Opinión

Los CEO´s Bajo un consenso prudentemente optimista

• Bookmarks: 15


Compartir

Consultamos a los más destacados líderes del ámbito energético en el país para obtener sus perspectivas. Según los ejecutivos, las proyecciones de inversión están intrínsecamente ligadas a la consolidación sostenida de las medidas anunciadas por Javier Milei. Respaldan sus reformas y reconocen la necesidad de avanzar en la dirección propuesta para permitir la formación de precios en un entorno de mayor libertad. La estabilidad y la permanencia de estas iniciativas se presentan como imperativos ineludibles que modelarán el futuro económico de la nación.

Horacio Marín

Ceo YPF

¿Qué planes proyectan llevar adelante en materia de
exportaciones?

La Industria está trabajando con escenarios para 2030 de 1 y 1.5 millones de bbl/d de crudo y de 200 y 250 millones de m3/d de gas, que Vaca Muerta puede sobradamente generar. Las exportaciones energéticas de Argentina podrían generar entre 10.000 y 20.000 millones de dólares en ingresos adicionales. YPF buscará liderar ese proceso exportador y dinamizar los proyectos de infraestructura que esa meta requiera, como ser los ductos para evacuación de la producción y la planta única en el país de LNG.

¿Cree que los precios locales de los refinados podrán acoplarse a los internacionales? (export parity)
YPF no es responsable de definir la política pública pero estimamos que tanto los refinados como el crudo alcanzarán, más temprano que tarde, la paridad internacional de precios.

¿Prevén un aumento de la demanda de gas local?
La demanda local se incrementará a medida que se recupere la actividad económica y se den las señales adecuadas para la entrada de proyectos industriales, pero sin duda el verdadero potencial de Vaca Muerta se alcanzará de la mano de las exportaciones regionales y del proyecto a de GNL

¿Proyecta aumentar la producción? ¿en qué porcentaje?
Sí, YPF estima aumentar su producción todo lo que la infraestructura de evacuación le permita, concentrando la operación en las áreas de mayor rentabilidad y productividad.

¿En qué medida impacta el estado de la macroeconomía
en la producción de su empresa?

No hablaría de temas económicos. Obviamente afecta a toda la industria

¿Cree que la Ley de de Promoción de GNL
podrá sancionarse?

Entendemos que el Gobierno busca una ley más amplia y superadora que dará las condiciones suficientes para dinamizar las decisiones de inversión necesarias, teniendo en cuenta que involucra niveles de inversión pocas veces vistos en el país.

De cara a las reformas propuestas por Javier Milei
¿Qué impacto tiene el nivel salarial en los costos de YPF?

El foco de YPF estará puesto en la productividad y en la rentabilidad, más allá de los niveles salariales.


Ricardo Markous

Ceo Tecpetrol

Durante 2024 esperamos que los precios del petróleo se mantengan relativamente estables y que los precios del LNG estén en el rango de 12/15 USD/MMbtu. Sin embargo, los conflictos armados entre Rusia-Ucrania e Israel-Hamas pueden sumar volatilidad y la definición de la OPEC+ sobre cortes de producción pueden tener impacto.

Nuestra expectativa es que el nuevo gobierno mantenga reglas de largo plazo, respete las normas existentes, permita que los precios locales de crudo se acerquen a los de exportación y se normalice la macroeconomía con baja de inflación, libre acceso al mercado de divisas y libertad para exportar e importar hidrocarburos. Todo ello permitirá incrementar inversiones en una industria que necesita un panorama amplio y de largo plazo para poder desarrollarse.

Nuestra industria requiere de inversiones constantes y un horizonte de planificación. Es importante que se cumplan los contratos que están firmados, para los que se ha invertido fuertemente, avanzando hacia la libertad de mercado interno. Consideramos que es preferible para la industria tener precios de mercado -aún con la volatilidad asociada- que precios regulados por el Gobierno.

a producción de petróleo de Tecpetrol podría multiplicarse por 4 o 5 en los próximos 5 años, siempre y cuando estén dadas las condiciones de precio internacionales (precio actual o superior) y, a nivel local, se levanten algunas restricciones a las importaciones y acceso al mercado de cambios a la libre disponibilidad de divisas. En cuanto a la producción de gas no esperamos un crecimiento relevante dado que la demanda no tendrá un incremento muy rápido y, estimamos, habrá oferta de nuevo gas asociado. Solo el desarrollo de uno o más proyectos de LNG en el país permitiría incrementar de forma sustancial la producción de gas del país dentro de 3 o 4 años.

