PETRÓLEO & GAS

Montamat estimó que la relación oferta-demanda de gasoil empezará a equilibrarse hacia fin de julio

• Bookmarks: 19


La relación entre la oferta y la demanda de gasoil en el mercado interno “tenderá a normalizarse en el transcurso de julio fundamentalmente porque irá disminuyendo el pico de la demanda por parte del sector agrario, aunque seguirá siendo sostenido el consumo de este combustible en usinas generadoras de electricidad”, consideró el especialista Daniel Montamat (ex funcionario referente del radicalismo en el sector energético).

Al respecto, advirtió que “deberían tomarse previsiones para evitar la reiteración de la crisis de abastecimiento de este combustible que se acentuó hace varios meses”, que además derivó en importantes volúmenes de importaciones, no debidamente programadas, a precios internacionales (más altos) divorciados de los que rigen en el mercado local”.

El funcionario consideró que deben conciliarse los precios internos, formulados en base a un precio del barril de crudo de 60 dólares, con los internacionales, en torno a los 110 dólares. En este contexto las refinadoras no quieren importar para perder dado que el precio del gasoil común Grado 2 cotiza a $ 250 el litro a nivel internacional, mientras que en el mercado local se vende en torno a los 150 pesos.

En este sentido, Montamat consideró una alternativa pensar en la puesta en práctica de una suerte de Fondo de Estabilización que permita compensar precios internos entre los meses de mayor y de menor demanda interna de este combustible, incluyendo en este esquema la variación del componente impositivo que grava a este producto.

“Cuando suben los precios internacionales se baja el componente impositivo y cuando la cotización baja se aumenta la carga fiscal”, explicó en diálogo con E&N, señalando que se trata de diseñar para los combustibles una estrategia de largo plazo.

En su último informe sectorial, publicado en Carta Energética, Montamat puntualizó que en junio 2022 la demanda del mercado local de gasoil combustibles sin contar el consumo de CAMMESA con destino a centrales eléctricas alcanza los 13,5 millones de metros cúbicos anuales (Mm3), de los cuales la producción no alcanza para satisfacer esa demanda, por lo cual las importaciones anuales rondan los 2 Mm3.

Si se tiene en cuenta el consumo de CAMMESA entre 1,5 y 2,5 Mm3 anuales de los cuales todo es importado, el consumo aparente alcanza los 15 y 16 millones, de los cuales se importa entre el 25 % y 30 %.

Como la capacidad productiva está dada, todo el crecimiento de la demanda es prácticamente cubierto con importaciones.

La demanda es récord y creció 14 % en 5 meses de 2022. Esto no se correlaciona con la actividad sino más que nada por un tema de arbitraje, ya que no tenemos récord de cosecha. Hay una diferencia promedio de 50 centavos de dólar con Uruguay y Brasil, lo que lleva a los consumidores de estos países a aumentar la demanda en las zonas fronterizas.

También, ante la sensación de escasez, aumenta el incentivo entre los consumidores de mayor necesidad (por caso el agro) de anticipar consumos en la medida que tengan capacidad de almacenaje.

Por lo tanto, la demanda de las provincias fronterizas, de aquellas con actividad agrícola y del transporte de carga se disparó.

El problema adicional, señaló Montamat, es que ese aumento de la demanda cubierto con importaciones genera pérdidas para el sector (refinador-comercializador), quien tiene que abastecer el mercado debido a la diferencia entre el precio en surtidor y la paridad de importación. Situación generada por esa misma diferencia.

Por cada litro de gasoil puesto en surtidor al público genera una pérdida de casi 60 centavos de dólar por litro si se toman los impuestos y 0,45 si se toma sin impuestos. Por lo tanto, las pérdidas están entre 880 y 1.200 millones de dólares si se mantiene esa diferencia y se consideran los 2 millones de metros cúbicos de gasoil importado para cubrir la demanda del público. Si se lo toma en pesos, el precio import parity se encuentra en los 185 pesos el litro.

La producción de combustibles, en cambio, acumula una leve baja de 1,7 % en 5 meses, mayormente porque durante el mes de febrero se realizó una parada técnica programada en una importante refinería en Campana que duró unos 45 días.

 Además, la refinería en Campo Durán se encontró también parada en gran parte del mes de marzo. Sin embargo, en los meses subsiguientes la situación productiva en las refinerías se normalizó. De hecho, en abril el procesamiento subió 11 % interanual.

El informe refiere que el problema surge por el tipo de blending en las cargas de las refinerías. Sucede que aumentó la participación de crudo Medanito (liviano) en las cargas del 55 % al 60/ 65 % en los últimos dos años debido al crecimiento de la producción en Vaca Muerta, con lo cual hay una mayor carga de livianos y esto está produciendo menores rendimientos de gasoil que para su mayor producción requiere de crudos más pesados, como es el caso del Escalante.

Los envíos diarios de crudo Neuquino a la terminal Oil Tanking pasaron de 34 mil a 46 mil metros cúbicos diarios desde inicio del año 2022, lo que provoca un problema de capacidad de almacenaje y por ello, es necesaria una mayor evacuación, sea para procesamiento o exportación.

Liviano sobra, en cambio, el crudo pesado Escalante se exporta en un 25 % de la producción. En cuanto al crudo de tipo Cañadón Seco (crudo pesado), que se refina en su totalidad en el país,  viene con una baja importante de la producción (7 %).

El resultado de estos factores es la escasez del producto que en abril se estimó en 32 millones de litros en todo el país.

Una medida que importante para aumentar la disponibilidad de gasoil es el aumento de corte con biodiesel. Teniendo en cuenta que durante el 2019 las ventas al corte de biodiesel eran 90 millones de litros y durante 2022 promediaron 32 millones, un incremento al 10 % alcanzaría para cubrir ese faltante, considerando una demanda actual de 1,25 millones de metros cúbicos en un mes.

Cabe señalar en este sentido que, aunque un poco tarde, el ministerio de Economía, a través de la Secretaría de Energía, elevó hace dos semanas 50 por ciento el corte obligatorio del gasoil y diesel oil con biodiesel establecido en la Ley de Biocombustibles 27.640, producido por las pequeñas y medianas empresas, llevándolo entonces del 5 %, al 7,5 por ciento.

Asimismo, Economía estableció por el término de 60 días el Régimen de Corte Obligatorio Transitorio Adicional de Biodiesel (COTAB), destinado a incrementar la capacidad de abastecimiento de gasoil grado 2 y grado 3.

"Dicho régimen permitirá un corte obligatorio transitorio y excepcional de 5 puntos porcentuales adicionales para todas las empresas proveedoras. Para este segmento adicional los precios y volúmenes serán libremente pactados con un tope que estará dado por el precio de importación del gasoil", se explicó en el gobierno.

19 recommended
189 views
bookmark icon