INTERNACIONALES

Menos gas, más carbón en Alemania

• Bookmarks: 3


En los años 70 el gobierno alemán se había propuesto reducir el uso del carbón. Las sucesivas crisis del petróleo obligaron a posponer las metas previstas para los 90. Con la llegada de los socialdemócratas en coalición con los verdes y liberales el objetivo era abandonarlo en 2030. La escasez de gas por el conflicto ruso-ucraniano obligó a echar mano con mayor intensidad al carbón. El gobierno alemán anunció este domingo medidas adicionales para reducir la cantidad de gas que se emplea para generar electricidad y en la industria, entre ellas el uso del carbón, con el fin de acelerar el llenado de los depósitos de reserva ante la restricción del suministro de gas ruso.

El ministro de Economía y Energía, el verde Robert Habeck, declaró que la seguridad del abastecimiento está en estos momentos “garantizada” y que los depósitos se siguen llenando, aunque a precios elevados, según un comunicado difundido a los medios.

No obstante, advirtió de que la situación es “seria” y de que el consumo de gas tiene que reducirse “aún más” ya que de lo contrario “en el invierno habrá verdaderas estrecheces”.

La primera de estas medidas pasa por reducir el volumen de gas que se emplea para generar electricidad y usar en su lugar carbón, destacó el comunicado, que cifró en un 15 % el porcentaje de la electricidad producida con gas en 2021 en Alemania.

Para ello, se reacondicionará la red de centrales carboneras que forman parte de la reserva eléctrica para que puedan activarse “a corto plazo”, algo que según Habeck ocurrirá tan pronto como la correspondiente ley supere el trámite parlamentario.

La segunda medida anunciada consiste en poner en marcha, ya a partir de este verano, un sistema para subastar el gas empleado en la industria y así crear incentivos para el ahorro.

El mecanismo, desarrollado por el Ministerio de Economía, la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzagentur) y el coordinador del área de mercado del gas en Alemania, Trading Hub Europe (THE), compensará a las compañías que pongan gas a disposición del mercado en situaciones de escasez.

Por último, para acelerar el llenado de los depósitos, el Gobierno otorgará a THE créditos adicionales que le den liquidez para comprar gas y avanzar con relleno de la reserva.

Según una ley que entró en vigor el pasado 30 de abril, si los usuarios de los depósitos no actúan para completar los volúmenes que les corresponden, estos pasan a estar bajo el control de THE, como responsable de garantizar el equilibrio de la red de gas.

De acuerdo con las nuevas normas aprobadas tras el inicio de la guerra de Ucrania, los depósitos alemanes deben estar llenos en un 65% hasta el 1 de agosto, en un 80 % hasta el 1 de octubre y en un 90 % el 1 de diciembre.

Esta semana, la empresa estatal rusa Gazprom redujo en un 60 % el flujo de gas suministrado a Alemania a través del gasoducto Nord Stream, oficialmente debido a problemas técnicos relacionados con las sanciones contra Rusia.

3 recommended
55 views
bookmark icon