Los grandes proyectos de inversión necesitan de financiamiento internacional (hoy, inexistente en el país) y del acceso a divisas para el repago de esos préstamos y de la certidumbre de que podrán pagarse los dividendos que requerirán los inversores. Sin un equilibrio macro esto no será posible, hoy no hay posibilidad de pagar en forma plena a los proveedores del exterior por los insumos necesarios para el desarrollo de nuestros proyectos (aunque esto parece estar comenzando a mejorarse) ni pagar dividendos y esto impide lanzar proyectos de gran magnitud.

Una ley de GNL que brinde suficientes incentivos y permita al gas de Vaca Muerta ser competitivo frente a proyectos que se están desarrollando en Estados Unidos y otros países, que cuentan con menor costo financiero y estabilidad a largo plazo que la Argentina, será fundamental para el posible desarrollo de este tipo de proyectos. La posibilidad de que se concretan dependerá de la seguridad que transmita esa ley a los inversores y del nivel de incentivos que brinde. Estas mismas condiciones serán necesarias para que los inversores ingresen fondos para otros grandes proyectos tales como, separación de líquidos del gas natural (propano, butano, gasolina), fertilizantes y otros.

El nivel de los salarios es muy determinante para mantener la producción de yacimientos convencionales muy maduros donde la incidencia de la mano de obra tiene mucho impacto. En los desarrollos de Vaca Muerta, si bien el nivel de salarios también es importante para mantenernos competitivos, es clave la productividad y la disponibilidad de trabajadores capacitados.

Para poder afrontar la creciente demanda de personal capacitado que requiere la industria, la incorporación de tecnología y rigs de última generación, ganar productividad tanto en costos como en inversiones y ser competitivos internacionalmente, debemos trabajar en un proceso coordinado entre empresas, gobierno y sindicatos.


Ricardo Rodríguez

Presidente de Shell Argentina,

Chile y Uruguay

¿Cuáles son las perspectivas de precios internacionales de la energía?

Los precios internacionales de la energía suelen ser muy volátiles. Por eso desde Shell no acostumbramos a hacer proyecciones sino escenarios. Consideramos diferentes horizontes de precios y tratamos de hacer que nuestros activos sean competitivos en esos escenarios. Por eso es tan importante seguir promoviendo la competitividad de Vaca Muerta.

¿Cuál es su perspectiva a partir del nuevo gobierno?

Más allá de los gobiernos, Argentina tiene un potencial enorme en sus recursos para recuperar el sendero de crecimiento y lograr desarrollo económico y bienestar para la población. Vaca Muerta es quizás el mayor ejemplo de eso, pero no el único. Desde el sector energético, tenemos la oportunidad de ser parte de la solución de los desafíos que enfrenta el país siendo uno de los principales motores del desarrollo económico.

¿En qué medida impacta el estado de la macroeconomía en la producción de su empresa?

La situación macroeconómica afecta al sector energético como a cualquier negocio o a las mismas personas. Pero los desafíos macroeconómicos son coyunturales. Argentina tiene los recursos para revertir este contexto y el sector energético puede ser una pieza fundamental en ese proceso. Este año cumplimos nuestra primera década en Vaca Muerta y el año que viene cumpliremos 110 años en Argentina. Hemos atravesado todo tipo de coyunturas políticas y económicas, y hemos visto al país salir adelante. Nuestro compromiso como sector tiene que ser seguir desarrollando nuestra actividad para ser parte de la solución, traccionando las exportaciones, generando divisas, ingresos, cadena de valor y puestos de trabajo.

¿Para la operatoria de su empresa es conveniente la libertad de mercado absoluta?

