Postergan pago del ajuste en las facturas de gas residencial

 -  -  3


El Gobierno Nacional convirtió en resolución un anuncio de marzo sobre postergación de pago de ajustes tarifarios para los usuarios del servicio residencial de gas natural por redes.

En marzo del corriente año, la Presidencia de la Nación había emitido un documento donde se señalaba que “habiendo empezado a estabilizar la cuestión cambiaria (SIC), llegó el momento de traer un poco de alivio a los argentinos, que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos”.

Con las elecciones cada vez más cerca e intentando modificar el humor social, se publicó en el Boletín Oficial la oficialización del anuncio a través de la Resolución 339/2019. La misma establece con carácter excepcional, un diferimiento de pago del 22% en las facturas emitidas a partir del 1º de julio de 2019 y hasta el 31 de octubre de 2019.

La decisión de la cartera a cargo de Gustavo Lopetegui obedece a los objetivos de hacer más digerible el nuevo aumento para los usuarios, y diferir la incidencia del incremento en los índices de inflación de los próximos cuatro meses, en el contexto del año electoral.

Los diferimientos serán recuperados a partir de las facturas emitidas desde el 1º de diciembre de 2019 y por cinco períodos mensuales, iguales y consecutivos.

La medida significará facturas mas “flat” para los usuarios, pero éste “aplanamiento” de la facturación del servicio, implicará un costo para el Estado de 4.500 millones de pesos.

La forma de aplicación de este ajuste tarifario, se indicó en Energía, implica que las distribuidoras y transportadoras facturarán desde abril los ajustes semestrales correspondientes a esos servicios, en tanto que el Estado otorgará un subsidio puntual a las productoras (por el ajuste del precio del gas que no cobrarán en el invierno) de $ 4.500 millones.

Este subsidio, se detalló en Energía, se desagrega en 2.000 millones de pesos por el no cobro del aumento del precio del gas a los usuarios en el período junio-setiembre, y 2.500 millones de pesos

para compensarles los intereses que éstas compañías tienen que afrontar por el costo del financiamiento (créditos) al que deberán recurrir en esos cuatro meses.

El costo financiero del diferimiento, computado entre las fechas de vencimiento de pago original de las facturas y las de vencimiento de las facturas en las que se incluya cada cuota de recupero, será asumido por el Estado Nacional tendrá el carácter de subsidio, mediante el pago de intereses a distribuidoras, subdistribuidoras, transportistas y productores, conforme a una metodologíaaún no determinada. La tasa que se aplicará será la misma que se aplique a plazos fijos por montos superiores a los veinte millones de pesos a treinta días, denominada TM20, publicada por el Banco de la Nación Argentina.

La resolución firmada por Gustavo Lopetegui, indica además que el ENARGAS, deberá adoptar las medidas necesarias a fin de que las distribuidoras  y subdistribuidoras del servicio, con carácter excepcional cumplan con los términos de la Resolución.

3 recommended
956 views
bookmark icon