ECONOMÍA & POLÍTICA

El gobierno nacional anunció que activa la construcción del gasoducto Néstor Kirchner

• Bookmarks: 8


 Por Santiago Magrone


El Presidente Alberto Fernández anunció en Casa Rosada el inicio del proceso para la construcción de la primera etapa del gasoducto Néstor Kirchner y del Sistema de Gasoductos Transport.Ar Producción Nacional, "cuyo desarrollo permitirá garantizar la ampliación de la capacidad de transporte del sistema nacional de gasoductos, además de potenciar la capacidad exportadora de gas a países vecinos y generar un mayor ahorro fiscal y de divisas anuales", destacó el gobierno.  
 
Al finalizar una reunión con el Secretario de Energía, Darío Martínez y el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el Presidente manifestó la voluntad política del Gobierno nacional para avanzar con la obra, mediante  la convocatoria a licitación pública, con el aumento de la partida presupuestaria correspondiente al primer tramo del proyecto en 40.000.000.000 de pesos.

Cabe señalar que en el proyecto de Presupuesto 2022 girado al Congreso de la Nación ya se contemplaban partidas de 57 mil millones de pesos para la construcción del ducto en su etapa I y de casi 5.3 mil millones para el ducto mercedes-Cardales, de manera que, según la comunicación oficial, se produce ahora un incremento de tales partidas para viabilizar las dos obras.

El tendido de un nuevo gasoducto troncal para evacuar la mayor producción desde la formación no convencional Vaca Muerta es indispensable para el desarrollo de nuevos proyectos definidos por las empresas productoras y que implican fuertes inversiones de mediano y largo plazo. El Gobierno ha decidido que el Estado tenga una participación activa en la infraestructura necesaria.

Principales empresas productoras, por caso YPF, Tecpetrol, Total, PAE, Pampa, coinciden en destacar que la Argentina debería aprovechar la "ventana de oportunidad" que se le presenta para la utilización del gas natural como un recurso clave para avanzar en la transición energética propia hacia el desarrollo de energías renovables. Y también en la necesidad de terceros mercados que no cuentan con este recurso en el camino de la descarbonización progresiva convenida por casi doscientos países hacia 2030 y 2050.

También se espera desde el sector privado el tratamiento parlamenario del proyecto de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas (en yacimientos convencionales y no convencionales) que la Administración de Alberto Fernández giró al Congreso a mediados de setiembre. Se estima que dicho proyecto, que ingresó por el Senado de la Nación, será pasible de modificaciones en varios aspectos de su contenido.
 
El Presidente instruyó a la Secretaría de Energía y a IEASA a avanzar con rapidez en el llamado a licitación pública y pudo además interiorizarse acerca de los detalles del proyecto, que al finalizarse alcanzará un incremento en la capacidad de transporte de 24 millones de metros cúbicos diarios y generará un ahorro de divisas de 1.465 millones de dólares anuales y un ahorro fiscal de 1.060 millones por sustitución de importaciones de GNL y Gas Oil, además de compensar la caída en los niveles de producción correspondientes a la provisión boliviana.

Acerca de la construcción del gasoducto, deberá definirse entonces un cronograma de la licitación de las obras y de la provisión de los caños. Por cierto, hace pocos días hizo notar su interés en el tema Paolo Rocca (Techint).
 
Por otro lado, el secretario de Energía transmitió al Presidente también la necesidad de avanzar en el esquema de desarrollo de la segunda etapa del proyecto, en la medida en que su concreción implicará el aumento de la capacidad total de transporte en 44 millones de metros cúbicos por día, lo cual permitirá además abastecer integralmente la demanda interna con gas argentino y potenciar la capacidad exportadora del país.
 
De esa forma, se generarán ahorros anuales totales de hasta 2.690 millones de dólares en materia de divisas y de 1.946 millones de dólares en cuanto a costo fiscal.
 
La primera etapa del proyecto gasoducto Néstor Kirchner y del Sistema de Gasoductos Tranport.Ar Producción Nacional incluye las obras de construcción entre Tratayen y Salliqueló, y entre Mercedes y Cardales, la ampliación del Gasoducto NEUBA II (Ordoqui), la construcción de los tramos finales en AMBA Sur y Norte, la reversión del Gasoducto Norte en sus etapas I y II, y la ampliación del Gasoducto Centro Oeste.
 
La segunda etapa, en tanto, contempla la construcción del Gasoducto Nestor Kirchner entre Salliqueló y San Jerónimo, la culminación de la reversión del Gasoducto Norte, la ampliación de la capacidad de transporte del GNEA, la conexión GNEA a San Jerónimo y Loops, y aumento de compresión en Aldea Brasilera (Gasoducto Entrerriano).
 
El Secretario de Energía además  informó al Presidente que por el desarrollo del Plan Gas.Ar la producción de Gas Natural tuvo un crecimiento de tal magnitud que la capacidad de transporte puede saturar los gasoductos actuales.
 
Por lo tanto, y dada la potencialidad de Vaca Muerta, es necesario construir un nuevo sistema de gasoductos que permitan desarrollar al máximo la producción de gas argentino para reemplazar las costosas importaciones de GNL y gas oil que el país se ve obligado a realizar todos los años para completar el abastecimiento de la demanda interna y para insumo de nuestras Centrales Térmicas de Generación Eléctrica.

8 recommended
566 views
bookmark icon