YPF, Shell y Axion subieron 2,9 % los precios de naftas y gasoils por el alza en los biocombustibles

 -  -  8


A partir de la cero hora del martes 5 de enero YPF, Raízen (Shell) y Axión, principales marcas del mercado local de combustibles, ajustaron a la suba los precios de sus naftas y gasoils en todo el país aplicando un incremento promedio de 2,9 por ciento en relación a los previamente vigentes.

YPF, la de mayor participación en el rubro, explicó este incremento como derivación de los nuevos precios fijados -el lunes 4 por la Secretaría de Energía- para los biocombustibles (biodiesel y bioetanol) que se utilizan como mezcla proporcional con el gasoil y la nafta fósiles. Shell y Axion -por separado- aplicaron el mismo criterio.

Los precios de estos combustibles se conforman con el costo propio de elaboración como derivado del petróleo, más el componente de los Bio, más el componente impositivo que está dado por el Impuesto a los Combustibles Líquidos y al CO2.

En consecuencia, los nuevos precios de referencia de las naftas y gasoils de la marca YPF en estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires son: Nafta Super $ 69,40; Nafta Infinia (Premium) $ 80,20; Diesel500 (común) $ 64,60 y el  litro de Infinia Diesel $ 76,10.

En el transcurso del día las otras refinadoras-comercializadoras detallaron sus nuevos precios de referencia en la CABA por efecto del aumento en el FAME (éster metílico de ácido graso) y en el Etanol.

En el caso de Shell los precios resultantes son: Nafta Súper 70,37 pesos el litro; V-Power Nafta $ 81.80; Fórmula Diesel $ 66,85, y V-Power Diesel $ 77,61 el litro.

En tanto, Axion fijó sus precios para la CABA en $ 70,11 para la nafta Súper; $ 81,42 para la Quantium nafta; $ 66,61 para el Diesel común; y $ 77,24 por litro para el Quantium Diesel.

El miércoles 16 de diciembre YPF y Shell (Raízen) incrementaron los precios de sus combustibles 4,5 % promedio país. Poco después hicieron lo propio Axion y otras marcas. Ello como resultado de un aumento para las petroleras (del orden del 1,5%) más el traslado a los consumidores del ajuste en el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos (ICL) y al CO2 (del 3%).

En ésa oportunidad YPF  indicó que "al igual que en las actualizaciones anteriores, se buscó acortar las brechas (de precios finales al público) entre AMBA y el resto de las provincias". Es decir que el incremento fue mayor en el Area Metropolitana de Buenos Aires, donde llegó al 5,5 por ciento.

Aquel de mediados de diciembre fue el quinto ajuste a la suba para los combustibles en el 2020 tras un congelamiento previo de nueve meses, cerrando el año con una suba acumulada de aproximadamente 25 %.

8 recommended
785 views
bookmark icon