Promover la competitividad de Vaca Muerta es clave para que el sector se desarrolle como puede hacerlo y Argentina compita exitosamente por inversiones, mercados y ventas en el mercado global. La energía es un commodity como el resto, con precios, mercados y reglas internacionales. La diferencia que tenemos con eso se paga en competitividad. Avanzar hacia el alineamiento con el mercado internacional nos va a permitir que Vaca Muerta no solo abastezca al mercado doméstico, como ya lo está haciendo, sino que se convierta un activo de relevancia internacional.

¿Hasta cuanto cree que puede aumentar su producción?

En los últimos cinco años, multiplicamos nuestra producción más de diez veces y estamos en el top tres de mayores productores de petróleo no convencional de Vaca Muerta. Producimos cerca de 45.000 barriles diarios y apuntamos a alcanzar los 50.000 en los próximos meses. Seguiremos aumentando la producción una vez que pongamos en marcha en 2024 nuestra primera planta de procesamiento de crudo y gas en Bajada de Añelo, con capacidad de procesar hasta 15.000 barriles diarios y 2 millones de metros cúbicos de gas. Pero al mismo tiempo que producimos más, estamos poniendo nuestro esfuerzo en producir mejor: con mayor eficiencia, más competitividad y menores emisiones.


Catherine Remy

Directora General de TotalEnergies

TotalEnergies está presente en la Argentina desde el año 1978, hace más de 45 años y siempre mantuvimos un diálogo fructífero con los diferentes gobiernos y autoridades, nacionales, regionales y locales. Con este nuevo gobierno esperamos seguir trabajando en conjunto para continuar desarrollando los proyectos en curso y poner en valor los recursos argentinos en las dos cuencas donde operamos, Vaca Muerta y Cuenca Austral.

El año que viene la Argentina está ante la posibilidad tener una balanza energética positiva después de muchos años; nos sentimos parte de este cambio ya que TotalEnergies ha sido y seguirá siendo un actor importante en la cadena energética Argentina. Esperamos que el nuevo gobierno encuentre un marco regulatorio que pueda garantizar las condiciones económicas y la estabilidad fiscal y jurídica, para que la situación de balanza energética positiva se mantenga en el tiempo y fomente el desarrollo del potencial exportador de Vaca Muerta, tanto en crudo como en gas.
TotalEnergies tiene un portafolio muy variado tanto en Neuquén como en la Cuenca Austral. Tenemos muchos proyectos en curso, como el proyecto offshore Fenix que va aportar alrededor de 10Mm3/d de gas natural durante primer año de puesta en marcha (cerca del 8% de la producción del país).

En Neuquén, tenemos también proyectos en cartera, como el de Aguada Pichana Este, que hoy es uno de los principales bloques de la cuenca con una producción de 14 Mm3/d. Además contamos con los bloques La Escalonada- Rincón la Ceniza y San Roque donde también estamos muy activos.

Asimismo, vamos a completar una sísmica offshore en el bloque MLO 123 y también tenemos proyectos de energía renovable. Argentina es un país clave en la estrategia de TotalEnergies. Contamos con recursos humanos altamente calificados que permiten llevar a cabo proyectos desafiantes y tenemos mucho para crecer en el sector energético. Para eso es necesario contar con un marco regulatorio y condiciones macroeconómicas adecuadas.

Todos estos proyectos están acompañados de proyectos de baja de emisiones de gases de efecto invernadero en nuestras instalaciones, en línea con la estrategia del grupo TotalEnergies a nivel global: más energía, menos emisiones, de manera sostenible. Asimismo, para crecer aún más tenemos que generar más demanda local y convertir a la Argentina en un país netamente exportador abasteciendo la demanda regional. Para esto tenemos que recuperar la confianza de nuestros socios comerciales. Eso nos permitirá desarrollar proyectos a largo plazo.

El GNL es para TotalEnergies una piedra fundamental de su estrategia internacional. Es un mercado donde somos el tercer “player” mundial y primer exportador de los Estados Unidos.

