INTERNACIONALES

Un nuevo reactor nuclear comenzó a funcionar en Estados Unidos

• Bookmarks: 15


Compartir

Entró en funcionamiento en EE.UU el primer reactor nuclear en 7 años. El reactor de la Unidad 3 de la central de Vogtle, en Waynesboro (Georgia), comenzó a suministrar energía a la red el lunes.

El reactor comercial Westinghouse AP1000 genera ahora unos 1.110 megavatios de energía para abastecer a cerca de medio millón de hogares y empresas, según su operador de red, Georgia Power. El reactor podrá funcionar a este nivel durante ocho décadas.

Según la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), a marzo de 2023, hay un total de 93 reactores nucleares en funcionamiento en 56 centrales nucleares ubicadas en 28 estados de EE. UU.
La energía nuclear representa aproximadamente el 20% del total de la producción de energía total en los EE.UU, según de la (EIA).

La industria nuclear celebró el hito, el reactor de la unidad 3 de Vogtle suministrará electricidad a los clientes durante los próximos 60 a 80 años, según declaró en un comunicado Kim Greene, CEO de Georgia Power.

"El funcionamiento comercial de la unidad 3 de Vogtle supone un logro significativo para el sector nuclear de EE.UU. y un hito en el avance de soluciones energéticas limpias y fiables a escala mundial", declaró en un comunicado Maria Korsnick, CEO del Nuclear Energy Institute, un grupo de defensa del sector nuclear.

Se espera que la unidad 4 de la central de Vogtle entre en servicio a finales del cuarto trimestre de 2023 o en el primer trimestre de 2024, dijo Georgia Power el lunes.

El lobby antinuclear considera que esta fuente de energía no es un elemento legítimo de la transición renovable, alegando los riesgos de fusión y el peligroso almacenamiento del combustible nuclear residual.

Los defensores, por su parte, argumentan que se han producido grandes avances en el tratamiento y almacenamiento del combustible nuclear residual, y que Estados Unidos tiene un historial limpio en cuanto a accidentes peligrosos.

Pero el problema es la dependencia que el país tiene respecto del uranio ruso necesario para alimentar los reactores. En 2021 se importó de Rusia alrededor del 14% de su uranio y el 28% de todos los servicios de enriquecimiento. EE.UU está buscando alternativas al uranio.486 mil toneladas de uranio, el equivalente al 8% del ministro mundial.

La construcción de Vogtle 3 y 4 comenzó en junio de 2009, tardó mucho más de lo previsto en completarse y fue mucho más cara de lo previsto inicialmente, según se detalla en un artículo publicado el lunes por la Universidad de Columbia.

El costo inicial estimado de ambos reactores era de 14.000 millones de dólares, y se esperaba que entraran en funcionamiento en 2016 y 2017. Pero los costos se han disparado hasta los 30.000 millones de dólares hasta la fecha, y la unidad 4 aún no se ha encendido, según explicaron los expertos de la Universidad.

Algunos de los retrasos se debieron, entre otros problemas, a que la construcción comenzó antes de que se completara el diseño, afirman los analistas de energía de Columbia. Las nuevas construcciones del AP1000 no se enfrentarán a ese problema.


Compartir
333 views
bookmark icon