El gobierno peruano busca renegociar el contrato de Camisea

 -  - 


Iván Merino, el ministro de Energía y Minas, aseguró que “es necesaria una nueva renegociación” del contrato de Camisea, buscando que este dé más regalías para el Estado.

Esta declaración se da un día después de que Guido Bellido, el presidente del Consejo de Ministros, compartiera un tuit conminando a las empresas que forman el consorcio Camisea a que renegocien el aumento de las utilidades que se paga por el proyecto. De no hacerlo, advirtió que el Ejecutivo optará “por la recuperación o nacionalización de nuestro yacimiento”.

El ministro indicó que hay “muchas empresas” que están dispuestas a aceptar el referido pacto social y que Pluspetrol, la empresa que tiene mayor participación en el Consorcio Camisea, ya participó en la reducción del precio del gas licuado de petróleo (GLP).

Merino también resaltó que el Ministerio de Energía y Minas considera que la recaudación tributaria del sector debe “modificarse” para que sea más significativa.

“Nuestra participación como sector en impuestos es bastante limitada con respecto a lo que se genera. Creo que eso tiene que modificarse. […] Pero esto lo haremos de manera consensuada con todos los sectores, con las empresas, con los gobiernos regionales y locales, las organizaciones de base y el gobierno central”, resaltó.

Merino también indicó que el miércoles responderá al oficio entregado por Lady Camones, parlamentaria de Alianza Para el Progreso, en el que le solicitó que “deslinde y aclare con suma urgencia” la postura de Guido Bellido.

La renegociación de los contratos de concesión de la explotación de Camisea, situado en la selva amazónica de la sureña región de Cusco, era una promesa electoral de campaña del partido socialista Perú Libre, al que pertenece Bellido, quien además es cusqueño de nacimiento.

El presidente del Consejo de Ministros realizó este anuncio sin que se manifestase el presidente, Pedro Castillo, quien no se ha pronunciado al respecto.

El consorcio

Dentro del consorcio de Camisea, Pluspetrol es el socio mayoritario con el 27% de participación, seguido de la estadounidense Hunt Oil (25,1 %), la coreana SK Innovatión (17,6 %), la española Repsol (10 %), Tecpetrol (10 %), y la argelina Sonatrach (10 %).

Desde 2019 está bloqueada la compra de la participación de SK Innovation por parte de Pluspetrol al exigir el Estado peruano la firma de una cláusula anticorrupción que obligaba al comprador a desprenderse de sus derechos sobre el yacimiento en caso de que en adelante se hallara algún caso de corrupción en Camisea.

Pluspetrol se encarga desde 2004 de realizar las actividades de exploración y explotación de las reservas de gas natural en los bloques 56 y 88 de Camisea y su posterior procesamiento en la planta de fraccionamiento de Malvinas, ubicada a orillas del río Urubamba, donde se separan los líquidos y el gas seco.

Desde esa planta, el gas es transportado por un gasoducto de más de 500 kilómetros hasta el puerto de Pisco, en el océano Pacífico, donde hay una planta de fraccionamiento para su exportación y para su consumo interno en viviendas.

En condiciones normales Camisea produce entre 43 y 48 millones de metros cúbicos de gas por día, procedentes de los bloques 56 y 88 a cargo de Pluspetrol y del 57 a cargo de Repsol, según el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

De esta forma, Camisea produce 92 % de la producción fiscalizada de gas natural de Perú y su gas permite generar más del 40 % de la energía eléctrica consumida a nivel nacional.

Durante sus primeros 15 años de operaciones, Camisea facturó 30.000 millones de dólares tras una inversión de 5.000 millones de dólares y generó regalías para el Estado peruano por valor de 8.000 millones de dólares, lo que equivale al 0,5 % del producto interior bruto (PIB) del país.

143 views
bookmark icon