Venta de combustibles cayeron casi 20% en el 2020 y repunta desde noviembre

 -  -  1


La confederación de expendedores de combustibles CECHA, informó que  el balance del año 2020 arrojó como resultado una caída de 19.7 % en el volumen de ventas comparado con el alcanzado en 2019, al tiempo que se notó “un fuerte repunte en el último bimestre” principalmente debido a  la mayor circulación de vehículos.

El presidente de la entidad empresaria. Gabriel Bornoroni, afirmó que “sin dudas 2020 fue un año traumático para el sector de las estaciones de servicio”. Y consideró que “las restricciones a la circulación tomadas para detener el avance de la pandemia, sumado a los cambios de hábitos producto del cierre de actividades, derivaron en un desplome de ventas que fatigó a las estaciones y llevó a una enorme mayoría a trabajar a pérdida la mayor parte del año”.

Un resumen elaborado para la entidad por la consultora Economic Trends indicó que “a lo largo del 2020 se vendió 19,7 por ciento menos de combustibles que en 2019 (en base a información de la Secretaría de Energía de la Nación), y esto marca el tercer año consecutivo de caídas en las ventas, luego de una baja de 0.3% en 2018 y del 1.3% en 2019”.

El impacto fue mucho mayor en las naftas, cuyas ventas bajaron 27,5 por ciento en comparación al año anterior. Este segmento se vio muy afectado por las restricciones a la circulación, pero también al cierre de escuelas, de teatros y cines, a las dificultades para el turismo o por el segmento de trabajadores que dejaron de viajar a las oficinas para pasar a una modalidad de Home Office.

El dato positivo se encuentra, sin embargo, en los últimos dos meses del año, cuando las ventas de naftas subieron 22,3 por ciento entre octubre y diciembre. Este aumento permitió que el 2020 cierre finalmente con una caída del 12,7 por ciento entre febrero (último mes previo al comienzo de la pandemia) y diciembre. Cabe aclarar que históricamente febrero es un mes de pocas ventas.

El gasoil, por su parte, vivió un año igual de estresante pero pudo mantener ventas más normales por la demanda constante que representan sectores que conservaron la actividad en mayor medida, como el agro o los transportistas. Así, este combustible sufrió una caída del 12,5 por ciento anual en comparación con 2019.

Esto derivó en una recuperación lenta pero sostenida de las ventas, que promedió un crecimiento de 0.9 mensual entre junio y diciembre. Así, los volúmenes del último mes del año quedaron un 7.9 por ciento por debajo de febrero, el último mes de la llamada “vieja normalidad”.

Analizando por zonas, con esta evolución solo dos provincias recuperaron el 100% del volumen de ventas perdido por la irrupción de la pandemia (Chaco y Tucumán), siete provincias recuperaron más del 80% del volumen perdido (Buenos aires, 82.0%; Córdoba, 89.1%; Jujuy, 82.2%; Misiones, 91.3%; San Juan, 81.9%; Tierra del Fuego, 82.7%); cinco provincias recuperaron entre el 70% y el 80% (Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 74.6%; Chubut, 76.2%; Corrientes, 79.7%; La Pampa, 73.8%; Neuquén, 73.9%); el resto de las provincias ha recuperado entre el 50% y el 70%.

“Fue un año dificilísimo, la verdad que nuestro sector fue muy castigado por la situación tan compleja que planteó este virus. Como positivo podemos rescatar que no cerraron estaciones y ese repunte en la venta de naftas que se dio en los últimos meses. Pero seguimos con la guardia alta porque nuestros problemas no terminaron. Hay estaciones con estrés financiero y el año recién comienza”, sostuvo Bornoroni.

No obstante, afirmó que “nos ilusiona el verano que estamos atravesando en materia turística, y el regreso de las clases presenciales porque ello implica mas movimiento”.  “Creemos que las ventas de enero 2021 fueron superiores a las de enero de 2020 y esperamos que lo mismo ocurra con febrero”, agregó.

Acerca de los precios de los combustibles el directivo opinó que los incrementos anotados durante 2020 resultaron “mucho menores a los de otros productos esenciales”, y citó los casos de la carne y hortalizas.

Preguntado acerca del nivel de precios alcanzados por los combustibles en el mercado local Bornoroni hizo referencia a que “con los últimos aumentos las petroleras dicen hoy que tienen un retraso del  12 o 13 por ciento”.

Asimismo, Bornoroni se pronunció a favor de una prórroga de la Ley de Biocombustibles, que ya tiene media sanción del Senado y debe ser tratada en Diputados. “Creíamos que  iba a estar para las (sesiones) extraordinarias y ahora esperamos que esté en el comienzo de las ordinarias”.

Consideró que “es importante la prórroga de la ley porque  si tenemos mucha producción de biocombustibles vamos a poder  tener precios internos de los combustibles menores a los internacionales” .  Creemos que esto evitará tener que importarlo y también que el futuro de los combustibles son los biocombustibles ya que neutralizan la contaminación”.

Al respecto, consideró necesario ir hacia un corte de mayor proporción de las naftas y del gasoil, actualmente en el  10 y 12 por ciento respectivamente.

187 views
bookmark icon