Energía aplana aumento de 29 % en tarifas del gas, con costo fiscal de $ 4.500 millones

 -  -  5


El Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) publicará en las próximas horas la resolución que autorizará un aumento acumulado del 29 por ciento en las tarifas del gas, desdoblado en tres cuotas, de 10 por ciento a partir del 1 de abril, 9,1 por ciento en mayo y 7,5 por ciento en junio.

Asimismo, la Secretaría de Energía ratificó su decisión de diferir el cobro de estos incrementos en las facturas de los meses de junio, julio, agosto y setiembre (de mayor consumo por el invierno) para cobrarlos en la facturación de los meses de diciembre, enero, febrero y marzo venideros (de menor consumo estacional), criterio que implica un “aplanamiento” en la facturación del servicio, pero con un costo para el Estado de 4.500 millones de pesos.

La decisión de la cartera a cargo de Gustavo Lopetegui obedece a los objetivos de hacer más digerible el nuevo aumento para los usuarios, y diferir la incidencia del incremento en los índices de inflación de los próximos cuatro meses, en el contexto del año electoral.

El aumento autorizado se calcula semestralmente en base a dos variables: el precio (dolarizado) del gas -que representa aproximadamente el 62 por ciento de la factura-, y el 38 por ciento, que corresponde al transporte y distribución por redes, que se actualiza en base a la variación de precios mayoristas (IPIM).

En esta oportunidad, detalló Energía, la suba de las tarifas resultó del incremento de 26 por ciento registrado por el IPIM entre setiembre y febrero últimos, y un precio del gas de 4,70 dólares por millón de BTU para el mismo período.

Este precio resultó del promedio de la subasta en el mercado electrónico MEGSA que se ubicó en 4,55 dólares (incluido el seguro de cambio para productoras), y del precio promedio (superior a 4,70 dólares) registrado en los contratos de abasto privados, negociados en productores y distribuidores por afuera del mercado electrónico.

Las distribuidoras contrataron vía MEGSA mas del 70 por ciento del volumen de gas en firme que necesitan para el año, y el resto fueron contratos privados. Energía tiene previsto activar nuevas subastas vía MEGSA, pero para compras mensuales.

La forma de aplicación de este ajuste tarifario, se indicó en Energía, implica que las distribuidoras y transportadoras facturarán desde abril los ajustes semestrales correspondientes a esos servicios, en tanto que el Estado otorgará un subsidio puntual a las productoras (por el ajuste del precio del gas que no cobrarán en el invierno) de $ 4.500 millones.

Este subsidio, se detalló en Energía, se desagrega en 2.000 millones de pesos por el no cobro del aumento del precio del gas a los usuarios en el período junio-setiembre, y 2.500 millones de pesos para compensarles los intereses que éstas compañías tienen que afrontar por el costo del financiamiento (créditos) al que deberán recurrir en esos cuatro meses.

De esta manera, el aumento tarifario acumulado de 29 por ciento impactará plenamente y se reflejará en las facturas por los consumos desde octubre, y además en las facturas del período diciembre-marzo se agregará el cobro de los montos diferidos durante el invierno, que totalizan 22 por ciento.

Desde Energía se puntualizó que “el 22% del consumo de gas natural de los 4 meses de más frío se va a traspasar a los 4 meses de verano, aplanando de esta forma la factura, y el Estado se hará cargo de los intereses por ese diferimiento estacional”.

Asimismo, Energía decidió que “a partir de junio, se comenzará a facturar el consumo de manera mensual, en vez de bimestral”.

A modo de ejemplo, y en cuanto al impacto del diferimiento en la factura (junio, julio, agosto, setiembre) para un usuario residencial R1 (consumo bajo) totalizará 875 pesos, que deberán pagarse a razón de 219 pesos mensuales entre diciembre y marzo.

Para un usuario residencial de consumo medio (R2), el monto cuatrimestral diferido totalizará 1.663 pesos, a pagar en los cuatro meses del lapso diciembre-marzo, a razón de 416 pesos mensuales.

El usuario residencial de consumo alto (R3) sumará un diferimiento de 3.859 pesos, que deberá pagar en el verano en cuatro veces de 965 pesos cada mes.

  En cuanto a las tarifas del suministro de gas para los hogares vulnerables, Energía señaló que “continuará vigente la tarifa social, que representa más de 35 % de descuento en las facturas”. Y se indicó que el gobierno “ampliará el descuento que hoy existe para las entidades de bien público, que alcanzará a  30 % en la factura de gas durante todo el año”. 

5 recommended
98 views
bookmark icon