Shell inauguró un sistema de Producción Temprana en Neuquén

42


“Estamos invirtiendo 118 millones en Vaca Muerta  monto que integra más de un total de 300 millones de dólares  tanto en upstream como downstream. Estamos en los comienzos aquí y con  tiempo y éxito  las inversiones  se incrementarán siempre que desarrollemos más recursos, con más instalaciones” dijo Greg Guidry, vicepresidente de No Convencionales de Shell momentos antes de dar por inaugurada la nueva planta separadora que la compañía levantó en Sierras Blancas, Cruz de Lorena Neuquén. El socio de la angloholandesa en el emprendimiento del EPF es G&P de propiedad del estado neuquino

Se trata de una planta de separación de petróleo, gas y agua que tiene capacidad para procesar 10 mil barriles por día. Actualmente, se encuentra en fase exploratoria y  recibe la producción de ductos provenientes de Sierras Blancas y Cruz de Lorena, trabaja con unos 2.500 barriles diarios de petróleo.

La planta consolidará la producción de tres de los bloques adyacentes operados por Shell: Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste. Recibe la producción de los pozos de estos bloques, procesando el petróleo y el gas para dejarlos en la especificación necesaria para su posterior comercialización.

Este Sistema es parte de las inversiones de Shell en Vaca Muerta. El Gobernador de la Provincia del Neuquén, Omar Gutiérrez, representantes de la empresa Gas y Petróleo del Neuquén (socio en las operaciones) y autoridades de gobierno, participaron de la ceremonia de corte de cinta junto Andy Brown, Director de Upstream del Grupo Shell, Teófilo Lacroze, Presidente de Shell Argentina y otros representantes globales y locales de la compañía.

Teófilo Lacroze aseguró que el nuevo sistema representa “un hito fundamental en los más de 100 años de actividades ininterrumpidas de Shell” en la Argentina, porque la intención de la empresa es aumentar su producción mientras continúa analizando “posibilidades para sumar nuevas posiciones que agreguen valor a nuestro portafolio de no convencionales”.

Lacroze dijo que espera que la planta esté al 100% para 2018. El directivo destacó que los resultados de estos proyectos son muy prometedores y cuando la producción comience, esta flamante planta también quedará chica: necesitarán, al menos, procesar 60 mil barriles diarios.

Por su parte, Andy Brown, titular de Upstream a nivel mundial fue más específico en los aspectos técnicos: “las petroleras están más focalizadas en el punto muerto de desarrollo, el costo capital y ganancia.

Y en América del norte, en lugares como fox creek seobtiene un costo inferior a los u$s 40.

De modo que nuestra ambición en Neuquén es conseguir un costo que pueda competir con ellos”. “Puedo asegurar que con las mejores condiciones de esta región nos acercamos a esos niveles, Aspiramos llegar a un punto muerto menor a u$s 40 aunque todavía falte alcanzarlo.” ¿Cuándo será? no lo sabemos aún.

Pero el potencial es claro. Con suerte en un par de años estaremos en condiciones de comunicarlo y sobre cuántos pozos tenemos a un costo menor a los u$s 40.

Brown dijo también que “lleva mucho tiempo alcanzar la meta deseable como la que tienen los Estados Unidos para desarrollar los recursos no convencionales, sobre todo porque se trata de un área grande. Miles de kilómetros cuadrados lo que significa que toma mucho tiempo apreciar y conocer donde hay que perforar. Una vez conseguido hay que construir facilites. No sólo como la que acabamos de construir, sino más grandes.

Esto lleva tiempo. Hay que importar maquinaria y hoy toma mucho tiempo tener maquinaria en funcionamiento.

Este proceso lleva años para generar el envión y lograr ese nivel de actividad. Pero si las condiciones son correctas, si los costos cumplen nuestras expectativas y si el Gobierno continúa dándonos apoyo esta será una realidad como lo ha sido por 82 año

42 recommended
423 views
bookmark icon