ECONOMÍA & POLÍTICA

Gasoducto: Justicia cita a Kulfas, Rocca lo desmintió, y Enarsa cruzó al ex ministro

• Bookmarks: 12


Las afirmaciones formuladas por el ex ministro de Desarrollo Productivo, Matía Kulfas, primero a través de un off emitido por su cartera, luego orales, y también escritas en su carta de renuncia al presidente Alberto Fernández, motivaron una serie de acciones por parte del Juez Federal Daniel Rafecas, que recepcionó denuncias por presuntas irregularidades en el diseño de licitaciones para la construcción del Gasoducto troncal Tratayén-Salliqueló.

El Juez Rafecas recabó documentación acerca del proceso licitatorio, y ordenó citaciones para tomar declaración al propio Kulfas, al ex asesor en Enarsa (ex IEASA)   Antonio Pronsato, y a directivos de dicha empresa, a cargo del proyecto impulsado por el gobierno nacional.

También citó a una audiencia a expertos de principales petroleras operadoras en Vaca Muerta para analizar cuestiones técnicas referidas al Gasoducto.

Al respecto, también formuló declaraciones al periodismo el titular de Techint, Paolo Rocca, empresa adjudicataria de la provisión de los caños para el ducto.

 "No hubo ni actos de corrupción, ni direccionamiento del pliego ni nada por el estilo", sostuvo Rocca durante un encuentro del Consejo Empresario Argentino.

El CEO de Techint sostuvo que el Gasoducto (que se denominará Presidente Néstor Kirchner) “es una obra fundamental para el desarrollo de Vaca Muerta. El Gobierno llegó un poco tarde con la financiación, elaboró un pliego para la compra de tubos y otro para la construcción. El pliego para la compra de tubos es técnicamente indiscutible", afirmó.

Rocca advirtió que “los tiempos para llegar (con el gasoducto terminado) al invierno de 2023 son muy cortos. Por eso no hubo otras ofertas consistentes y nosotros, con Tenaris, llegamos reforzando nuestra cadena de fabricación en  Brasil".

El directivo dijo que el gobierno salió "a buscar a todos los que podía ofertar los tubos y ni los chinos ni nadie pudieron presentar una oferta consistente".

"La dirección de IEASA se encontró con un solo oferente, líder mundial en esto, podría haber decidido cancelar la licitación, olvidarse del gasoducto para el 2023 y hacer otra licitación más adelante, o asignarnos a nosotros el trabajo”, explicó.

"Ahora esta intervenido la Justicia y (si la construcción se posterga) es muy probable que terminemos pagando en  2023 el gas a 28 dólares (importado) en lugar de 4 dólares (precio local)  si las cosas siguen así", advirtió.

La salida de Kulfas fue la consecuencia de divergencias varias que el ex ministro venía manteniendo con funcionarios del área energética del gobierno (Entes Reguladores, IEASA) y que no cesaron aún cuando la secretaría de Energía dejó de formar parte de ese ministerio para pasar a depender de Economía.

Un cuestionamiento de la vicepresidenta Cristina Fernández a la provisión de chapas desde Brasil para fabricar los caños, en lugar de producirlas en el país la propia Techint, motivó el Off en el cual Kulfas se defendió responsabilizando a IEASA  (ahora Enarsa) por el contenido del pliego licitatorio en cuestión.

En este sentido, desde Enarsa se emitió un comunicado que procura “clarificar errores conceptuales” planteados por el ex ministro Kulfas en su nota de renuncia (publicada aparte):

.-  Respecto al Plan Gas.AR, el ex Ministro de Producción afirmó: “Si bien el plan estaba listo en julio de 2020, rápidamente aparecieron las voces críticas desde un sector de los entes reguladores, que decían que nuestra propuesta era antieconómica, con precios en tomo a US$ 3,50 por millón de BTU, a los cuales consideraban "caros". Vaya paradoja, consideraban caro un precio que estaba por debajo de los niveles históricos del gas importado y por el que hoy se paga en torno a los US$ 30 y se llega a pagar en el mundo en torno a los US$ 48”.

Respuesta: “Nunca fue eje de debate la contractualización y/o incentivos a la producción de gas. Cabe recordar que el PlanGas es una creación del Kirchnerismo y tuvo su primera normativa en el año 2008 en el marco de las Resoluciones de Gas y Petróleo Plus. Luego se realizó la Ronda del Plan Gas de la Resolución 1/2013. Los precios de la compulsa del PlanGas.Ar no reflejan los costos de extracción ni se han establecido topes que expresaran los valores internacionales que se pagaban en ese momento US$ 1,80 (Henry Hub – Ene/Jul 2020). Los valores de US$ 30/mmbtu y US$ 48/mmbtu expresan un mundo con el principal proveedor de gas europeo en conflicto bélico. Pues con el mismo criterio se podría decir que durante el 2020, mientras se importaba GNL a US$ 2/mmbtu, el estado Argentino pagaba us$ 3.50/mmbtu a la producción local. Provocando un desfalco al erario".

"Lo que si resultó llamativo fue la ausencia del sector industrial y productivo en la ronda PlanGas.Ar impulsado por el Ministerio cuyo desarrollo le compete, permitiendo que los precios para dicho sector sean fijados por el Mercado Spot con los vaivenes y abusos que fija el mercado”.

