Wartsila puso en marcha central eléctrica en Manantiales Behr

 -  -  1


Una central eléctrica de 58 MW alimentada con gas asociado, construida y suministrada por el grupo tecnológico Wärtsilä, bajo un acuerdo de ingeniería, adquisición y construcción (EPC), ha iniciado sus operaciones comerciales en Manantiales Behr.

La Central Térmica Manantiales Behr fue construida para YPF Luz, perteneciente a YPF S.A, una de las principales compañías del sector del petróleo y gas de Argentina. La instalación está ubicada en un importante campo petrolero y la usina, que opera con motores Wartsila 31SG funciona con gas proveniente de las operaciones de producción de petróleo.

La firma del acuerdo se realizó en 2018 y el trabajo de construcción se ejecutó en los siguientes dos años
cumpliendo con todos los procedimientos, permisos y especificaciones de la industria del petróleo y el gas, y
de acuerdo a los estándares y requisitos técnicos establecidos en el contrato.

Los protocolos de seguridad requeridos por la pandemia de Covid-19 durante los últimos 12 meses han ralentizado significativamente el trabajo de construcción en el sitio. Superar estos desafíos ha sido un gran logro para Wärtsilä.

La ubicación del área Manantiales Behr también ha sido un desafío, ya que cuenta con vientos que pueden alcanzar los 180 km/hora y las temperaturas pueden oscilar entre - 10 y + 40 grados Celsius.

La fiabilidad del suministro es, por lo tanto, de primordial importancia, ya que la central proporciona la energía
necesaria para la producción de petróleo. Para garantizar su desempeño, el diseño cuenta con cinco motores de alta eficiencia Wärtsilä 31SG alimentados con gas, lo que la convierte en la central eléctrica más grande del mundo que funciona con ese modelo de motores. La nueva instalación ha reemplazado a una planta de energía existente con tecnología menos eficiente.

Adicionalmente, Wärtsilä se ha adjudicado un contrato de servicios a largo plazo (de diez años), y también
proporcionará asesoramiento operativo durante cuatro años.

“Entre los muchos desafíos que tuvimos que enfrentar estaba el hecho de que el combustible para los
motores es gas suministrado desde los campos petroleros a muy baja presión. Afortunadamente, nuestra
tecnología es capaz de funcionar con gases especiales a baja presión, pero en este caso fue necesaria la
provisión de una planta de compresión que logra aumentar la presión del gas para poder operar
correctamente”, comentó Jorge Alcaide, Director de Negocios de Energía, Región Sur, para las Américas de
Wärtsilä Energy.

El cliente también opera un parque eólico en la misma ubicación, y la central térmica complementa y balancea la energía generada por éste, funcionando como una operación híbrida integrada. La capacidad de arranque y parada rápida de los motores Wärtsilä 31SG proporcionan la flexibilidad necesaria para garantizar el suministro continuo y confiable en todas las condiciones climáticas.

Wärtsilä tiene actualmente más de 600 MW de capacidad de generación instalada en Argentina, y 3.630 MW de capacidad en toda Sudamérica. Con la Central Térmica Manantiales Behr incluida, Wärtsilä ha completado con éxito en Argentina ocho proyectos a tiempo y dentro del presupuesto durante los últimos cuatro años.

141 views
bookmark icon