ECONOMÍA & POLÍTICA

Bolivia abastecerá al menos 14 MMm3/día de gas natural. Precio Promedio Ponderado de US$ 12 dólares

• Bookmarks: 31


Por Santiago Magrone

El gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia aseguró a su par de la Argentina el suministro de gas natural en un volumen diario de 14 millones de metros cúbicos, similar al entregado en 2021, al tiempo que sostuvo que en la medida en que consiga ir incrementado su producción de este insumo energético priorizará entregas adicionales al mercado argentino.

Los precios de este gas varían desde 7 hasta 18 dólares el millón de BTU, según los volúmenes entregados, en base a una fórmula de ajuste trimestral.

La confirmación de este volumen diario, que ingresará por el Gasoducto binacional Juana Azurduy, posibilitará el abasto de gas de manera prioritaria a la región Noroeste del país, habida cuenta que esta área no dispone aún de la infraestructura de ductos que la conecte con la Cuenca Neuquina (Vaca Muerta), y que ha mermado fuertemente la producción de gas propia del norte argentino.

Los presidentes de Argentina y de Bolivia suscribieron una declaración conjunta, en el marco de la visita oficial realizada por el mandatario Luis Arce y ministros de su gobierno, plasmando “su voluntad de avanzar en la consolidación de la agenda energética bilateral, la cual conlleva entre otros, garantizar el suministro de gas en volúmenes significativos para la presente gestión”. “Además, se desarrollarán mecanismos específicos entre YPFB e IEASA que permitan conciliar saldos en beneficio de ambos países”, señala el texto.

El tema tiene una especial relevancia para la Argentina dada la necesidad de contar con provisión de gas adicional a su propia producción en los meses del otoño e invierno, lo cual implica no sólo garantizarse el ingreso del gas natural contratado con Bolivia (revisado en varias adendas desde su entrada en vigencia en 2006) sino también de Gas Natural Licuado (GNL) cuyos cargamentos se licitan en el mercado internacional, hoy a precios que al menos cuadriplican a los pagados el año pasado.

La fuerte erogación que deberá afrontar el Estado argentino complicó las cuentas del ministerio de Economía. Mientras, se esperan avances en la licitación para la construcción del nuevo gasoducto troncal indispensable para evacuar los mayores volúmenes que se estan produciendo en Vaca Muerta, con el objetivo (posible ? ) de disponer de ése gas en el invierno 2023.

Mientras, Alberto Fernández y Luis Arce coincidieron “en la importancia de realizar acciones concurrentes para que el Contrato de Compra Venta de Gas Natural entre YPFB e IEASA, refleje un nuevo régimen de entrega garantizado de 14 millones de metros cúbicos por día y priorizando en función de la disponibilidad volúmenes adicionales en el período de invierno”.

El ministerio de Economía detalló al respecto que "el Convenio, que perfeccionarán YPFB y IEASA, establece que la empresa boliviana proveerá 14 millones de m3 diarios de gas firmes durante los meses de este invierno, dando prioridad a la Argentina por hasta 18 millones de m3 día en total para el periodo mayo a septiembre 2022".

"Los precios del gas a aplicar a este acuerdo tendrán un esquema por el cual Argentina pagará el actual precio vigente en la adenda 2021, (actualmente entre 7 y 9 dólares el MMbtu) por un primer volumen de hasta 8 a 10 Millones de metros cúbicos día; mientras que por el resto del gas el precio será ajustado trimestralmente de acuerdo a la fórmula PCDA = Brent * 10,5% (aproximadamente US$ 18 el Millón de BTU), lo que arroja un precio promedio ponderado de US$ 12,18 MMbtu por el tramo firme del acuerdo".

También se convino “el cese de derechos y obligaciones (del contrato bilateral) antes de la gestión 2025 (año fijado para el vencimiento original), a cuyo efecto encargaron a los Ministerios y entidades responsables concretizar los documentos correspondientes”.

Esto está relacionado con los menores requerimientos por parte de Argentina conforme se incremente la producción y transporte de gas propio.

El Alberto Fernández agradeció a su par Luis Arce por “el esfuerzo que ha hecho para que Argentina pueda seguir en su senda de desarrollo, donde contar con la energía es muy importante”.

Arce hizo referencia a la merma en la producción de los yacimientos bolivianos de gas, atribuídas a la falta de inversiones suficientes ocurridas durante el gobierno de facto que derrocó a Evo Morales en 2019, y al contrato firmado por ese mismo gobierno con Brasil “muy perjudicial para los intereses de Bolivia”, afirmó en una conferencia de prensa en Casa Rosada.

Desde hace años Brasil compra gas boliviano en volúmenes mayores a los que ha comprado Argentina,  incluso con prioridad de abastecimiento. Por ello, la posibilidad de suministrar más gas a la Argentina también dependerá de los requerimientos de Brasil.

Cabe referir que tanto Argentina como Brasil están siendo afectados en los dos últimos años por la menor disponibilidad de energía hidroeléctrica, (por caso Itaipú, Yacyretá) por la gravísima sequía que atraviesa la región (Cuenca Paraná-Iguazú). En las últimas semanas dicha situación presenta síntomas de leve mejora en los embalses por razones estacionales.

En tanto, Argentina y Bolivia también acordaron “avanzar en el análisis de las oportunidades de inversión para YPFB en Vaca Muerta y trabajar de manera conjunta en la identificación de alternativas de suministro de hidrocarburos líquidos en procura de la seguridad energética de ambos Estados”.

En sus declaraciones a la prensa, el presidente Fernández detalló que “el contrato que teníamos” en materia de provisión de gas “se mantiene en las mismas condiciones” y aseguró que “Bolivia asumió un compromiso adicional que es que si hay un incremento en la producción de gas Argentina va tener prioridad para poder acceder a ese incremental que puede venir como exportación a la Argentina”.

En cuanto a la referencia oficial a los precios de tales suministros, son mayores a los del año pasado (en torno a los 8 dólares el MBTU) por la suba de la cotización internacional, pero siempre mucho menores a los que rigen para el GNL. De hecho, los primeros embarques licitados para este año se cotizaron a precios de entre 35 y 45 dólares el MBTU.

“Con esto, la Argentina tiene garantizado el suministro de gas como lo hicimos el año pasado, pero también estamos acordando ir más allá de la firma de un convenio con gas. Queremos hacer acuerdos con el tema del litio, y por eso queremos también coordinar no solo con la Argentina sino también con otros países para llegar a acuerdos importantes en beneficio de todos”, dijo el presidente de Bolivia, Luis Arce.

Fernández y Arce encabezaron en el Salón Blanco de Casa Rosada el acto en el que se suscribieron la declaración conjunta y el Memorándum de Entendimiento de Cooperación en la Integración en Recursos Evaporíticos y Litio.

Por parte de la Argentina, participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y los ministros de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Economía y Finanzas, Martín Guzmán; y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y de Energía, Darío Martínez; la secretaria de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales, Maia Colodenco, y el embajador de la Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro.

El tanto, por Bolivia, se encontraban presentes el ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina Ortiz; el viceministro de Relaciones Exteriores, Freddy Mamani Machaca; la jefa de Gabinete, Fabiola Consuelo Salazar Calle; el titular de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen Tapia; el vicepresidente de Administración, Contratos y Fiscalización (YPFB), Sidney Enzo Michel Orellana y el embajador ante Argentina, Jorge Ramiro Tapia Sainz.

31 recommended
589 views
bookmark icon