Downstream

Rigen nuevos precios para los combustibles, con aumento promedio país de 3,5 por ciento

• Bookmarks: 44


Compartir

Las naftas y gasoils que se comercializan en estaciones de servicio de todo el país registraron un aumento promedio de 3,5 por ciento, indicaron fuentes de las empresas del rubro.

El ajuste a la suba obedece a la actualización parcial de los impuestos a los combustibles líquidos (ICL) y al dióxido de carbono (CO2), a la incidencia de los precios de los biocombustibles (biodiesel, bioetanol) que se utilizan para la mezcla con los hidrocarburos, a la compensación por la devaluación mensual del peso en relación al dólar, y a la variación del precio internacional del crudo de referencia (Brent).

A modo de referencia, en estaciones de servicio de la marca YPF (la de mayor participación en el mercado local) ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires el litro de la Nafta Súper pasó a costar $ 905; la Nafta Infinia (premium) $ 1.117; el Diesel 500 cuesta $ 940, y el Infinia Diesel $ 1.196.

En estaciones de la marca Shell en CABA precios de referencia ubican al litro de Nafta Súper en $ 944; la VPower Nafta en $ 1.102; el Diesel Evolution en $ 1.025, y el VP Diesel en 1.228 pesos.

En el caso de las estaciones de servicio con la marca AXION en CABA la Nafta Súper se ubica en $ 989 el litro; la Nafta Quantium en $ 1.190, y el litro de Quantium Diesel en $ 1.279. Estos precios podrían registrar cierta leve variación según la zona de ubicación de las estaciones expendedoras en la Ciudad.

Cabe referir que, en general, los precios de los combustibles suelen ser superiores a los de CABA en otras grandes ciudades de provincias, de acuerdo con la evaluación de cada empresa refinadora y/o comercializadora. Las tres empresas mencionadas, sumadas, comercializan mas del 85 por ciento del total país.

El 28 de mayo el gobierno nacional decidió, a través del decreto 466/2024, un incremento a partir del 1 de junio en los montos de los impuestos sobre los combustibles líquidos (ICL), y al dióxido de carbono (CO2), retomando así las actualizaciones periódicas de estos gravámenes, tras haberlas suspendido en mayo para contener la inflación.

Esta actualización impositiva representa un ingreso importante para el fisco. Se trata, en parte, de ajustes impositivos que no habían sido aplicados en el último tramo del gobierno anterior. Por ello, las actualizaciones ahora dispuestas corresponden a lo no aplicado en el cuarto trimestre calendario del 2023, y también al primer trimestre calendario del 2024.

Un cuadro publicado en el Decreto 466 detalla que los montos de impuesto se incrementan en junio en: $ 10,121 el ICL sobre las naftas y $ 8,245 el ICL sobre el gasoil. Tiene una suba diferencial de $ 4,464 el impuesto cuando se destine al consumo en el área de las provincias patagónicas, el Partido de Patagones de la Provincia de Buenos Aires, y el Departamento de Malargüe de la Provincia de Mendoza.

Asimismo, el incremento al Impuesto al Dióxido de Carbono fue de $ 0,619 para las naftas y de $ 0,935 para el gasoil. El resto de la suba de precios corresponde a los otros factores descriptos.


Compartir
226 views
bookmark icon