Un Decreto conversado que busca reordenar la industria del gas

 -  - 


Por Santiago Magrone

A un mes de haber presentado en Neuquén los lineamientos básicos del denominado “Plan de Promoción de la Producción de Gas Argentino 2020-2023” el gobierno nacional oficializó el decreto 892/2020 que dispone el “detalle fino” del esquema cuya vigencia se resolvió hasta el 2024 inclusive.

El "Plan Gas.Ar" tiene como objetivos declarados la producción de 30.000 millones de metros cúbicos de gas argentino en cuatro años; generar un ahorro fiscal de 2.574 millones dólares y un ahorro en divisas de 9.200 millones de la misma moneda. 

Para el Secretario de Energía, Darío Martínez, "se inicia un proceso virtuoso de trabajo, inversión, producción, desarrollo regional y aumento del Valor Agregado Nacional. Comienza una etapa de sustitución de importaciones, ahorro de divisas, disminución del gasto público y mayores regalías para las provincias".

"Vamos a recuperar rápidamente el declino de producción el invierno que viene e incluso demandar menos importaciones de Gas Natural licuado (GNL)", indicó un comunicado de la Secretaría.

Martinez enfatizó, además, que "el artículo 1 declara al Plan Gas.Ar de interés público y prioridad nacional, tal cual lo indica la Ley de Soberanía Energética de 2012". Y agregó que "esto denota la jerarquía estratégica que el Presidente le otorga a la producción de gas, generando herramientas de gestión sobre el mercado porque el interés público se impone sobre intereses particulares".

La demora en la puesta en marcha del plan obedeció a la necesidad de definir algunas cuestiones clave con las empresas productoras para poder encarar una reactivación casi inmediata de la actividad, habida cuenta que ya corre noviembre y la pretensión es reducir las importaciones de este insumo a partir del invierno 2021.

Una de tales cuestiones pasó por la garantía de cobrabilidad de los beneficios dispuestos en el nuevo esquema, y en tal sentido se planteó como un reaseguro el pago anticipado por parte del Estado del equivalente al 75 por ciento del volumen de gas entregado mes a mes, ajustándose el monto al final de cada periodo vencido.

Otro mecanismo de reaseguro que las empresas consideraron con la Secretaría de Energía (dependiente de Economía) es cobrar mediante le efectivización de crédito fiscal.

Este tema fue contemplado en el articulado del proyecto de Presupuesto 2021 (Artículo 89) que acaba de ser tratado por el Congreso y que faculta a Economía (vía Energía) a otorgar incentivos a las empresas a través del pago de una compensación y la emisión de eso Certificados de Crédito Fiscal en garantía, aplicables a la cancelación de las deudas impositivas con la AFIP.

Otro ajuste al esquema de subsidio se refirió a la precisión del plazo de vigencia para el caso de las producciones de gas Off Shore, el cual fue establecido en 8 años, y no en 4 años como el que rige ahora para las producciones On Shore.

En sus aspectos esenciales el plan definido por Economía establece un requerimiento de provisión de gas a distribuidoras domiciliarias y a CAMMESA  (para las generadoras térmicas) de 70 millones de metros cúbicos diarios,  que se adjudicará mediante un esquema de subasta de precios entre las productoras oferentes.

El suministro de este gas será mediante contratos por cuatro años, con un volumen adicional en cada uno de los inviernos comprendidos en dicho plazo.  Estado nacional aportará la diferencia entre el precio de adjudicación y un precio estímulo que tendrá un tope de 3,70 dólares por Millón de BTU para el gas de la Cuenca Neuquina (no convencional).

“Sería un precio razonable el de 3,50 dólares promedio país, con lo cual el gas de yacimientos convencionales (por caso en la cuenca Golfo San Jorge y Austral) se pagaría en torno a los 3,40 dólares¨ el MBTU. “Entre 2 y 2,50 dólares los paga la demanda (usuario) en su factura y entre 1 y 1,5 dólares los aporta el Estado” se explicó a E&N desde fuentes empresarias.

Energía puntualizó que el plan "da previsibilidad de precio y plazo contractual a los productores, normalizando un mercado de gas que en los últimos años presentaba severas distorsiones, para satisfacer en forma eficiente la demanda de todos los segmentos".

"Permite armonizar la situación entre el precio necesario que fomenta inversiones con la tarifa que puede afrontar el usuario residencial", señaló.

La Secretaría destacó que el Plan Gas.Ar, además de la sustitución de importaciones, del ahorro de divisas y del ahorro fiscal cuantificado hasta 2024, estima "un incremento en la recaudación fiscal a nivel nacional, provincial y municipal de 3.486 millones de dólares "con participación equitativa de todas las regiones productoras".

Energía puntualizó, en base a cálculos de Economía, que con el nuevo esquema "el costo fiscal total será de 5.062 millones de dólares" con el ahorro antes señalado.

"El programa potencia la generación de empleo y el desarrollo en las regiones productoras, tanto de sus Pymes y empresas regionales como del resto de la industria y la tecnología nacional", se afirmó.

Asimismo, "sustituye importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) y el consumo de combustibles líquidos, y genera certidumbre de largo plazo en los sectores de producción y distribución". "Contribuye a una balanza energética superavitaria a los objetivos fiscales del Gobierno".

Empresas como YPF y PAE han planificado la subida de equipos desde noviembre en una y otra cuenca para incrementar la producción,  siempre condicionados por la Pandemia.

El reaseguro de cobro quedó planteado luego de la experiencia atravesada por los productores enmarcados en la Resolución 46/2017 , de estimulo a la producción de gas proveniente de reservorios no convencionales de la cuenca neuquina, que el propio gobierno de Cambiemos revisó limitando sus alcances dado su elevado costo.

La situación derivó en un reclamo judicial por parte de Tecpetrol. Los alcances de dicha resolución rigen hasta finales de 2021 pero ahora se habría acordado un esquema con Energía que permitiría reconocer lo reclamado hasta el momento de la activación del nuevo Plan.

 En sus aspectos esenciales el nuevo Plan anunciado por la Administración de Alberto Fernández fue bien recibido por las Cámaras empresarias de esta industria. El Presidente recibió en Olivos –por separado- a Paolo Rocca (Techint-Tecpetrol) y a Marcos Bulgheroni (PAE), como parte de una serie de contactos con el sector empresario procurando dinamizar relaciones e inversiones para ordenar la macroeconomía post-pandemia.

282 views
bookmark icon