Downstream

Refinadoras dicen que abasto de combustibles se normalizará en próximos días. Energía autorizó su importación

• Bookmarks: 38


Compartir

por Santiago Magrone

Las principales empresas refinadoras y comercializadoras de combustibles líquidos en el mercado local emitieron en el fin de semana un comunicado conjunto haciendo referencia a la situación actual de abastecimiento del sistema de expendio de combustibles, indicando que "se irá normalizando en los próximos días". Al respecto señalaron que el referido sistema "ha experimentado una serie de eventos que lo ha exigido al límite de su capacidad".

Entre estos eventos, mencionaron "niveles extraordinarios de demanda, especialmente en los últimos 15 días -fin de semana largo, elecciones- donde se produce un pico de movilidad de personas, y el inicio de la siembra agrícola".

Asimismo señalaron como factor "una dependencia mayor a la habitual de importaciones de combustibles por paradas programadas en algunas refinerías, y más recientemente, una sobredemanda generada por una expectativa de desabastecimiento".

YPF, Axion, Raízen (Shell) y Trafigura aseveraron que "la infraestructura de producción y suministro de combustibles de la Argentina es robusta. Argentina produce petróleo crudo y biocombustibles en gran cantidad y tiene un parque refinador que alcanza para producir más del 80 % de la demanda doméstica de naftas y diesel. Lo demás se importa, en mayor o menor medida, al ritmo de la actividad agrícola".

"Hoy el sistema funciona con producción y transporte récord de crudo, refinerías a
máxima carga -salvo dos que se encuentran transitando procesos de paradas técnicas totales o parciales por obras de ampliación y mantenimiento -lo cual es
absolutamente habitual y necesario en nuestra actividad para el resguardo de
personas, activos, calidad y volumen del producto", describieron.

"El crudo va a seguir fluyendo, las refinerías procesando, las importaciones entrando al país y la estructura logística se irá normalizando para el abastecimiento, considerando la gran dispersión geográfica del país", puntualizaron.

Al borde del fin de mes la secretaria de Energía, Flavia Royon, recibió el viernes 27 a los directivos de las principales operadoras de combustibles para analizar la situación en materia de producción y abasto de naftas y gasoils al mercado interno, que presenta problemas en relación a la demanda de los usuarios.

En lo inmediato, la Secretaría acordó con las empresas del rubro la importación de 10 barcos cargados de combustibles.

Estuvieron presentes en esa reunión Pablo González (YPF), Martín Urdapilleta (Trafigura-Puma), Marcos Bulgheroni (PAE-Axion) y Andrés Cavallari (Raízen-Shell).

En agosto último el ministerio de Economía convino con estas principales empresas mantener los precios hasta el 31 de octubre, pero ya en la última semana realizaron leves modificaciones (entre el 3 y el 5 por ciento) que no compensan la evolución de costos y de la inflación registrada en los últimos meses.

Por ello se espera alguna medida desde Economía para una actualización al menos parcial de estos precios en noviembre.

Mientras tanto, Energía puntualizó que durante el encuentro se planteó que la demanda "registró un aumento de hasta el 15 por ciento respecto al mismo período del 2022".

Los argumentos planteados por las empresas se resumieron luego en el comunicado oficial que emitieron las compañías: "la mayor demanda debido a la actividad turística en todo el país. La mayor actividad registrada en el sector agropecuario, y además consumos inusuales en varias provincias, alentado por la expectativa de una devaluación".

Además de la importación de combustibles por el equivalente a la carga de 10 barcos tanqueros, Energía describió que "Se van a terminar las paradas técnicas (de alguna refinadora) en los próximos 10 días y se aumentará la capacidad de refino de las principales plantas del país". "En los próximos días se solucionarán los faltantes", se indicó.

También, que "hubo récord de procesamiento en Raízen (Shell), así como altos niveles de utilización de la capacidad de refino en otras plantas el país". Tales los casos de YPF y de Axion.

Energía manifestó que procura "llevar tranquilidad a la población de que no habrá desabastecimiento, y desalentar maniobras especulativas".

Tras el encuentro con las operadoras petroleras, la Secretaria Royon se reunió con representantes de los gremios que nuclean a trabajadores de Estaciones de Servicio.

En tanto, los empresarios de estaciones de servicio de todo el país nucleados en la CECHA emitieron el mismo viernes un comunicado haciendo hincapié en "los crecientes problemas en la provisión de combustibles por parte de todas las compañías petroleras".

Fue poco antes de disponerse como paliativo la importación de un volumen equivalente a la carga de 10 barcos.

Al respecto, ese día puntualizaron que "En los últimos tiempos se vienen profundizando los problemas de abastecimiento en las redes de estaciones de servicio de todas las petroleras. Lo que se inició con quiebres dispersos de stock en regiones o zonas puntuales, se ha ido generalizando, generando zozobra en nuestra actividad y complicaciones a los consumidores", añadieron.

La dinámica de los acontecimientos derivó en el fin de semana hacia la llegada de los primeros barcos con carga de combustibles y la paulatina provisión a las redes de estaciones de servicio.

Al respecto, ya el sabado CECHA comunicó que "venimos interactuando con las autoridades del Gobierno y las petroleras, instando a la normalización del expendio en la totalidad de las estaciones de redes abanderadas".

Energía activó la importación del combustible, y el mismo sábado concretó la descarga de las primeras dos de las aludidas embarcaciones. "Se encuentra ya en curso, la fase logística de su correspondiente distribución", se indicó.

CECHA sostuvo que "entendemos, de acuerdo a las previsiones del Gobierno y las petroleras, que esta situación tenderá a solucionarse progresivamente en los próximos días".

Por ello exhortó "en el marco de la responsabilidad social que institucionalmente nos compete: a todos nuestros operadores; a los actores económicos, demás formadores de opinión; y en especial a la ciudadanía, a mantener la paz social en nuestras estaciones, evitando generar una catarsis colectiva, que solo redundaría en una mayor presión sobre los surtidores, dilatando el proceso de normalización del sistema de expendio".


Compartir
636 views
bookmark icon