Downstream

Axion y Shell subieron los precios de sus combustibles entre 10 y 12 %

• Bookmarks: 25


Por Santiago Magrone

Los precios de los combustibles comercializados en estaciones de servicio con las marcas Shell (Raízen) y Axion registraron un incremento en la madrugada del domingo 8 entre el 10 y el 12 por ciento -según el tipo de combustible- respecto de los valores que estaban vigentes desde el 14 de marzo último.

Se trata de las dos compañías refinadoras y comercializadoras mas importantes del mercado local luego de YPF, compañía de mayoría accionaria estatal que detenta alrededor del 55 por ciento de las ventas totales de naftas y gasoils en el país.

En este sentido, cabe consignar que YPF no modificó sus precios al público, lo que permite suponer que, si mantiene este criterio, puede registrar en los próximos días un incremento parcial de la demanda en un contexto de oferta complicado, afectando a sus cuentas. Ello, además, en momentos en que el gobierno nacional procura al menos contener la suba generalizada de precios.

Así las cosas, los nuevos precios de referencia de los combustibles Shell en estaciones de la marca en la Ciudad de Buenos Aires pasaron a ser de $ 123,2 por litro para la nafta súper (antes $ 111,90); 149,5 para la nafta  V-Power (premium) (antes $ 134,70);  $ 118,6 para el diesel común, y de $145,2 para el V-Power diesel (antes $ 130,8).

En cuanto a los nuevos precios de referencia en CABA de la marca Axion pasaron a ser de $ 123,2 para el litro de nafta súper (antes $ 111,9);  $ 150,8 para la nafta Quantum (premium) (antes $ 134,7), y de $ 146,5 para el diesel Quantum (antes $ 130,8) .

 Hasta nuevo aviso los precios de referencia de YPF en CABA -vigentes desde mediados de marzo - son $ 109,90 para el litro de nafta súper; $ 132,10 para la nafta premium Infinia; 103,20 para el diesel común, y $ 128,10 para el Infinia Diesel.

El dato relevante es que Shell y Axion cortaron una dinámica de ajustes de sus precios que siempre tuvieron como referencia la actitud de YPF, entre otras razones para no perder participación en el mercado. Pero la decisión se enmarca en un contexto de fuerte suba del precio internacional de los hidrocarburos (el barril de crudo WTI ronda los US$ 110) en parte debido al conflicto bélico Rusia-Ucrania-OTAN, y el hecho de importar una parte de estos combustibles (premium).

Fuentes empresarias explicaron su decisión haciendo referencias comparativas: Por caso que “mientras el precio de la nafta súper se incrementó 17,5 por ciento desde junio de 2021 hasta marzo de 2022, los precios al consumidor lo hicieron 39,7 por ciento, los alimentos y bebidas en el 43,8 por ciento, el precio de la leche fresca en sachet en el 29,1 por ciento y el pan francés 45,4 por ciento, según datos del INDEC”.

Los aumentos otorgados a los biocombustibles (para su mezcla con las naftas y diesels) también presionan sobre el precio de los combustibles refinados. El biodiesel tendrá un aumento de 37 % hasta agosto, mientras que el etanol aumentará 39,5 %, refirieron.

“El aumento se entiende, además, porque hasta ayer los combustibles en Argentina estaban 30 % por debajo de lo que deberían valer. La brecha, con este aumento, se ubica ahora en aproximadamente 22 %”, calculan.

25 recommended
1126 views
bookmark icon