

Para los usuarios residenciales se considerará como criterio objetivo, una corrección tarifaria relacionada a la evolución de sus ingresos, representado por el coeficiente de variación salarial (CVS), como lo establecía la Ley 27.443, frustrada por el veto total impuesto por la administración anterior (gobierno Macri), sostiene Economía.

La cartera a cargo de Martín Guzmán aseveró que “para el 90 % de los usuarios residenciales, este mecanismo garantiza que las actualizaciones tarifarias siempre serán inferiores a sus aumentos salariales, implicando correcciones en sus facturas, menores que el incremento de sus ingresos en términos reales, con el objetivo de proteger los ingresos y mejorar el aspecto distributivo de la política de subsidios”.

De esta manera el Gobierno pone a consideración un esquema de tarifario para el bienio 2022-2023 que contempla tres niveles:

• Usuarios de gas beneficiarios de la tarifa social, para quienes no habrá otro incremento en su factura este año,  y para el próximo año calendario, esa corrección será equivalente al 40 % del CVS del año anterior.  Para los beneficiarios de tarifa social de Edenor y Edesur, la nueva corrección tarifaria para 2022 no superará el 6 %.

• Para el resto de los usuarios, el incremento total en la factura para cada año calendario será equivalente al 80 % del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) correspondiente al año anterior.

En función de este esquema, para el año 2022 y considerando la actualización tarifaria realizada en el pasado mes de marzo, el incremento propuesto para el mes de junio será en promedio del 17 % para las tarifas de electricidad de los usuarios del AMBA, y del 21.5 % promedio sobre el valor actual de la factura para los usuarios de gas de todo el país.

 Las variaciones exactas serán según cada categoría de tarifa residencial y también la región para los usuarios de gas.

• La franja del 10 % de ​usuarios de mayores ingresos y con plena capacidad de pago, dejarán de ser beneficiarios de subsidio al consumo energético, ratificó Economía.

10 recommended
156 views
bookmark icon