Se confirman mayores costos para el abasto de insumos energéticos en el invierno

 -  - 


Desde el viernes 23 de abril el barco regasificador “Expedient”, amarrado en la terminal portuaria específica de Escobar (provincia de Buenos Aires),  estará en  condiciones de inyectar gas al sistema troncal de ductos, en función de las necesidades de la demanda de este insumo.

Así lo anunció el Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, quien explicó que “como estaba previsto, tendremos a disposición una nueva fuente de oferta, que se sumará al gas argentino, al de origen boliviano y al otro barco regasificador que IEASA ya contrató y que comenzará a operar el 26 de mayo desde el puerto de Bahía Blanca”.

El funcionario afirmó que “con estas fuentes propias y las importadas de gas a disposición, en funcionamiento y articuladas, este invierno confiamos en superar una serie de obstáculos que se han conjugado” (en relación a la disponibilidad de  los recursos energéticos).

Al respecto refirió que “a la baja hidraulicidad  (por caso en la cuenca del Paraná) que limita la utilización de las hidroeléctricas para la generación de energía, lo que hace que se requiera mayor participación de las centrales térmicas, se sumó el declino de la producción y de la oferta invernal de gas boliviano, el declino que venía demostrando la producción nacional, y el conflicto social en Neuquén, que esperamos se resuelva prontamente con el diálogo”.

“Esta situación viene paralizando las tareas que las empresas productoras, los trabajadores y las pymes venían realizando desde el inicio del Plan Gas.Ar, para llegar al inicio del invierno con la mayor producción de gas argentino posible” sostuvo el funcionario. .

Martínez expresó que “IEASA viene trabajando en la realización de la compulsa internacional para traer el segundo barco regasificador a Bahía Blanca, así como las licitaciones para adquirir el GNL, tanto para Escobar como para el regasificador de Bahía Blanca, para el cual se adjudicaron el lunes (19/4) 13 buques a un precio promedio de U$ 7.20 el MBTU, muy satisfactorio para las actuales condiciones del mercado internacional”. El costo para producir gas natural en base al Plan Gas Ar dispuesto por el gobierno ronda los 3,50 dólares el MBTU.

El funcionario agregó que “como todos los años, estamos articulando el trabajo de análisis y monitoreo de la situación de la oferta y la demanda de gas, en forma conjunta, con IEASA,  CAMMESA, ENARGAS y las transportistas, con todos los cuales volveremos a reunirnos en los próximos días para unificar información y generar conclusiones que nos permitan tomar las decisiones más adecuadas”.

Las declaraciones del  Secretario vienen a confirmar las consecuencias gravosas del conflicto en Neuquén entre el gobierno provincial  de Omar Gutierrez y los trabajadores del  área de Salud, que lleva dos semanas  y  que ha frenado la actividad productiva en los reservorios de Vaca Muerta.

El cuadro de situación terminará complicando aún más las cuentas del Ministro de Economía nacional, Martín Guzmán.

Al respecto, en las últimas horas la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) reiteró a los gobiernos provincial y nacional la solicitud de “intervención  frente a los graves hechos de público conocimiento que se vienen desarrollando desde el miércoles 7 de abril en la provincia del Neuquén”.

“Tal como expresáramos en nuestra nota del  13 de abril, los bloqueos y cortes totales en rutas afectan de forma directa a la mayoría de las operaciones en yacimientos hidrocarburíferos en la provincia.  Estos bloqueos  impiden el relevo y traslado de trabajadores petroleros y contratistas, así como de equipos e insumos necesarios para la continuidad de la explotación de los yacimientos, en condiciones seguras y de salubridad” puntualizó la cámara empresaria.

La CEPH detalló que “afectan también el normal movimiento de los trabajadores para operar las plantas, e impactan en la operación de los pozos productivos de Vaca Muerta. La disponibilidad de recursos y víveres para continuar las operaciones, incluyendo alimentos, agua potable y gasoil, está siendo directamente afectada por los cortes. Y, más grave aún, las dotaciones mínimas para mantener la producción y la seguridad de las operaciones no pueden ser relevadas al final de cada rotación”.

En ese marco, las empresas de la CEPH “se verán obligadas a disminuir la cantidad de personal en sus operaciones a fin de proteger a sus trabajadores y racionalizar víveres, con el consecuente impacto adicional en los niveles de producción”, se advirtió.

Las petroleras destacaron además que “los bloqueos y cortes de ruta impiden también la puesta en producción de nuevos pozos indispensables para abastecer las necesidades de gas y petróleo de este invierno en nuestro país, a través de las tareas de perforación, terminación y conexión de los mismos. Sin poder recibir gasoil e insumos tanto para los equipos de perforación como para los equipos de fractura, Vaca Muerta tiene hoy paralizados 25 equipos de perforación y 6 de fractura (terminación de pozos)”, se describió .

Los empresarios petroleros señalaron que la situación afectará a la secuencia de las inversiones previstas para recuperar niveles de producción de gas y petróleo para abastecer  a hogares e industrias ante el próximo invierno, de acuerdo a los compromisos previstos en el Plan de Promoción de la Producción del Gas Natural Argentino – Esquema de Oferta y Demanda 2020-2024.

Desde la CEPH se remarcó a los funcionarios que “el impacto inmediato es claro: el retraso en el desarrollo de nuevos pozos obligará a nuestro país a importar con sentido de urgencia más combustibles líquidos (gasoil y fuel oil) o GNL (Gas Natural Licuado) a través de los barcos regasificadores, por un costo aproximado adicional para la balanza comercial argentina de 190 millones de dólares considerando los bloqueos hasta el día de ayer  (por el 20/4) “.

La pérdida por la persistencia del conflicto y de los bloqueos se calcula a razón de 13 millones de dólares diarios, y  la producción perdida demandará varios meses en recuperarse dada la escasa disponibilidad en el mercado local de los equipos requeridos para fracturar los pozos y sus servicios asociados, sostuvo la CEPH, y remarcó que “además existirá en los próximos meses una menor producción de petróleo crudo con motivo de las restricciones y ello resultará en menos exportaciones para el país”.

“Más importaciones de combustibles líquidos y GNL y menos exportaciones de petróleo significan más salidas de divisas, menos recursos para el país, menos empleo local, menos desarrollo productivo de pymes asociadas a la producción energética local, y también menor recaudación de impuestos nacionales y provinciales y regalías”, describió la entidad que preside Manuel García Mansilla.

SM

155 views
bookmark icon