Presionadas por Nación y la campaña electoral las provincias asumen las deudas con Cammesa

 -  -  4


Presionadas por la Casa Rosada y en medio de las campañas electorales donde se juegan la continuidad en el poder, varias administraciones provinciales decidieron hacerse cargo de las millonarias deudas que arrastran las distribuidoras y cooperativas eléctricas con la CAMMESA, la administradora del mercado eléctrico nacional.

Escribe Antonio Rossi

Las facturas impagas de las operadoras estatales y privadas del servicio eléctrico del interior por la energía que tomaron del sistema nacional en los últimos años superan los 23.000 millones de pesos.

Luego de numerosas intimaciones y planes de pagos incumplidos, los funcionarios nacionales que comandan la CAMMESA resolvieron usar carta extrema que tienen disponible para cobrarle a las empresas morosas: la aplicación de cortes crecientes de suministro que afectan a todos los usuarios de las compañías eléctricas en falta.

Tras la puesta en marcha de los procedimientos de cortes, los gobiernos provinciales tomaron cartas en el asunto y comenzaron a negociar directamente con la Nación alternativas de pago para no quedarse sin energía eléctrica en medio de las campañas electorales.

La salida más novedosa —que ya es seguida con atención en otras provincias— la adoptó la gobernación de Chubut que pilotea Mariano Arcioni.

Consiste en un esquema a tres bandas donde la provincia asume las deudas con la CAMMESA, cancela las sumas impagas con recursos coparticipables y recupera lo pagado con MWh que las cooperativas eléctricas deberán descontar de los futuros consumos que tengan ministerios y organismos públicos.

La solución quedó plasmada en un proyecto de ley enviado al Congreso provincial y cuyos puntos principales son los siguientes:

—Dispone una negociación directa con la CAMMESA “con el objeto de analizar, establecer y consolidar las deudas que mantienen las distintas Cooperativas de Servicios Públicos”.

—Aprueba en el marco de la ley provincial de emergencia de los servicios públicos “la negociación y pago de la deuda superior a los 3.600 millones de pesos que mantienen las cooperativas con CAMMESA”.

—Autoriza al Poder Ejecutivo a negociar con el ministerio de Economía de la Nación, los Bonos de Nación Argentina para el Consenso Fiscal que asciende al 30 de abril de 2019 a más de 1.131 millones de pesos y a gestionar ante el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP) el otorgamiento de un préstamo de hasta un máximo de 3.600 millones de pesos cuyo destino será la cancelación de la deuda que mantienen las cooperativas con la CAMMESA”.

—Las deudas que pagará la provincia son las correspondientes al período enero 2016/enero 2019 que han acumulado las cooperativas de Comodoro Rivadavia (1.300 millones pesos), Sarmiento (316 millones de pesos), Trelew (1.246 millones), Rawson (358 millones), Puerto Madryn (289 millones) y 16 de Octubre (76 millones de pesos).

—A su vez las cooperativas saldarán las deudas asumidas por el gobierno provincial mediante una doble compensación. Por un lado, descontarán boletas atrasadas de organismos públicos. Y por otro lado, devolverán los importes restantes convertidos en MWh de consumo para entes y dependencias estatales hasta cubrir el total de las sumas en juego.

—Además y con el fin de evitar una desactualización en los ingresos de las cooperativas, el proyecto establece que los municipios que son concedentes del servicio deberán asegurar la aprobación de cuadros tarifarios que contemplen el costo real de distribución eléctrica.

En tanto, en la lista de las restantes provincias que acordaron o van camino a sellar acuerdos con las autoridades nacionales para asumir las deudas de las empresas eléctricas también aparecen Río Negro, San Juan, Misiones, Corrientes, Chaco, Neuquen y Mendoza.

En el caso de Chaco, el gobierno de Domingo Peppo asumió una deuda de 6.200 millones de pesos de la eléctrica estatal y ya transfirió dos pagos por 5.000 millones de pesos con recursos de la coparticipación federal. El resto lo cancelará con la liquidación de un bono que la provincia había recibido de la Nación.

Tanto Misiones (cuya empresa provincial adeuda alrededor de 4.000 millones de pesos), como Corrientes (donde la distribuidora estatal debe 5.000 millones de pesos) se sentaron a negociar con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio y el Secretario de Energía, Gustavo Lopetegui para afrontar las deudas eléctricas con un plan de pago atado al ingreso de las regalías hídricas de Yacyretá.

Con Neuquen se plantea una situación muy particular. El Ente Provincial de Energía de Neuquén (EPEN) en su rol de “distribuidor eléctrico” está al día. Pero como “proveedor mayorista” de la energía que toma del sistema nacional para las cooperativas de Plottier, Cutral Co y Zapala figura en la lista de deudores. Es porque las cooperativas arrastran varias facturas impagas del año pasado que ya han avisado que no pueden afrontar.

En el caso de Río Negro, la Nación pretende que la provincia haga frente a la deuda de casi 3.000 millones de pesos acumulada por la distribuidora privada EDERSA que controla el grupo Neuss.

Lopetegui salió en auxilio de la distribuidora de Neuss y aprobó la contratación de una consultora privada para que analice si es cierto que la empresa no tiene los suficientes ingresos tarifarios para hacer frente al pago de la energía. De esa manera dio por válido el argumento de EDERSA de que no puede pagar porque la provincia no le autorizó todos los aumentos de tarifas que había solicitado.

Por el lado de la empresa EDEMSA (la distribuidora eléctrica de Mendoza que está en manos del grupo Vila-Manzano) existe una deuda judicializada que supera los 2.600 millones de pesos. Hace dos meses, los abogados de CAMMESA lograron que la Cámara Federal de Mendoza –tras declarar la “incompetencia” de los tribunales locales– proceda a girar el caso a la Justicia Civil de la Ciudad de Buenos Aires. Mientras se sustancia un nuevo juicio que promete ir para largo, la eléctrica mendocina sigue sin pagar la totalidad de la energía que toma del sistema nacional.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, el problema se concentra en seis cooperativas del interior que arrastran deudas por casi 700 millones de pesos.

La situación más crítica se registra con la Cooperativa Eléctrica de Villa Gesell (Cevige) que debe 273 millones de pesos. En marzo estuvo al borde de ser sancionada por CAMMESA con cortes parciales y crecientes de suministro.

Pero con una negociación a último momento logró retrasar ese “castigo” hasta junio a la espera de una solución. Las restantes cooperativas vienen reclamando, hasta ahora sin suerte, la intervención de la gobernadora María Eugenia Vidal para que interceda ante la Nación.

4 recommended
184 views
bookmark icon
error: Contenido protegido