Expendedores y fabricantes de equipos para GNV esperan que el gas natural tome impulso

 -  -  1


Por Charo Martínez

Quienes peinan canas, conocen perfectamente que la estabilidad económica de la Argentina es muy parecida a una montaña rusa. A pesar de las constantes crisis, el sector de GNC ha mantenido el liderazgo mundial en cantidad de vehiculos y estaciones de carga y buena parte de los saltos en el crecimiento se produjeron en momentos de crisis económica.

Es asi que en los últimos meses el aumento en el precio de los combustibles líquidos –siempre ligados al del petróleo internacional— volvió a dar un empujón adelante a la industria local, que en medio de la pandemia aumentó el número de conversiones.

Según publicó el sitio Surtidores, especializado en la problemática de los expendedores, la brecha entre el valor del litro de nafta súper y el m3 de GNC alcanzó el 66 por ciento.

Para el presidente de la Cámara Argentina de Productores de Equipos Completos de Gas Automotor (CAPEC), Horacio Magrath, “estamos gratamente sorprendidos por el aumento de la demanda de conversión en todo el país que superó nuestras expectativas”.

Los pronósticos del sector prevén que de no lograrse un sendero de precios del gas natural en boca de pozo, el metro cúbico llegaría a los 60 pesos para mediados de año, aunque no citaron las bases de ese cálculo.

“Es verdad que hay incertidumbre sobre lo que pueda pasar después del 31 de marzo cuando dejen de tener efecto las resoluciones provisorias que la Secretaría de Energía emitiera para asegurar la entrega y el precio pactado con las Estaciones de Servicio y sus distribuidoras”, dijoMagrath.

Campaña

Siempre según Magrath, durante el año pasado, en el marco de la pandemia de Covid, no se pudo llevar adelante una campaña de concientización sobre el uso del GNC, pero adelantó que si las condiciones lo permiten, retomarán iniciativas similares a lo que fue el mensaje de “Pasalo a Gas”, que dio muy buenos resultados en 2018 y 2019, a pesar del congelamiento de precios que tenían los combustibles líquidos.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Enrique Fridman, en declaraciones a surtidores, dijo que el sector analiza la posibilidad de iniciar acciones de promoción para impulsar la utilización del combustible gaseoso. “Seguramente que para el mes de abril, cuando por el Plan Gas cambien las condiciones de comercialización, saldremos con una campaña fuerte explicando los beneficios que brinda a los automovilistas el uso del GNC”, señaló Fridman.

Construcción del discurso

El GNC es un combustible limpio que tiene mala prensa, se lo asocia al trabajo de flete y al turismo “rastrojero”. A pesar de ser uno de los combustibles ambientalmente más limpios, los industriales -con ideas un poco rústicas en marketing- nunca pudieron superar esa valla e imponer un discurso más sutil y atrayente para el público cheto y ecofriendly. Una verdadera lástima, ya que el GNC podría ser un gran rebenque para la doma de los fundamentalistas del ambiente.

En definitiva, el impuslo del sector quedó librado a la suerte de la mano invisible del mercado que durante las crisis obliga a los usuarios a recurrir a las conversiones.“No hay mejor publicidad para el GNC que los aumentos de la nafta”, coinciden los actores del rubro de gas vehicular.

Impulso estatal

El impulso del sector no está sólo. Los dichos de los empresarios coinciden con el lanzamiento de la modernización del sector que lleva adelante el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) regulador del sector gasífero.

El organismo acaba de lanzar unas denominadas “mesas de innovación tecnológica” que buscan actualizar tecnológicamente todos los aspectos del funcionamiento del sistema de gas por redes y esto incluye al GNC. Al respecto, dede el Enargas quieren implemetar un sistema de obleas inteligentes que habiliten la carga de los vehículos con controles más estrictos que la oblea con medidas de seguridada pegadas al parabrisas.

Según un informe disponible en la web del organismo regulador, la gran inversión en tecnología e infraestructura registrada en los últimos años, sumada a la que se prevé para los siguientes, vuelve necesaria una mirada más profunda en torno a los procedimientos y requisitos que deben cumplir tanto las usuarios como las estaciones de carga.

Para la verificación de la habilitación, el Ente busca tecnologías innovadoras y complementarias, que permitan asegurar los requisitos y el cumplimiento de las normas técnicas, de forma previa y en condiciones de habilitación homogéneas y objetivas en cada Estación de Carga.

Transporte limpio

Además de los nuevos sistemas que mejoren la seguridad y el control antes de la carga, el Enargas estudia también corredores “verdes” para transporte pesado y colectivo de pasajeros incorporando al gas natural Gas Natural Licuefaccionado (GNL). El Enargas se viene promoviendo la implementación de proyectos con destino al transporte público de pasajeros, camiones recolectores de residuo propulsados a GNC y también a Gas Natural Licuado (GNL). De este modo, el Gobierno nacional buscará reducir el uso de diésel en la matriz del transporte de cargas y de pasajeros.

Esta transformación de la matriz que busca diversificar el dominio de los combustibles fósiles en el transporte se impone con la premisa de preservar el medio ambiente, disminuir los costos de la logística del país, sumar valor agregado a la producción industrial y tecnológica beneficiando a los fabricantes de Equipos Completos, cilindros, compresores y estaciones de carga.

El impacto de la mejora de estos sectores también contribuirá a una mejora en la balanza comercial. Pero también, el desarrollo de estos combustibles menos contaminantes es una de las alternativas de generación de demanda para el gas incremental de Vaca Muerta, ya que se estima que el desarrollo del nuevo esquema permitiría pasar de la actual demanda para comprimir de casi 7 millones hasta los 23 millones de metros cúbicos diarios.

147 views
bookmark icon