INTERNACIONALES

Si el petróleo desapareciera...

• Bookmarks: 63


Compartir

Por Haitham Al Ghais *

Si el petróleo desapareciera mañana, no habría más combustible para aviones, gasolina o diésel. Los automóviles, ómnibus, camiones, camionetas y colectivos con motores de combustión interna quedarían varados. Los aviones propulsados por combustible de aviación no podrían volar. El transporte de carga y de pasajeros por ferrocarril impulsado por diésel se detendría. Las personas no podrían ir al trabajo; los niños no podrían ir a la escuela. La industria naviera, que transporta tanto carga como pasajeros, se vería devastada.

No tendría sentido llamar a los servicios de emergencia. La mayoría de las ambulancias, camiones de bomberos, patrulleros, helicópteros de rescate y otros vehículos de emergencia estarían inmovilizados. La mayoría de los teléfonos y computadoras también desaparecerían, ya que sus componentes de plástico derivan del petróleo, por lo que de todas formas sería difícil encontrar una forma de comunicarse con los servicios de emergencia.

El sector de la construcción se detendría, ya que los vehículos impulsados por diésel quedarían varados: excavadoras, topadoras, camiones volcadores, grúas, mezcladoras de cemento, compactadoras y cargadoras permanecerían inmóviles. No se podrían construir nuevas viviendas o edificios ni recibir trabajos de mantenimiento vital.

Si el petróleo desapareciera mañana, los productos derivados del petróleo también desaparecerían. Esto impactaría en la producción de vehículos eléctricos (VE). Además de la interrupción de las cadenas de suministro, la estructura de las baterías de iones de litio se vería afectada. Una batería de iones de litio tiene cuatro partes: un ánodo, un cátodo, un electrolito y un separador. Los separadores son membranas microporosas fabricadas típicamente con polietileno o polipropileno, productos derivados del petróleo. El caucho sintético derivado del petróleo utilizado en neumáticos de automóviles y bicicletas dejaría de existir.

Si el petróleo desapareciera mañana, la producción de alimentos se vería devastada. Muchos de los vehículos necesarios en la agricultura, como tractores, segadoras, cosechadoras, empacadoras, pulverizadores y sembradoras, dejarían de funcionar. Los envases de alimentos necesarios para el almacenamiento y la conservación no estarían disponibles. La coquización del petróleo, un subproducto en la refinación del petróleo, se utiliza como materia prima en la fabricación de fertilizantes sintéticos, que son importantes para aumentar los rendimientos de los cultivos. Probablemente se producirían escaseces de alimentos y sus impactos derivados.

Si el petróleo desapareciera mañana, sería catastrófico para los servicios de salud en todas partes. El personal carecería de movilidad y los suministros esenciales quedarían varados. Más allá del transporte, el petróleo es una materia prima esencial para los productos farmacéuticos, plásticos y suministros médicos.

Guantes de látex, tubos médicos, jeringas médicas, adhesivos, algunas vendas, desinfectantes, desinfectantes de manos, agentes de limpieza, prótesis, válvulas cardíacas artificiales, máscaras de reanimación, estetoscopios, escáneres de resonancia magnética, plumas de insulina, bolsas de infusión, envases de medicamentos, mascarillas faciales y equipo de protección personal están en gran medida derivados de productos derivados del petróleo. El equipo utilizado en la investigación médica, como microscopios, tubos de ensayo y anteojos, generalmente contiene componentes derivados del petróleo.

La síntesis química que crea la aspirina comienza con el benceno, que se deriva del petróleo. El benceno se convierte en fenol, que a su vez se convierte en ácido salicílico. Este último se transforma en ácido acetilsalicílico, conocido mundialmente como aspirina.

Es difícil concebir un hospital moderno sin esta gama de productos esenciales derivados del petróleo.

Si el petróleo desapareciera mañana, la industria de las energías renovables se vería afectada. La fibra de vidrio, resina o plástico necesarios para la construcción de la mayoría de los aerogeneradores desaparecerían. El etileno utilizado en la producción de paneles solares desaparecería. La mayoría de los vehículos de minería, como camiones grandes, plataformas de perforación rotativas y perforadoras de roca, necesarios para extraer los minerales críticos sobre los cuales depende la producción de plantas fotovoltaicas solares, parques eólicos y VE, quedarían inmovilizados.

Si el petróleo desapareciera mañana, los hogares se transformarían hasta quedar irreconocibles.

Existe la posibilidad de que los tejados no sean eficientes, por ejemplo, si el asfalto  fuera un producto clave para la impermeabilización. Otros materiales utilizados en el aislamiento de viviendas desaparecerían. Si dependiera del combustible de calefacción para mantenerse caliente, eso desaparecería. El suelo de linóleo y los azulejos se verían afectados. Pintar las paredes sería un desafío. Es probable que los muebles, almohadas, alfombras, cortinas, platos, tazas y sartenes antiadherentes también estén fabricados con productos derivados del petróleo.

Sería un desafío mantener la limpieza o mantener limpios los hogares, si el petróleo desapareciera mañana. Los detergentes para la ropa y los platos suelen derivarse de productos derivados del petróleo. El jabón, la pasta dental, la crema para manos, el desodorante, el champú, la crema de afeitar, los anteojos, las lentes de contacto, los peines, los cepillos; todos normalmente contienen productos derivados del petróleo.

Sería un desafío llegar a cualquier lugar, ya que el asfalto que pavimenta las carreteras y aceras desaparecería.

Si el petróleo desapareciera mañana, se perderían millones de empleos. Los ingresos fiscales se agotarían. La producción industrial se contraería. El crecimiento económico se revertiría. La situación de los más afectados por el costo del combustible empeoraría.

Ni siquiera esta es la lista completa de todo lo que se vería afectado en un escenario tan impensable.

Sin embargo, a pesar de estas realidades, hay llamados que dicen 'Simplemente detengan el petróleo', 'Manténganlo en el suelo' o 'no inviertan en nuevos proyectos de petróleo y gas'.

Por supuesto, todos queremos ver reducidas las emisiones de gases de efecto invernadero. La OPEP cree que las soluciones tecnológicas y las mejoras en la eficiencia pueden desempeñar un papel vital. La industria petrolera ya es proactiva en este sentido.

Debemos ser cautelosos de poner en peligro el presente en nombre de salvar el futuro. Es importante que todos comprendamos plenamente los inmensos beneficios que el petróleo y los productos derivados del petróleo continúan brindando a las personas y naciones de todo el mundo.

* Secretario General de la OPEP


Compartir
362 views
bookmark icon