 Respecto a las inversiones en el sector energético, el ex Ministro de Producción afirmó: “El tercer desafío era generar un marco normativo y desplegar estrategias para el desarrollo de Vaca Muerta. No es un tema menor: el sector energético es una de las llaves para resolver nuestro problema de restricción externa. Estamos hablando de un potencial exportador de más de US$ 30.000 millones”.

Respuesta: “Este apartado no merece mucha atención, pues con el actual marco normativo durante el año 2013, 2014 Y 2015 se han realizado inversiones por US$ 7.735 US$ 8.828 y US$ 10.775 millones de dólares respectivamente y al día de hoy ningún gobierno ha superado (en ninguno de sus 3 valores). Las normativas no impulsan inversiones, las políticas de desarrollo lo hacen”.

 Respecto al esquema de subsidios a la energía, el ex Ministro de Producción afirmó: “El segundo desafío era salir del desquiciado sistema de subsidios a la energía que rige en nuestro país desde hace dos décadas, el cual tiene un enorme costo fiscal, es socialmente injusto, centralista, anti federal y pro rico”.

Respuesta: ”Respecto a los subsidios en sí, las importaciones que mayor incidencia tienen en el sistema energético son las de gas natural a los efectos de abastecer el salto en la demanda de gas en los hogares durante el período invernal y a los efectos de abastecer también en el invierno a las usinas ante la necesidad de priorizar el gas disponible a Hogares, Comercios e Industrias. El sitio web del ENARGAS tiene un sinfín de tablas y análisis en los cuales se pueden comprobar los siguientes incrementos de demanda diaria en los hogares según la región de que se trate durante el período invernal: Está más que claro que las importaciones de gas durante el invierno para abastecer el incremento de demanda de hogares y las importaciones de gas oil para abastecer las usinas ante la restricción en la disponibilidad de gas, tienen por objetivo abastecer el incremento en la demanda de gas de los hogares de la Patagonia, Gran Buenos Aires, el interior de Buenos Aires y la región Centro”.

“El usuario residencial de CABA no mueve el requerimiento de volúmenes de importaciones de gas natural. El perfil medio del usuario domiciliario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires probablemente sea de poder adquisitivo por encima del promedio pero de nivel de consumo medio/bajo de gas natural.  Las declaraciones del ex ministro son de desconocimiento supino de cómo se empunta la demanda de gas natural durante el invierno y en cual región geográficamente los hogares que efectivamente reciben los subsidios”, se repondió.

“Se observa que mientras la Secretaría de Energía fue un dependencia bajo su órbita, hasta agosto del año pasado, y tampoco posteriormente, logró entender cómo funciona el sistema energético”, señaló el comunicado.

Asimismo, desde Enarsa se respondió al ex ministro respecto a supuestas demoras producidas en el inicio del gasoducto Néstor Kirchner cuando señaló “ojalá pueda iniciarse rápidamente porque representa una posibilidad concreta de lograr el autoabastecimiento gasífero y luego avanzar en la estrategia exportadora, pero se ha perdido tiempo muy valioso que nos cuesta millones de dólares en importaciones”.

Al respecto se sostuvo, “Cabe aclarar que el día 12 de agosto de 2021 se presentó el proyecto del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner con el DNU listo para ser suscripto. El DNU finalmente se dictó el 14 de febrero de 2022”.

Con respecto al componente nacional en las obras a realizarse el ex ministro refirió que “a propósito de este tema, ratifico lo dicho el viernes al finalizar el acto aniversario por los 100 años de YPF en Tecnópolis: si algo cabe reprocharse respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto, eso debe atribuirse pura y exclusivamente a las características de la licitación realizada por la empresa IEASA, cuyos miembros, al igual que el equipo de la Secretaría de Energía, responden políticamente a la Sra. Vicepresidenta. Fueron declaraciones que realice en ON”.

Respuesta: “Mas allá de la cobardía de no ratificar el OFF, resulta dable mencionar que el Directorio de Energía Argentina también tiene entre sus integrantes a Diego Rozengardt cuya designación fue impulsada por el Ministro Martín Guzmán y tiene dentro de su ámbito de gestión al Contador Hernán Herrera (cuya designación fue impulsada por el Sr. Kulfas) quien también integró el Directorio y que, al día de la fecha, participa activamente en la política de procedimientos de la Empresa”.

“Es miópico afirmar que las importaciones de energía atentan contra las reservas. Desde ya que hay que trabajar en sustituirlas y además en generar divisas. A todo ello apunta el gasoducto Presidente Néstor Kirchner”, “Argentina tenía hace 10 años un intercambio comercial de 200.000 millones de dólares anuales, importaba constantemente energía y los precios de las materias primas estaban dentro de los promedios históricos. Sin embargo la situación socioeconómica no era la dramática que es la actual”, “Hoy con precios récords de materias primas, Argentina tiene un intercambio comercial que es menos de la mitad que ese registro”, se describió.

“No satisfecho con los pésimos resultados de la gestión, se muestra preocupado por los subsidios a la energía, que demás está decir, el objetivo es protege el poder adquisitivo de las familias. ¿Qué pretende también? ¿Que los hogares reciban facturas de 50.000 pesos de luz y gas?, interrogó a Kulfas el comunicado de Enarsa.

-----------

12 recommended
104 views
bookmark icon