Downstream

CECHA calculó perdidas propias en el período 2018-2021

• Bookmarks: 20


A pocas semanas del cierre del 2021, la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) realizó un análisis del estado de situación del sector de los combustibles.

Al tomar datos de la Secretaría de Energía de la Nación, desde CECHA estudiaron el impacto de la caída del volumen de ventas “producto del combo recesión desde 2018 más pandemia (Covid-19)”,  y  concluyeron que se perdió la venta equivalente a 5,2 meses de expendio.

 “Cuando la pandemia nos encontró en marzo de 2020, la situación de las Estaciones era complejísima, ya que veníamos de casi dos años de recesión. Comparado con abril de 2018, el punto donde comienza este cuadro de caída, el Covid-19 nos agarró casi 6 puntos por debajo de los valores de ese mes. La pandemia potenció todo”, sostuvo Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA.

“A octubre de 2021, el volumen de ventas es casi tres puntos porcentuales por debajo de abril de 2018, inicio de la recesión”, sostuvo la entidad.

El informe no hace hincapié en el fuerte repunte de las ventas que el rubro registra en lo que va del año conforme se ha ido reactivando la economía (y la vida) en la cuasi post pandemia.  

Según cálculos de CECHA en base a información de la Secretaría de Energía, a lo largo de este período se perdieron de vender 8.2 millones de metros cúbicos de combustible, el equivalente al despacho de cinco meses completos. “Es decir, que a lo largo de casi cuatro años perdimos alrededor de medio año de ventas”, lamentaron desde la entidad empresaria.

LOS COMBUSTIBLES Y LA INFLACION

 El informe también profundizó en la relación entre el precio de los combustibles y la inflación, para desterrar un viejo mito que indica que “los aumentos de nafta luego se trasladan al resto de los productos”. En ese sentido, se comparó la evolución de los precios de productos de la canasta básica, tales como el pan o la leche, durante los últimos seis meses en los que la nafta se mantuvo congelada.

CECHA describió que “los precios al consumidor se incrementaron 13.1 %; los precios de alimentos y bebidas se incrementaron 11.7 %; el precio de la leche fresca en sachet se incrementó un 10.9 % y el precio del pan francés se incrementó un 8.3 %, para tomar sólo algunos productos de referencia, todo esto según datos oficiales de INDEC”.

“Para nosotros es vital combatir este mito, porque le abre la puerta a aumentos discrecionales por parte de algunos vivos, que aumentan por las dudas un 5 % cuando la nafta sube 5 %, aun cuando el combustible no sea una parte representativa de sus costos. Esto genera luego que los combustibles sufran largos congelamientos, que no combaten la inflación y para nosotros son dramáticos”, explicaron desde CECHA.

 Antes del congelamiento, una estación de Servicio necesitaba vender 600 litros de súper para pagar el sueldo de un playero. Hoy esa cifra creció a los 800 litros.  A noviembre de 2021, el 52,6 % de las Estaciones de Servicio del país no llegan a vender por arriba del punto de equilibrio, que es la cantidad de litros de nafta que tiene que despachar al mes para salir sin ningún tipo de pérdidas, indicaron.

 Actualmente, ese volumen se encuentra en los 315 mil metros cúbicos al mes. “Esta es una situación que atraviesan todas las Estaciones del país, desde las que están en las grandes ciudades a las que se encuentran en las zonas más alejadas”.

 TASAS E IMPUESTOS EN EL TANQUE

 El informe también ponderó la distribución de lo que paga el consumidor a la hora de cargar nafta, y el peso de la carga impositiva que tiene el combustible.

A noviembre de 2021, considerando el precio promedio en todo el país, de los $ 4,962.47 que cuesta llenar un tanque de 50 litros de nafta súper, $ 1,813.56 van, de una u otra manera, a distintos niveles del Estado, a través de tasas municipales, impuestos provinciales e impuestos nacionales.  Significa que el consumidor paga impuestos por más de $ 1,800 cada vez que llena un tanque de nafta súper.

Se trata de una estimación conservadora, ya que no incluye los impuestos que se pagan en etapas anteriores de la cadena de valor, señaló la entidad.  “Este es un punto donde siempre hacemos foco, que es el poco margen que se quedan las estaciones de servicio sobre el precio del litro de combustible, apenas el 7,8 por ciento del precio de litro.

 En un tanque lleno las estaciones se quedan con solo $ 380 pesos, el valor de dos gaseosas”, remarcó Bornoroni. El informe también remarcó la cantidad de ítems que deben abonar las estaciones con ese margen, tales como sueldos, ART, aguinaldos, auditorías de tanque, habilitación de bomberos, posnet, habilitación municipal, electricidad, seguridad y otros 40 rubros en total.

IMPUESTOS FIJOS VS AD VALOREM

El informe también ponderó el impacto de la Reforma Tributaria de 2017, que sustituyó el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (que se calculaba como porcentaje del precio del combustible), por el Impuesto a los Combustibles Líquidos y el Impuesto sobre el Dióxido de Carbono, ambos de suma fija en pesos, ajustables trimestralmente por inflación.

“De no haberse aplicado esos cambios, el consumidor tendría que gastar hoy $ 259 adicionales por cada tanque de nafta súper. Al abonar cada carga completa del tanque, estaría aportando entonces $ 2,072.56 a los distintos niveles del Estado (nuevamente, sin considerar los impuestos que pagan las petroleras y otros eslabones de la cadena de valor del combustible precios a la comercialización)”, explicó CECHA.

PRECIOS INTERNACIONALES

Entre los factores que presionan sobre el combustible, el precio del barril de crudo viene aumentando de manera sostenida desde comienzos del año, donde comenzó a casi 50 dólares en enero de 2021 mientras que a principios de noviembre redondea los 85 dólares.

El informe también observa la diferencia entre el valor de la nafta en Argentina con otros países de la región, donde tenemos una de las naftas más baratas de la región, a 0,97 dólares el litro. En comparación, Uruguay vale 1,6 US$ y Brasil 1,15.

 MATRIZ ENERGETICA

 Por otro lado, se realizó una evaluación del cuadro de situación del sistema energético de Argentina, a raíz del proyecto de Promoción de la Movilidad Sustentable, anunciado por el Estado Nacional para reemplazar hasta 2041 el parque de vehículos de motor de combustión interna. Dentro de los países del G20, Argentina es uno de los que depende en mayor medida del consumo de gas y petróleo para su matriz energética. El 67 % de la generación se explica por dicha vía, siendo el tercer país más dependiente dentro del G20, por detrás de Arabia Saudita (100 %) y México (71 %).

En cuanto a la comercialización de autos eléctricos e híbridos, aumentó 264 % en los últimos dos años, pero se ubica en un promedio de 470 unidades mensuales.

20 recommended
694 views
bookmark icon