YPF, Shell y Axion subieron 1,5 % los precios de sus combustibles. Otras marcas hacen cálculos

 -  -  2


Las petroleras YPF y Shell resolvieron aumentar los precios de sus naftas y gasoils en el 1,5 % promedio en el arranque de junio, en tanto que Axion lo hizo el domingo 2 en el mismo porcentaje y otras operadoras del mercado local realizan sus cálculos para decidir en los próximos días.

Los nuevos precios de referencia al público en estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires son, para el caso de YPF, de 42,64 pesos por litro de nafta súper, de 49,20 para la nafta Infinia (premium), de 40,24 para el diesel 500, y de 47,10 pesos para el diesel Infinia.

En el caso de Shell (Raizen) los nuevos precios de referencia en la CABA son de 43,63 pesos para la nafta súper, de 59,98 pesos para la V-Power (premium), de 42,23 para el litro de Fórmula diesel (común), y de 47,98 para el V-Power diesel.

Axion, otras marcas de fuerte presencia, decidió seguir igual criterio y sus nuevos precios de referencia en la CABA son de 43,14 pesos para la nafta súper, 49,98 para la premium, 41,44 pesos para el litro de diesel común, y de 47,90 pesos para el diesel premium.

Estos nuevas subas ocurren aún cuando en el último mes factores que inciden en el sector, como son el precio del dólar en relación al peso, y la cotización internacional del petróleo (Brent) se han mantenido relativamente estables.

Otro factor que puede incidir en una suba en este rubro es la variación de los precios de los biocombustibles, que se deberían ajustar aplicando el indice IPIM cada tres meses. en los últimos meses la secretaría de Energía aplicó otro criterio y los precios del bioetanol y del biodiesel subieron por debajo de lo que esperaban los productores de estos biocombustibles, lo que dió lugar a reclamos varios.

Energía (que depende del ministerio de Hacienda) procura reducir la incidencia del aumento en los combustibles en el resto de los precios de la economía, tratando de contener la inflación, hasta ahora con pobres resultados.

Incluso, en la última semana decidió postergar por un mes la aplicación del incremento del impuesto a los combustibles líquidos que debía regir a partir de junio.

Al respecto, desde la cartera a cargo de Gustavo Lopetegui se estimó que esta decisión implicaba evitar que un eventual nuevo incremento en los precios, que las operadoras estaban considerando, cargara con un 1,5 % adicional por la carga fiscal.

La cuestión electoral es otro factor clave a considerar a la hora de entender el porqué de estas decisiones, a pesar de haber ratificado Energía la «libertad de precios» en el rubro combustibles.

Los ajustes ahora dispuesto por las empresas también obedecerían a una recuperación parcial de incrementos que, indicaron, técnicamente debieron haberse aplicado en los últimos meses, en niveles mayores a los dispuestos. De hecho, calculan haber acumulado un retraso no inferior a 8 por ciento.

También es clave considerar que el mercado de los combustibles registra una menor demanda, particularmente en los combustibles premium, al compás del mayor costo de vida en general.

2 recommended
215 views
bookmark icon
error: Contenido protegido