Dicho esto, sabemos que los proyectos de GNL no se hacen de la noche a la mañana. Para que Argentina sea un actor importante de GNL hay que pensar en proyectos con una producción de 10 millones de toneladas por año o más para esto hay que tener un proyecto integrado, es decir hay que tener una planta de GNL, un gasoducto dedicado para el transporte el gas (equivalente a otro Gasoducto Néstor Kirchner) y aproximadamente 200 pozos en producción dedicados para garantizar el volumen necesario con facilidades para que se pueda tratar y transportar dicho gas desde Neuquén hasta el puerto de salida.

Si todas las luces son verdes, un proyecto de esas características no va a estar terminado en no menos de 7 años. Estamos hablando de inversiones de más de 15.000 millones de dólares, con financiamiento externo, sabiendo los riesgos de las idas y vueltas que ha tenido el país con el sistema financiero internacional.


Daniel De Nigris

CEO ExxonMobil Argentina

Creemos que el desarrollo en Vaca Muerta requiere de políticas favorables a la inversión, estabilidad económica y precios de mercado. Consideramos que las medidas deben estar orientadas a generar condiciones de competitividad para que no haya un desacople con los mercados internacionales.

El principal elemento para desarrollar nuestra industria está dado por la competitividad de las cuencas a nivel internacional, permitiendo la mayor alocación de recursos para acelerar su desarrollo.

ExxonMobil espera continuar trabajando con el gobierno argentino para desarrollar los recursos energéticos del país. Además, también estamos enfocados en trabajar con los gobiernos, incluidas las administraciones provinciales y federales, así como con los sindicatos, para mejorar la productividad y que los costos de Argentina sean competitivos a nivel mundial.

La producción de petróleo y gas es clave para el éxito económico de Argentina, y su desarrollo está estrechamente ligado a un conjunto de principios que garantizan un ambiente de negocios adecuado que se traduce en el desarrollo de la comercialización de los recursos.

La previsibilidad a largo plazo de las políticas regulatorias y gubernamentales es un elemento esencial para garantizar las inversiones en petróleo y gas, y el flujo continuo de fondos que permitirán el desarrollo del sector energético. Por lo tanto, el cumplimiento por parte de todas las partes es de vital importancia. Las inversiones futuras dependerán de que se confirme que este tipo de medidas se mantienen en el tiempo.

La comercialización y la competitividad para el desarrollo del petróleo y el gas están estrictamente ligadas a un conjunto de principios que garantizan un entorno empresarial adecuado que se traduce en el desarrollo de los recursos. Entendemos que los precios de los productos deben ser determinados por el mercado; a su vez, como las inversiones en la Argentina compiten internacionalmente, es necesario que existan condiciones de mercado que garanticen un entorno competitivo para el desarrollo de los recursos, incluido un marco positivo para las exportaciones; por último, son necesarias políticas favorables a la inversión y estabilidad económica para asegurar el desarrollo de Vaca Muerta, por ejemplo un marco institucional estable y previsible y un marco fiscal competitivo, sostenible y no discrecional.

La previsibilidad a largo plazo de la política regulatoria y gubernamental es un elemento esencial para garantizar el desarrollo de las inversiones en petróleo y gas, y el flujo continuo de fondos que permitirán el desarrollo del sector energético. Por lo tanto, el cumplimiento de los compromisos por parte de todas las partes es de vital importancia. Por ejemplo, la certeza en cuanto a los precios. Las inversiones futuras dependerán de que se confirme que este tipo de medidas se mantienen en el tiempo.

Las condiciones de incremento de la producción están fuertemente asociadas a la capacidad de evacuación de la misma. Actualmente estamos progresando construcción de un oleoducto que conectará la planta de tratamiento primaria ubicada en el bloque BdC-LaI con la terminal de inyección al oleoducto de Oldelval lo cual nos permitirá apuntar a incrementar nuestros actuales volúmenes, como así también los 2 pozos actualmente en perforación en el bloque LTIIO y puesta en producción de los 3 pozos restantes del compromiso piloto del bloque Sierra Chata en conjunto con nuestro socio y operador Pampa Energía.

