El ENARGAS advirtió a MetroGas que debe garantizar buen servicio y le pidió balances

 -  -  1


El Ente Nacional Regulador del Gas recordó a la distribuidora metropolitana MetroGas su responsabilidad como concesionaria en la “prestación efectiva y permanente del servicio público de distribución bajo los términos de la respectiva Licencia y el Marco Regulatorio (en particular la Ley 24.076). En tal sentido  le advirtió  “su obligación de tomar todos los recaudos para asegurar el suministro de los servicios de gas no interrumpibles  y asegurar condiciones de operabilidad del sistema, sin restricciones, en forma regular, brindando un servicio continuo a los consumidores, evitando cualquier situación que lo coloque en estado crítico”.

El ENARGAS respondió con estas y otras consideraciones a una nota que la Distribuidora le hizo llegar al interventor Federico Bernal  informando,  el 3 de setiembre, que a partir del día 4 interrumpiría el pago del gas a las empresas proveedoras argumentando dificultades económico-financieras.

Los motivos de tales dificultades fueron expuestos por la distribuidora con argumentados que fueron contrarrestados por el Organismo Regulador.

El Ente refirió a MetroGas que “el cumplimiento de las obligaciones que surjan de las relaciones estrictamente comerciales de la Distribuidora con el Productor, son -en principio- una cuestión ajena a la competencia de esta Autoridad Regulatoria”.  No obstante,  requirió a la empresa que “en el término de DOS (2) días (de notificada) presente al  Organismo Balance de Sumas y Saldos del  01/07/2020 al 31/08/2020, y el detalle de la evolución trimestral del endeudamiento financiero de la empresa desde el 31 de diciembre de 2015 al 30 de junio de 2020”.

La distribuidora -que tiene a YPF como accionista controlante- fundamentó su decisión de dejar de pagar el gas señalando que “la caída del consumo y el incremento de la morosidad han impactado negativamente en los ingresos de MetroGAS,  situación que se vio agravada además por el incremento de los costos de operación y mantenimiento como consecuencia de la considerable inflación registrada desde el último ajuste tarifario de abril 2019 hasta la fecha y que se eleva al 67,96 % según IPIM y 64,31% del  IPC publicados por INDEC”.

En el requerimiento de datos económico-financieros el Enargas le pidió que destaque “al  final de cada trimestre:  Stock de deuda financiera en pesos;  Stock de deuda financiera en moneda extranjera;  Apertura de los préstamos que conforman el stock de deuda financiera en pesos, indicando monto, tasa de interés, y fecha de vencimiento de cada préstamo; y Apertura de los préstamos que conforman el stock de deuda financiera en moneda extranjera, indicando monto, tasa de interés, y fecha de vencimiento de cada préstamo.

También le solicitó un detalle de los pagos realizados durante cada trimestre  en concepto de capital e intereses correspondiente al stock de deuda financiera en pesos y en moneda extranjera, y de nuevos préstamos en pesos y en moneda extranjera obtenidos durante cada trimestre indicando monto, tasa de interés y fecha de vencimiento de cada préstamo.

En forma adicional le requirió a la Licenciataria que “proporcione documentación de respaldo de las decisiones que adoptó sobre su endeudamiento financiero, y su justificación en relación con la garantía de la continuidad de la prestación del servicio público de distribución de gas”.

En la argumentación de MetroGas, -principal distribuidora domiciliaria de gas por redes del país, que tiene por accionista controlante a YPF- se señala que “el  deterioro en la situación económico-financiera de MetroGAS, producto de distintas controversias regulatorias, se vieron agravadas a partir de la entrada en vigencia de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva (Ley  27.541), que dispuso el congelamiento tarifario por un plazo inicial de 180 días, prorrogado por otros 180 días adicionales”.

Y agrega que “a partir del aislamiento dispuesto en la normativa dictada por el Gobierno Nacional, indispensable en el marco de la emergencia causada por la pandemia del COVID 19, se produjo una caída de los volúmenes vendidos y de las cobranzas desde el inicio del aislamiento obligatorio”. “Así y todo, continuamos prestando los servicios con normalidad y también con la obligación de pago de los tributos nacionales y provinciales normales y habituales”.

