PETRÓLEO & GAS

Ricardo Rodriguez: “La crisis mostró la importancia de la seguridad energética y de la diversificación” 

• Bookmarks: 1


Ricardo Rodríguez trabaja en Shell hace más de 20 años y asume como Country Chair de Shell para Argentina, Chile y Uruguay a partir de agosto. En sus más de 20 años en la compañía, ha ocupado posiciones en diferentes proyectos de Upstream onshore y offshore, con experiencia en la adquisición de bloques, la planificación de proyectos de desarrollo y la ejecución y producción en operaciones.

Ricardo Rodríguez

También ha liderado la ingeniería petrolera y planificación de desarrollo para el portfolio de Shell Deepwater en América. Más recientemente, desempeñó tareas en la cuenca de No Convencionales de Permian, en los Estados Unidos. Nació en Venezuela, donde vivió hasta el momento de su graduación como ingeniero químico por la Universidad Central de Venezuela. Posee también un master en ingeniería química por la University of Southern California.

¿Cuál es su visión sobre la situación de los hidrocarburos a nivel mundial, en el contexto del conflicto Ucrania-Rusia?

En primer lugar, lamento mucho la pérdida de vidas y los efectos negativos que tuvo el conflicto en Ucrania sobre la vida de muchas personas en la región y en todo el mundo. Luego, con respecto a su consulta, es necesario señalar que la situación tuvo un impacto negativo el costo de los alimentos y la energía a nivel mundial. La crisis mostró la importancia de la seguridad energética y de la diversificación de mercados para abastecer la demanda energética global.

En ese contexto, la oportunidad para la Argentina de ocupar esos lugares está abierta porque tenemos muy buenos recursos y la rentabilidad y el conocimiento para desarrollarlos. Lo que se necesitamos es brindar al mundo confianza en que el marco regulatorio será estable y previsible en el tiempo y permitirá el recupero de las inversiones necesarias para desarrollar el recurso.

En su opinión, ¿cree que hay probabilidades de aumentar la producción de hidrocarburos a nivel mundial, así como de aumento de la capacidad de refino?

Argentina tiene la oportunidad de continuar desarrollando los recursos de gas y petróleo en Vaca Muerta para apalancar el desarrollo de las industrias y la economía, tanto para satisfacer el mercado local como para exportar.

En el marco de la transición energética y la disminución de emisiones con la que nos hemos comprometido desde Shell, el gas será un componente fundamental y al mismo tiempo será necesario abastecer una demanda de petróleo que seguirá existiendo al menos por los próximos años. Para esto van a ser clave las inversiones en el parque refinador para incrementar  la capacidad para recibir el crudo local, que es un crudo más liviano que el promedio de la producción mundial, y para eso necesario generar confianza en que habrá un suministro firme de largo plazo. 

En virtud de los temas consultados ¿qué rol jugará Shell en el potencial aumento de la producción?

Actualmente estamos produciendo alrededor de 45.000 barriles diarios de petróleo en los bloques donde tenemos participación en Vaca Muerta. Esta es la capacidad máxima que podemos producir dadas las limitaciones en la infraestructura de evacuación de crudo desde la cuenca. En los últimos meses hemos alcanzado cifras récord de fracturas y de producción de petróleo, posicionándonos entre los principales productores de petróleo no convencional. Pero no podemos seguir perforando y conectando nuevos pozos ni produciendo más si no tenemos cómo transportarlo.

La limitación en infraestructura de evacuación es el principal obstáculo  al potencial aumento de la producción en el corto plazo. No es un problema únicamente de Shell, sino de toda la industria. Shell junto con nuestros socios Pluspetrol y PAE, estamos construyendo un oleoducto de 120.000 barriles diarios de capacidad y 105 kilómetros de extensión desde Sierras Blancas hasta la estación de bombeo de Oldelval, en Allen, para aportar a la solución de los desafíos de evacuación de la cuenca. Pero son necesarias importantes obras de ampliación en las terminales y los oleoductos troncales.

Una vez superado ese cuello de botella, que esperamos sea lo más pronto posible, nuestro plan es seguir creciendo en producción, haciendo hincapié en desarrollar el negocio de manera más eficiente, competitiva y rentable.

¿Cuáles son los planes de exploración y producción en aguas profundas?

En 2019 fuimos adjudicados de CAN 107 y CAN 109, dos bloques exploratorios en aguas profundas en la Cuenca Argentina Norte. Allí somos operadores con 60% de la participación con Qatar Petroleum como socio, con el 40% restante. La primera fase, para la que estamos solicitando a los permisos regulatorios correspondientes, consistirá en la adquisición de información sísmica nueva y de calidad que nos permita a evaluar la formación. En paralelo, somos socios de Equinor e YPF en CAN 100, donde Equinor está aplicando a los permisos para la perforación del pozo exploratorio Argerich-1.

Nuestro principal foco de inversión es Vaca Muerta pero vemos estos proyectos costa afuera como una gran oportunidad para la diversificación del porfolio de Shell en el país. Queremos seguir creciendo y diversificando nuestro portafolio en Argentina.

¿Cuáles son los planes para Vaca Muerta?

Uno de mis objetivos como presidente de Shell en Argentina será afianzar la posición que tenemos en Vaca Muerta. Actualmente tenemos en desarrollo masivo nuestros cuatro bloques operados, donde tenemos planes de incrementar nuestra producción para abastecer plenamente nuestras dos plantas de procesamiento en Sierras Blancas, estamos construyendo el oleoducto Sierras Blancas-Allen y también una primera planta de procesamiento en Bajada de Añelo, de 15.000 barriles diarios de petróleo y 2 millones de metros cúbicos de gas de capacidad. Los próximos pasos serán asegurar el desarrollo eficiente, competitivo y rentable de los proyectos de desarrollo que comenzamos en los últimos años y apalancar el mercado de exportación de crudo, una vez que estén las obras de transporte necesarias.

Además, el año que viene va a ser muy importante porque vamos a estar en capacidad de generar dividendos y si obtenemos el permiso para hacerlo, esa será una señal muy importante para los accionistas.

¿Considera que se requieren reformas regulatorias para llevar adelante los proyectos mencionados?

Tenemos un recurso sin comparación en el resto del mundo, desde el punto de vista del subsuelo. En términos de calidad y cantidad, los recursos están entre los mejores a nivel mundial. Pero para extraerlo y comercializarlo de manera rentable y competitiva es necesario trabajar junto con las autoridades nacionales y locales en crear un marco regulatorio estable que nos permita el acceso a divisas tanto para el pago de nuestros proveedores como el giro de dividendos y pagos intragrupo de manera estable, previsible y perdurable en el tiempo.

131 views
bookmark icon