Fluctuaciones en variables como el tipo de cambio, la inflación y trabas a las importaciones impactan en la competitividad. Escenarios de incertidumbre o falta de previsibilidad en la macroeconomía en general y nuestra industria en particular van en desmedro de la competitividad requerida.

Reglas sostenidas, claras y predecibles en el tiempo son un requisito crucial para ejecutar más inversiones. Estamos constantemente evaluando estos factores para adaptarnos a las condiciones macroeconómicas y asegurar una operación eficiente y sostenible.

El principal elemento para desarrollar nuestra industria está dado por la competitividad de las cuencas a nivel internacional, permitiendo la mayor alocación de recursos para acelerar su desarrollo. Escenarios de incertidumbre o falta de previsibilidad en la macroeconomía en general y nuestra industria en particular van en desmedro de la competitividad requerida. Altos índices de inflación, la imposibilidad de acceso a divisas y las trabas a las importaciones, conspiran contra la competitividad.

El propósito fundamental del régimen de promoción es capitalizar la oportunidad que se presenta para Argentina a través del desarrollo de Vaca Muerta. El objetivo primordial es incrementar la producción de Gas Natural Licuado (GNL) a gran escala, con la meta de que el país deje de depender de la importación de combustibles líquidos durante los picos de consumo invernales. Se busca transformar a Argentina en un país exportador capaz de satisfacer la demanda regional y, en el futuro, explorar otros mercados, al mismo tiempo que se logra un impacto positivo en la balanza comercial energética.
Sin embargo, cabe destacar que el foco prioritario para nuestra organización es la producción de petróleo.

El costo salarial es una de las tantas variables que influyen en nuestra competitividad. En algunas operaciones puede ser más importante que en otras. Considero que la productividad es aún más determinante como factor que impacta nuestra competitividad.


Oscar Sardi

Ceo tgs

¿Cuál es su perspectiva a partir del nuevo gobierno en relación con costos, tarifas y precios del gas natural?

Es esencial recrear el ambiente de confianza y certidumbre que despierte el interés de las empresas de energía de retomar el rol inversor, para que Argentina garantice un servicio seguro, confiable y de calidad. Entendemos que, en 2024, se iniciará un sendero de recomposición tarifaria que respetará la ley y los compromisos asumidos.

¿Cómo fue el desarrollo de tgs en Vaca Muerta durante este año y que proyectos tienen para el 2024?

En el año 2019, comenzamos nuestro proyecto Vaca Muerta, a través de la construcción de una planta de acondicionamiento y un gasoducto de captación en el corazón de la cuenca.

Fue una inversión a riesgo, que nos convirtió en el primer midstreamer de Vaca Muerta, y que permitió una opción concreta a los productores para incorporar el gas a los sistemas troncales de transporte.

En estos años, hemos extendido nuestro gasoducto a 183 km y ampliamos la capacidad de acondicionamiento de Planta Tratayén de 5 MMm3/d a 15 MMm3/d. Actualmente, estamos realizando las obras para ampliar aún más la capacidad, a 30 MMm3/día, a partir de la instalación de dos nuevas plantas de acondicionamiento, que estarán operativas en el primer semestre de 2024.

¿Qué proyectos tienen en análisis para los próximos años?
Tenemos la visión estratégica de invertir anticipándonos al crecimiento de Vaca Muerta y a la dinámica de la demanda. En ese sentido, y suponiendo un aumento de la producción, adquirimos los terrenos linderos a nuestra planta Tratayén con el objetivo de expandir la capacidad de procesamiento de la planta.

La tecnología de las plantas adquiridas permite su conversión a procesamiento. De esta manera podremos procesar el gas de Vaca Muerta en Vaca Muerta, lo que les agrega valor a los líquidos. Un proyecto de esa índole requiere de obras complementarias que permitan transportar los líquidos producidos hasta el puerto de Bahía Blanca, desde donde, una vez separados los subproductos del gas natural, puedan ser almacenados para su posterior exportación.


Jaime Barba

Presidente y Director General de Camuzzi

Estamos muy expectantes de las decisiones que pueda tomar la nueva administración de gobierno en materia energética, y en ese sentido y tal como lo hemos hecho en el pasado, nos encontramos a disposición para colaborar en todo aquello que sea necesario.

