Transportistas: sólo podrán ajustar un 19,7%

 -  -  2


Autorizarán a distribuidoras y transportistas trasladar sólo un poco más de la mitad de la inflación mayorista registrada entre marzo y agosto. Habían solicitado alzas del 30%.

En la negociación para definir las tarifas de gas que regirán desde este lunes, todas las partes deberán ceder algo: según fuentes calificadas del sector, el Gobierno no autorizará a las transportistas y distribuidoras a recomponer sus ingresos de acuerdo a la inflación mayorista de los últimos seis meses, que fue de 30,5%.

En su lugar, habilitará trasladar un 19,67%. Ya a las productoras le habían hecho resignar entre 20% y 30% en dólares de lo que pretendían cobrar. Y ahora el Gobierno tiene la necesidad acotar el aumento final a los usuarios residenciales a no más del 30%.

En el Boletín Oficial de mañana se publicarán los nuevos cuadros tarifarios para las empresas transportistas (Transportadora de Gas del Sur y Transportadora de Gas del Norte), mientras que los precios que regirán desde el 1° de octubre para las distribuidoras (Metrogas, Naturgy -ex Gas BAN- y Camuzzi, entre otras) se oficializarían en los primeros días de la semana próxima. “Venimos demorados porque no podemos obtener un acuerdo con las compañías”, justificó una fuente del Gobierno.

En Hacienda ratificaron que el Presupuesto no cambia, aunque admiten que podría caer más la economía. Analistas recalculan proyecciones

Por la necesidad fiscal, bajan subsidios a la demanda, recortan tarifa social y no premiarán al ahorro.

“La idea es llegar a un 30% de incremento final a los hogares en relación a abril, posiblemente con un 10% más en enero”, comentaron desde una distribuidora. La suba que tendría lugar en el inicio de 2019 se corresponde con el traspaso a los usuarios de las Diferencias Diarias Acumuladas (DDA), que se originaron con la devaluación.

A fines de 2017, las productoras y distribuidoras de gas pactaron comercializar el fluido a $ 20,345 por dólar, a un promedio de u$s 4,68 por millón de BTU en la materia prima; como las últimas tienen sus ingresos en pesos y los costos dolarizados, desde junio que no pueden hacer frente a los pagos a las petroleras, y acumulan deuda por unos $ 1.000 millones. Eso es lo que trasladarán a los usuarios, aunque el recupero será en 24 meses.

Los entes reguladores moderaron la recomposición de ingresos de las distribuidoras. Así como ahorala Secretaría de Energía trabaja para eso con el Enargas, hace dos meses fue con el Enre, que finalmente trasladó a los usuarios de Edenor y Edesur apenas la mitad de la inflación mayorista registrada en el primer semestre y postergó el resto al siguiente ajuste, que será en febrero.

Ahora, las distribuidoras y transportistas de gas reclamaban trasladar también el 30% de la inflación mayorista que hubo entre marzo y agosto de este año a la boleta final, que es aproximadamente un 40% en la factura sin impuestos, pero como hubo una diferencia significativa con los otros indicadores de la economía, el IPIM se ponderó con otros para achicar el impacto.

Menos tarifa social y sin premio al ahorro

Por otra parte, Iguacel decidió, mediante la Resolución 14° de su Secretaría, recortar la tarifa social y eliminar las bonificaciones por ahorro de consumo que regían desde la gestión de su antecesor, Juan José Aranguren, como una forma de contener las tarifas. Según los cálculos que realizó el Ministerio de Hacienda, esto le permitirá al Estado ahorrar unos $ 2.350 millones (poco más de u$s 50 millones) en el ejercicio presupuestario de 2019 enviado al Congreso.

Asimismo, el Gobierno también bajará subsidios a la demanda de gas natural de los usuarios residenciales de la Patagonia, la Puna y la ciudad mendocina de Malargüe (zonas con baja temperatura, habitualmente), como una forma de acelerar un esquema originalmente planteado para 2022, que implica acercar los precios que pagan los hogares a los del resto del país.

La semana que viene Iguacel explicará los efectos de esta medida y los nuevos precios que regirán entre octubre y marzo de 2019. Ayer la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, dijo que los beneficios de la tarifa social se mantendrán inalterados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Cronista
2 recommended
142 views
bookmark icon