El ENARGAS respondió a tales argumentos remarcando que la ley marco 24.076 establece que “todos los sujetos activos de la industria del gas natural se encuentran exigidos a operar y mantener sus instalaciones y equipos en forma tal que no constituyan un peligro para la seguridad pública, y a cumplir con los reglamentos y disposiciones del Ente”.

“La Licenciataria debe extremar los medios para cumplir con su obligaciones, no pudiendo una cuestión comercial entre esa Distribuidora y el Productor afectar la normal prestación del servicio licenciado en forma continua y segura”, señaló .

Asimismo, el Ente Regulador puntualizó en su nota de respuesta a la empresa que “Metrogas S.A., a pesar de haber revertido su patrimonio neto negativo a partir de 2017, registró un elevado nivel de endeudamiento en moneda extranjera, vigente desde comienzos de la RTI, lo cual le implicó desembolsos financieros netos por aproximadamente U$ 200 millones y no le permitió cumplir con sus inversiones obligatorias en el segundo año regulatorio respectivo”.

A su vez,  señala el Ente,  “según surge de sus Estados Contables,  la empresa se encuentra refinanciando sus pasivos financieros y convirtiendo su deuda en dólares a deuda en moneda doméstica, proceso que podría haberse iniciado con la entrada en vigencia de la citada RTI, siendo que, en reiteradas ocasiones, este Organismo ha remarcado el riesgo que conlleva aplicar políticas agresivas de endeudamiento en moneda extranjera en contextos financieros caracterizados por la alta volatilidad”.

Por otro lado, agrega, “no deja de llamar la atención lo manifestado por esa Distribuidora respecto de un alegado perjuicio económico financiero derivado de la baja en el porcentaje de cobrabilidad que se habría originado por el Decreto DNU 297/2020 que determinó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y por el Decreto DNU 311/2020 que determinó la prohibición de corte de suministro de gas por redes en los casos allí especificados y conforme la norma estableció”.

Al respecto,  el ENARGAS sostiene en su respuesta girada a la compañía  que “si bien los pagos presenciales tienen alta incidencia en la cobrabilidad de MetroGas S.A., razón por la cual al comienzo del ASPO, cayó al 30% en promedio en las primeras semanas, esto mejoró rápidamente al 24 de abril de este año, subiendo al 64% la cobrabilidad”.

 Y agregó que “a la fecha ha alcanzado el 84%,  y que ya al 29 de mayo la Licenciataria contaba con un 82% de cobrabilidad”. “Mal puede pretender esa Prestadora endilgar el estado de su situación económico financiera al contexto descripto en su presentación”, sostuvo el Ente Regulador.

La nota de respuesta puntualiza que “pretender vincular lo antes expuesto como un factor de no pago a productores no solo resulta ajeno a la realidad, sino que compromete seriamente la prestación del servicio público a su cargo, conforme toda la normativa regulatoria expuesta, siendo, por lo tanto, exclusiva responsabilidad de la Licenciataria cumplir con su Licencia”.

MetroGas  mencionó en su notificación al ENARGAS “el perjuicio económico y financiero que se verían obligada a soportar las empresas distribuidoras de gas como consecuencia de la prohibición de corte del servicio dispuesto por el Decreto 311/2020 y la financiación dispuesta por la Resolución MDP 173/2020 en 30 cuotas de las facturas de gas natural correspondientes a los usuarios que se encuentran en mora en el pago de las mismas”.

La empresa planteó que “pese a los esfuerzos realizados por esta distribuidora, no hemos podido evitar que se produzca el corte de la cadena de pagos a nuestros proveedores, es decir, productores y transportistas, y estaremos cancelando en el último cuatrimestre del corriente año a los productores los montos pendientes de pago por las provisiones de agosto y septiembre de 2019 más los intereses correspondientes, de acuerdo a los compromisos celebrados con esos productores”.

El Ente advirtió a MetroGas que “sus empresas vinculadas no pueden afectar en más o en menos el servicio público que presta la Distribuidora”, y que “si la respuesta de las productoras a su declaración de default puede llegar a afectar el servicio público o el control de la licenciataria el ENARGAS tomará las medidas correspondientes para proteger el servicio público”.

426 views
bookmark icon