PETRÓLEO & GAS

Empezó el transporte de caños a zonas de obras de los gasoductos del proyecto GPNK

• Bookmarks: 18


El ministro de Economía, Sergio Massa, la secretaria de Energía, Flavia Royón,  y al presidente de ENARSA, Agustín Gerez,  presenciaron la partida hacia zona de obras de la primera tanda de caños destinados a la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, del gasoducto Mercedes - Cardales, y del ducto  complementario para la ampliación de capacidad del Neuba II.

Desde la localidad bonaerense de Campana partieron en este caso los camiones con el primer grupo de caños de 30 y 36 pulgadas destinado al Mercedes-Cardales y NEUBA II, complementarios del GPNK  (Etapa I).

También estuvieron el titular de la AFIP, Carlos Castagneto, el subgerente de Energía Argentina, Gastón Leydet, y el secretario de Municipios, Avelino Zurro.

En el caso del Gasoducto Mercedes-Cardales, se usarán caños de 30 pulgadas desplegados en 80 kilómetros de extensión. Para la ampliación del NEUBA II se usarán caños de 36 pulgadas a lo largo de 29 kilómetros.

Los caños comenzaron a ser transportados en cargas de a seis unidades cada una. Se trata de 7.444 tubos de 30 y 36 pulgadas que habían quedado sin uso al quedar paralizadas durante el gobierno anterior las ampliaciones de gasoductos troncales proyectadas y encaradas hasta 2015.

El destino de esta primera tanda de caños está focalizado en las dos obras complementarias de la Etapa I, es decir, el gasoducto Mercedes-Cardales y la ampliación del gasoducto Neuba II, en la localidad de Ordoqui. El primer ducto permitirá unir los sistemas existentes de las transportadoras TGN y TGS e incluirá, además, una planta compresora en Mercedes (PBA).

Mientras tanto, se inició la fabricación de los caños para el troncal GPNK, con el objetivo de encarar el tendido en las próximas semanas, con tres frentes de obras simultáneos.

En la primera etapa del GPNK, al caño troncal de 573 kilómetros se extenderá desde Tratayén (Neuquén) hasta Salliqueló (Buenos Aires). Y para la Etapa II se proyectó su extensión hasta la localidad santafesina de San Javier para empalmar con el Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) lo cual permitirá acercar el gas al sur del Brasil.

Este conjunto de ductos reforzarán la capacidad del sistema de transporte  para el gas argentino, con vistas a lograr el autoabastecimiento y generar capacidad exportadora a nivel regional.

Cabe recordar que, además de las obras de esta primera etapa, el diseño del Sistema Transport.Ar, también contempla la construcción de tramos finales para las zonas Sur y Norte del AMBA, la reversión del Gasoducto Norte en sus etapas I y II, y la ampliación del Gasoducto Centro Oeste.

La secretaria de Energía sostuvo que “el Gasoducto (Presidente) Néstor Kirchner es el primer paso de la materialización de un proyecto estratégico para nuestro país, comprendido dentro del Programa TransportAr 1 y 2, que va a posibilitar el abastecimiento local, llevar el gas al interior del país, desarrollar nuestras industrias y contar con una matriz energética competitiva”. “La obra del Gasoducto va a permitir desarrollar Vaca Muerta de manera exponencial”, agregó.  

El ministro Massa contextualizó las obras del GPNK “en una situación mundial de crisis energética y de guerra”, donde Argentina puede desempeñar un papel muy importante como proveedor de recursos energéticos.

“Hay que considerar a este proyecto (del GPNK) en el contexto mundial de un mundo en guerra, que anticipa para el invierno europeo una crisis económica y social”. “La energía es una de las cuestiones centrales para el desarrollo de los países. Argentina tiene los recursos pero le ha faltado continuidad en su desarrollo. Si Argentina hubiera construido este gasoducto hace varios años, como estaba planeado, se hubiese ahorrado miles de millones de dólares en importación de energía”, describió el Ministro.

También evaluó el proyecto del GPNK como “el primer paso operativo hacia un cambio en la matriz económica argentina” en tanto la exportación del gas puede ser fuente de divisas que el país hoy recibe primordialmente de la exportación agropecuaria.

“El gasoducto significa autoabastecimiento, significa que nuestros recursos van a abastecer a nuestros hogares y a nuestras empresas a un precio muy menor, inclusive dentro de la región”, agregó el Ministro, quien hizo hincapié en el desarrollo de todas las cuencas hidrocarburíferas y en el recurso del litio.

“El desafío es que la matriz de desarrollo energético se transforme en política
de Estado en la Argentina y cambiemos definitivamente la matriz económica,
para tener un PBI que tenga en los ejes exportadores la energía, los minerales,
la economía del conocimiento y los agro negocios; los cuatro pilares del
crecimiento de los próximos 10 años en la Argentina”, puntualizó.

Por su parte, el presidente de ENARSA, Agustín Gerez, explicó que con esta obra se apunta a “lograr nuestra soberanía energética” , y resaltó que ella "va a marcar el rumbo de la Argentina para los próximos 25 años".

“Con este primer cargamento de caños, distribuidos por camiones, se da inicio al transporte de insumos hasta la zona de las obras”. “Al poner en marcha la cadena de abastecimiento, con materiales ya disponibles que no habían sido utilizados, se aceleran los pasos con el objetivo de cumplir con el cronograma que apunta a poner en funcionamiento el primer tramo del Gasoducto  para el próximo invierno”, explicó.

Gerez refirió que los caños ahora recuperados para la construcción de estos ductos “se habían comprado entre 2008 y 2012, y el gobierno anterior dejo de lado la continuidad de obras”.

El gobierno nacional anunció recientemente la ampliación del Plan Gas 4 y el lanzamiento del Plan Gas 5, instrumentos que ofrecen a los productores contratos más largos a precios competitivos para incentivar la inversión y garantizar el llenado del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

“Cuando terminemos Plan Gas 4 y Plan Gas 5 para llenar el gasoducto, vamos
a enfrentar el próximo invierno ahorrándonos más de 2.920 millones de dólares
de impuestos de los argentinos. Aspiramos a que esos dólares que hoy
usamos para importar energía, los empecemos a usar para bienes intermedios
para sostener la producción y el trabajo, y que nos permita autoabastecernos y
vender energía al mundo”, indicó el ministro de Economía.

Cuando concluya su segunda etapa, entre Salliqueló y San Jerónimo (Santa Fe), el GPNK permitirá aumentar en 25 por ciento la capacidad de transporte actual de sistema de gasoductos troncales del país.

18 recommended
371 views
bookmark icon