El sector de distribución de gas necesita – en carácter de urgente – que se respete de una vez por todas el Marco Regulatorio que el propio estado argentino celebró oportunamente y que, a partir de ello, se pueda iniciar un camino definitivo de reglas claras para que las licenciatarias podamos operar en condiciones de normalidad contractual y tarifaria.

Vemos que la energía es una de las grandes palancas de desarrollo que tiene nuestro país, y somos optimistas con que se aprovechará al máximo esta gran oportunidad ordenando el sector.

Actualmente existen disposiciones vigentes, emitidas por el propio Poder Ejecutivo Nacional, que establecen la obligatoriedad de realizar una revisión tarifaria integral, por lo que entendemos que no debería dilatarse en el tiempo cualquier conversación tendiente a normalizar las condiciones operativas, tarifarias y contractuales del sector.

Las empresas licenciatarias de distribución de gas natural cumplimos 31 años de operación, de los cuales 21 han sido bajo distintos regímenes de congelamientos y atrasos tarifarios. Se torna absolutamente urgente sanear las condiciones del sector, para poder comenzar a trazar planes de desarrollo y crecimiento de la infraestructura gasífera que permitan conectar cada vez a más hogares, comercios e industrias al servicio. Sabemos que las nuevas autoridades están trabajando en ellos y las reformas que se comenzaron a conocer en estos días así lo reflejan también.

El atraso es muy significativo. Entendemos que se debería recomponer definitivamente la tarifa para compensar la pérdida que ha tenido frente a la inflación (y los salarios), y establecer una pauta mensual de actualización que evite que pierda valor con respecto a los costos de distribución.

Durante años venimos enfrentando un atraso muy importante con relación al reconocimiento de los costos operativos frente al constante aumento de la inflación, situación que compromete la calidad del servicio, su universalidad y confiabilidad.


Isabelino Rodríguez *

Venimos de tiempos muy difíciles, con la anterior gestión de gobierno, donde reinaba la coyuntura por sobre la planificación; la dádiva por sobre nuestros derechos.

Durante todo ese periodo, el precio de los combustibles se encontró ficticiamente regulado, mientras nuestras estructuras de costos, en especial el laboral subían por ascensor, y nuestros ingresos por una montaña empinada.

Todo ello se reflejó en una caída vertiginosa y persistente de nuestra rentabilidad, y nuestro capital de trabajo, que condicionaron hasta el hartazgo la subsistencia de más de 5.000 pymes que garantizan los 65.000 puestos de trabajo. Cupos en la provisión de los combustibles, senderos de precios “controlados” que ocasionaron un descalce entre los ingresos y los egresos “actualizados”, dificultando al 50 % de las estaciones de servicio del país, poder alcanzar su punto de equilibrio promedio, estimado en 330.000 litros/mes para nuestras unidades de negocios.

En ese contexto asfixiante, se consiguieron algunos pequeños sucedáneos: uno dado por las comisiones incrementales y de emergencia dados extraordinariamente por YPF, ahora retirado; y el otro, la disminución de los plazos para la acreditación de las tarjetas de crédito de 8 a 5 días hábiles, obtenido a través de gestiones llevadas adelante con la Secretaría de Energía de la Nación.

El futuro aparece prometedor para nuestra actividad. Podemos hacer valer más que nunca, la fuerza de la capilaridad, de la red de redes que fortalece nuestras asociaciones y federaciones.

Hemos aprendido mucho de la adversidad y estamos preparados dado el ADN emprendedor, propio de los estacioneros a transitar el futuro. Solo necesitamos poder competir y para eso necesitamos que las petroleras pongan volumen en nuestras estaciones, contratos de bandera estables y condiciones comerciales dinámicas, que generen un mejor clima de negocios.

Viene el tiempo de la transición energética que pasará, con la nueva matriz energética, esencialmente gasífera dada por la producción de Vaca Muerta, en el fortalecimiento del consumo de GNC, sobre todo para el transporte, como paso previo a la electromovilidad.

