El gobierno prepara DNU para licitar gasoducto troncal desde Vaca Muerta

 -  -  3


La Secretaría de Energía activaría en los primeros días de julio la licitación para el tendido de un gasoducto troncal que permita ampliar la capacidad de evacuación del gas producido en los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta (Neuquén). Su operación estaría a cargo de una nueva licenciataria que se denominaría Transportadora de Gas del Centro (TGC).

La licitación se haría mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, y se constituiría entonces una sociedad de objeto único, que deberá cumplir con los requisitos establecidos en la ley 24.076 (marco regulatorio del gas). El Ente Nacional Regulador del Gas fijará las tarifas de este servicio.

 En los últimos días la cartera a cargo de Gustavo Lopetegui mantuvo reuniones con representantes de las empresas y consorcios interesados en ejecutar el proyecto y que pusieron a consideración de las autoridades diversas propuestas.

TGS-YPF, TGN, y Velitec-Fyresa-Sicim están a la espera de decisiones del gobierno, luego de poner sus respectivas propuestas a  consideración de los funcionarios.

Energía debe definir otros términos de la licitación en los próximos días, por caso si se encarará la traza completa (Neuquén-San Nicolás) o sólo el primero de dos tramos del ducto (Neuquén-Salliqueló) , y el costo estimado -no menor a 1.500 millones de dólares para el tendido completo, incluido plantas compresoras-.

También están en consideración el financiamiento del proyecto (público y privado), el criterio tarifario que se aplicará para el pago de la inversión, y el rol de Cammesa como tomadora o compradora, a largo plazo, de capacidad de transporte en el nuevo ducto.

Un dólar en torno a los 46 pesos y volátil, y una tasa de Riesgo País para las operaciones de crédito que supera los 900 puntos básicos, complican la ecuación financiera.

Así las cosas, es posible que la adjudicación del proyecto deba esperar a finales de setiembre o al mes de octubre.

Hace más de dos meses Lopetegui pensaba en un esquema financiero dividido en tres tercios: Un tercio sería con recursos prestados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES, otro tercio con inversiones a cargo de las empresas productoras de gas en la región, y el último tercio con recursos de la estadounidense Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero  (OPIC).

Al menos uno de los consorcios interesados, el Fyresa-Velitec- Sicim, dice contar con todo el financiamiento necesario, y así se lo hicieron saber esta semana a Lopetegui y al subsecretario Carlos Casares.

El pago de la inversión sería con los ingresos provenientes de contratos en firme con productoras del gas a transportar -YPF, Tecpetrol (Techint), Pluspetrol y Pampa Energía- y con las compañías generadoras de electricidad que utilizarán este insumo en reemplazo de combustibles líquidos.

El objetivo es eliminar el actual “cuello de botella” que atraviesa la actividad, llegar con el gas a Buenos Aires y al Litoral, y desplazar al GNL importado. Incluso, producir GNL en el país para su exportación desde el puerto de Bahía Blanca utilizando el caño troncal Neuba II .

Otro objetivo es antes político, y refiere al sumo interés que tiene  el presidente Mauricio Macri de anunciar esta obra en plena campaña electoral.

El grupo argentino-mexicano-italiano propone el tendido de un ducto de 1.000 kilómetros que se conecte en la Planta Tratayén, (Neuquén) con un diámetro de 36 pulgadas y continúe con una traza directa hasta la Planta Compresora Saturno, en la Provincia de Buenos Aires. Desde esa interconexión con el sistema existente, continúa la traza hacia  San Nicolás, con un caño de 30 pulgadas de diámetro.

Respecto a la capacidad de transporte nominal se estima que podría alcanzar un máximo de 40 millones de m3/día, con la instalación de 6 plantas compresoras en su recorrido. En una primera etapa se podría  contar con una capacidad de transporte de 10 millones de m3/diarios.

El Monto estimado de la inversión en este proyecto es de U$ 1.200 millones, con un plazo de ejecución de 1 (un) año.

Una segunda propuesta del mismo grupo empresario consiste en la construcción de un nuevo gasoducto que vincule la Planta Beazley, ubicada en la traza del ducto Centro-Oeste, en San Luis, con la Planta Deán Funes, ubicada en Córdoba. Este gasoducto se construiría con un diámetro de 30” para todo su recorrido y su extensión sería de 530 kilómetros aproximadamente.

Este caño –explicaron- reforzaría la llegada de gas del Noroeste hacia los centros de consumo de Córdoba y el Litoral, su capacidad inicial de transporte sería de 5 millones de m3/diarios  y con tres plantas compresoras, se elevaría a 10 millones de m3/diarios. En este caso el monto estimado de la inversión es de U$ 530 millones, con un plazo de ejecución de 8 meses.

En su esquema de financiamiento proponen armar un fideicomiso en el cual también se integrarían aportes del FGS de la ANSES  “como herramienta complementaria” (garantía). 

La estructura tarifaria prediseñada para estos anteproyectos del Grupo revela que “las tarifas estarán calculadas y expresadas en dólares estadounidenses durante toda la vigencia del contrato, y que se ajustarán semestralmente en función de un índice de precios de los Estados Unidos, a definir de común acuerdo”.

“Se aplicarán las revisiones de los factores de inversión y eficiencia prevista en la Ley 24.076”,  señalan, mientras el Enargas evalúa.

3 recommended
421 views
bookmark icon
error: Contenido protegido