Shell adjudicó tendido del oleoducto Sierras Blancas-Allen para transportar crudo desde Vaca Muerta

 -  -  1


La energética Shell Argentina adjudicó al consorcio Techint-SIMA la construcción del Oleoducto Sierras Blancas-Allen, que le permitirá ampliar su capacidad de evacuación de crudo producido en Vaca Muerta hasta el sistema troncal de ductos, informó la compañía.

Se trata de un oleoducto de  16 pulgadas de diámetro, una extensión d e 105 kilómetros, desde Sierras Blancas a Allen, con capacidad de transportar hasta 120.000 barriles de petróleo por día (20.000 m3 aproximadamente).

El monto de la inversión se calculó en unos  U$ 80 millones, similar al que la compañía realizó para montar su segunda planta de producción y procesamiento (CPF) recientemente inaugurada.

Se proyecta que entrará en operación en el último trimestre del año que viene (aproximadamente  18 meses de construcción).

La traza del oleoducto irá de San Patricio del Chañar hasta Allen, pasando por Campo Grande, Contraalmirante Cordero/Barda del Medio, Cinco Saltos y Fernández Oro. Es una obra que involucra a dos provincias: el 65 % de la traza se ubica del  lado de Río Negro y el 35 % en Neuquén.

Los contratistas que realizarán la construcción serán Techint y la neuquina Ingeniería SIMA en conjunto, seleccionados a través de licitación pública.

 “La participación de empresas locales en el proyecto es parte de nuestra estrategia de Compre Local y contribuirá a la generación de empleo local y el impulso de las compañías de servicios de la región”, puntualizó la empresa .

“Es un paso muy importante para Shell Argentina porque es el primer ducto que construimos.  Y para todo Vaca Muerta porque contribuirá a aliviar el principal cuello de botella del transporte de petróleo que se produce en la evacuación, al ampliar la red actual y ofrecer el potencial a otros operadores a futuro de evacuar sus producciones por este ducto”,  se destacó.

Desde Shell se detalló que “esta obra es parte de la primera etapa del plan de desarrollo que anunciamos en 2018, consistente en la perforación de nuevos pozos a un ritmo promedio de 30 por año y la construcción de infraestructura para ampliar la capacidad de procesamiento a 42.000 barriles diarios”.

“En ese marco, pusimos en funcionamiento en junio una segunda planta de producción (Central Processing Facility - CPF) en Sierras Blancas, con una capacidad de procesar hasta 30.000 barriles diarios, que se suma a la Early Production Facility - EPF de 12.000 barriles, en funcionamiento desde 2016”. “En una segunda etapa, estos bloques tienen el potencial de generar más de 70.000 barriles por día.  Para eso, el paso siguiente sería construir otra planta igual a la CPF y hacer más de 120 pozos nuevos, se explicó.

484 views
bookmark icon