Ahí necesitaremos interactuar con las petroleras, para adecuar nuestras estructuras operativas al nuevo desafío, y proteger a las estaciones de menor envergadura, ayudándolas con las estructuras profesionales de nuestras instituciones a profesionalizarse, y adecuarse a los nuevos tiempos.

La mejor manera de predecir el futuro es creándolo, y ese nuevo paradigma sólo puede lograrse con asociatividad, y teniendo a las petroleras como aliadas constructivas de esa nueva realidad.

* Presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina. (CECHA) Presidente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines. (AMENA)


El nuevo gobierno tenderá, paulatinamente, a la liberación de los precios locales tanto de la energía como de toda la economía, dejando que la oferta y la demanda los definan, lo que dará una mayor previsibilidad y confianza para llevar adelante las inversiones que se necesitan para que el país pueda desarrollarse.

Desde el punto de vista de nuestra empresa nos inclinamos por la libertad de mercado absoluta. Por otro lado podemos duplicar la capacidad de transporte en los próximos cuatro años.

Y, en este sentido, el destino de nuestra empresa depende principalmente del precio internacional del petróleo y un tipo de cambio libre.

Desde el punto de vista global el escenario que veo es de precios internacionales de energía en valores similares a los del año 2023


Andrés Gismondi

Country Head de Vestas

Nuestro negocio es a largo plazo, por lo que siempre miramos más allá de las políticas actuales y concentrarnos en el futuro y el potencial que tiene nuestro país. La definición de una política de largo plazo con el mayor consenso sectorial y político es fundamental, al igual que la garantía en términos de estabilidad fiscal para atraer las inversiones.

Esos elementos, sumados a los innumerables recursos que disponemos en Argentina, nos permitirán ubicarnos como país entre los mejores a nivel regional y global en materia de energías limpias. El liderazgo de Argentina en la transición energética no solo beneficia al país, sino que también tiene un impacto positivo en toda la región latinoamericana e incluso a nivel mundial.

El ejemplo argentino puede inspirar a otros países a seguir su camino hacia la sostenibilidad energética. Además, el desarrollo de energías limpias a nivel local abre oportunidades para la cooperación regional en la producción y distribución de energía limpia. La transición es posible, y la responsabilidad es de todos.

Al cumplir 30 años desde que empezamos nuestras operaciones Vestas en Argentina, desde el inicio del 2023, logramos ampliar nuestra presencia en Argentina y anunciamos nuevos proyectos con nuestros clientes. Vemos el crecimiento prometedor como algo natural, en línea con el propósito global de acelerar la transición energética y apoyar el desarrollo de una economía baja en carbono.

En la región Latinoamérica, Argentina es nuestro segundo mercado, detrás de Brasil, y tiene un amplio potencial de crecimiento y desarrollo. En marzo de 2023, anunciamos tres proyectos por un total de 412 MW. Son la Elbita, con Genneia en el sur de Tandil, con 162 MW de capacidad instalada; Pepe VI, con Pampa Energía en Bahía Blanca, con 95 mW de capacidad instalada; y General Levalle, con YPF Luz, en la región de General Levalle, Córdoba, con una capacidad instalada de 155 MW.

La energía renovable es un motor de gran valor social para la creación de empleo, descarbonización profunda y transformación de sectores industriales. Migrar hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles no solo reducirá las consecuencias del cambio climático, sino que a su vez ayudará a diversificar la matriz energética, a reducir la vulnerabilidad económica, promover la innovación y la creación de empleo en el sector energético.

El salario es uno de los componentes más importante de la compensación de los empleados; pero no el único. Poder contar con personas comprometidas en actuar como agentes de cambio, capacitadas para identificar e implementar soluciones sostenibles para resolver esos desafíos, es lo que hace la diferencia. Nuestro objetivo como la empresa del sector energético más sustentable del mundo es ayudarlos a desarrollar carreras verdes, aquellas que generan impactos ambientales y sociales directos y positivos, fuertemente basadas en los conceptos de sustentabilidad, regeneración, economía verde y otros temas relacionados.


Compartir
715 views
bookmark icon