Enarsa, compra más barato

11


La empresa Energía Argentina S.A (Enarsa) que el resultado de la nueva licitación de remolcadores de los barcos de GNL para los puertos regasificadores de Bahía Blanca y Escobar permitirá, a través de dos nuevas empresas adjudicatarias, un ahorro de hasta el 37 por ciento a partir del mes próximo y hasta fines de 2018, respecto a las contrataciones vigentes en 2017.

Así lo presentó el presidente de Enarsa, Hugo Balboa, durante una rueda de prensa en la que informó el resultado del proceso licitatorio que permitió adjudicar la tarea de remolque de los buques a las empresas Madero Amarres, para el caso de Bahía Blanca, e Inversora Marítima Argentina para el de Escobar, que será publicado en el Boletín Oficial la semana próxima.

A partir del concurso público resuelto este mes, Enarsa obtuvo para el remolque de los buques que arriben al puerto de Bahía Blanca, entre octubre y diciembre de 2018, una tarifa de 118.772 dólares por parte de la empresa Madero Amarres y de 144.900 dólares de Inversiones Marítimas Argentinas para Escobar.
De esta manera, Balboa precisó que, si se toman en cuenta 28 buques anuales en Bahía Blanca y 49 buques en Escobar (el total descargado en 2016), en el período 2017/2018 se deberán erogar 10,4 millones de dólares, es decir seis millones o 37% menos respecto a 2016/2017.

El ahorro es superior, aún, en el caso de contrastar 2017 con 2015 cuando el gasto -por similar estimación de cargamentos- fue de 25,2 millones de dólares, lo que representa una reducción de 16,2 millones de dólares o el 61%.

Balboa también ratificó que Enarsa concretó este año la compra de 69 cargamentos de Gas Natural Licuado (GNL) y si bien registró un incremento interanual en el precio por millón de BTU del 6 por ciento, ese aumento resultó hasta cuatro veces inferior de los valores de referencia internacional.

Para hacer frente al pico de la demanda de gas durante los tres meses de invierno (junio, julio y agosto) se contrataron hasta el momento 69 cargamentos de GNL, por un total de 965 millones de dólares, de los cuales dos serían reprogramados para el año próximo, es decir diez embarques menos de lo registrado en todo 2016, que demandaron un total de 991 millones de dólares.

Un invierno más benévolo y un cambio en la metodología de compras permitió este año reducir las importaciones respecto a los últimos dos años, ya que durante el período anterior se importaron 79 cargamentos de GNL, y otros 89 en 2015, precisaron desde Enarsa.

En cuanto a los costos, el balance 2017 permitió precisar que el precio promedio del GNL que llegó a las regasificadoras de Escobar y del Puerto de Bahía Blanca este año fue de 5,75 dólares por millón de BTU, un 6% más que los 5,44 dólares promediados en 2016.

Pero mientras el costo que afrontó el país este invierno por el gas que ingresó por los buques de GNL fue un 6% superior al año anterior, el mismo es muy inferior al incremento del 24% del Henry Hub (el precio de referencia internacional para los contratos de gas natural) y de la suba del 18% del barril de petróleo Brent.
En los resultados de 2016, en tanto, la variación de precios había registrado una caída del 49 por ciento respecto a 2015, a pesar de que la referencia del Henry Hub bajó 4% y el Brent 17%.

Argentina comenzó a importar gas natural licuado en 2008 porque la producción nacional no alcanzaba para abastecer la demanda, y su precio tuvo picos en 2013 de hasta 16 dólares por MBTU.

Como parte del cambio de metodología, después de cuatro años, Enarsa decidió desde enero terminar con la intermediación de YPF para importar gas natural licuado y asumir la contratación directa de los cargamentos en reemplazo de la compañía que operaba como trader comercial de los barcos que llegan a las terminales regasificadoras de Bahía Blanca y Escobar.

11 recommended
143 views
bookmark icon