La demanda de electricidad subió 1,2% en julio empujada por el consumo residencial

 -  -  1


La demanda de energía eléctrica subió en julio último 1,2% promedio país en comparación con el mismo período del año pasado con una fuerte incidencia en el consumo residencial, en un contexto de temperaturas inferiores a las de julio de 2019, y ahora en plena cuarentena por la pandemia del Covid-19, informó la fundación Fundelec.

En julio, el consumo de electricidad en Capital Federal y el Conurbano bonaerense registró un aumento tanto en el área a cargo de Edesur  (3,6%) como en la de Edenor  (5,6%), aunque en el resto del país mostró un leve ascenso general de 0,6%, según datos provisorios de CAMMESA.

El informe destacó que aunque hubo una importante caída en la demanda industrial y comercial, el ascenso mencionado fue posible porque el incremento del consumo hogareño fue mucho mayor a esas caídas.

Así, luego de las bajas de abril (-11,5%) y mayo (-7,6%) y de la leve suba en junio (0,9%),  la suba anotada en julio de 2020 es relevante ya que se comparó con un mes de alto consumo (julio 2019) y se ubicó como el sexto consumo más importante de la historia.  A pesar de esta suba, entre enero y julio de 2020 el consumo eléctrico acumula una caída de 0,4%.

En julio de 2020, la demanda neta total del MEM fue de 12.178,4 GWh; mientras que, en el mismo mes de 2019, había sido de 12.029,4 GWh . Por lo tanto, la comparación interanual evidencia el ascenso de 1,2%.

Asimismo, existió un crecimiento intermensual que llegó al 13,3%, respecto de junio de 2020, cuando había registrado una demanda de 10.748,5 GWh.

Según los datos de CAMMESA se puede discriminar que, del consumo total de este mes, el 54% (6.607,8 GWh) pertenece a la demanda residencial, mientras que el sector comercial representó 24% (2.930,9 GWh) y el industrial 22% (2.639,7 GWh). También, en comparación interanual, la demanda residencial ascendió 13,7%, la comercial cayó 7,3%, mientras que la industrial bajó 3,1% .

La coyuntura hizo que la máxima demanda de potencia de este mes quedara a menos de 2.000 MW del record histórico y a poco más de la mitad de la potencia instalada que informa CAMMESA: 23.559 MW es el máximo consumo de potencia de julio, contra 26.320 MW de febrero de 2018 y 40.139 MW de potencia instalada.

La demanda eléctrica registra en los últimos doce meses (incluido julio de 2020) 3 meses de baja (agosto de 2019, -2,1%;  abril de 2020, -11,5%;  y mayo de 2020, -7,6%)  y 9 meses de suba (septiembre de 2019, 4,5%;  octubre  5%;  noviembre  5%;  diciembre de 2019, 3,3%;  enero de 2020, 2,3%;  febrero  1,3%;  marzo de 2020, 9,3%;  junio 0,9%;  julio de 2020, 1,2%.

Consumo mensual a nivel regional

 En cuanto al consumo por provincia, en julio,  fueron 17 las provincias y empresas que marcaron ascensos:  Misiones (16%),  Catamarca (11%),  San Luis y La Rioja (8%),  EDELAP,  EDEN y  San Juan (6%),  Santiago del Estero  y EDES (5%), Tucumán (4%),  Córdoba (3%),  Entre Ríos y  Salta (2%), Formosa y  EDEA (1%), entre otros.

En tanto, 10 provincias presentaron descensos:  Chubut (-18%),  Corrientes (-4%),  Río Negro,  Neuquén y  Mendoza (-3%),  Chaco, Jujuy, La Pampa  y Santa Cruz (-1%)  y Santa Fe (-0,2%). En  BAS –todo el interior de la provincia de Buenos Aires (incluyendo La Plata y sin contar el AMBA)- la demanda subió  4,4%.

En lo que respecta al detalle de las distribuidoras de jurisdicción nacional (Capital y GBA),  demandaron 36% del consumo total del país, y tuvieron un ascenso conjunto de 4,7%  -con el mencionado crecimiento de 3,6% para Edesur, y  5,6% para Edenor,  mientras que en el resto del MEM existió un crecimiento de 0,6%, según datos de la CAMMESA.

La temperatura media de julio fue de 10.9 °C, mientras que en el mismo mes del año anterior fue 11.7 °C, y la histórica del mes es de 11.1 °C.

La producción de electricidad acompañó a la demanda,  la generación local creció hasta los 12.214 GWh   (contra 12.324 GWh registrados en julio de 2019). La participación de la importación de electricidad  sigue siendo baja, aunque presentó un crecimiento. Se importaron 476 GWh para julio de 2020, prácticamente de origen renovable y de excedentes hidráulicos, concentrada en días de alta exigencia.

La generación térmica y la hidráulica son las principales fuentes utilizadas para satisfacer la demanda, destacándose además el crecimiento en la participación de las energías renovables superior a la energía nuclear.

La generación hidráulica se ubicó en 3.547 GWh en julio de 2020 contra 3.103 GWh en el mismo periodo del año anterior.  Sigue liderando ampliamente la generación térmica con un aporte de producción de 54,90% de los requerimientos. Las centrales hidroeléctricas aportaron hasta cubrir el 27,95% de la demanda,  las nucleares proveyeron el 5,81% (por la salida de servicio de Atucha I), y las generadoras de fuentes  alternativas  7,60% del total.  La importación cubrió el  3,75% de la demanda total.

DATOS ESPECÍFICOS DE LA CUARENTENA (20-03 AL 06-08).

Según informa CAMMESA, la caída interanual acumulada en la demanda de energía en comercios y servicios (principalmente supermercados y otros centros comerciales), desde el 20 de marzo hasta el 06 de agosto, es de 8,4%.

La demanda residencial, comercial e industria liviana sufrió una caída de casi 2 GWh medios diarios. Al igual que el mes de anterior, julio de 2020 también fue alcanzado por la cuarentena (aunque con diferentes niveles de exigencia según la provincia) dispuesta desde el viernes 20/03/2020, impactando principalmente en la baja de la gran demanda, con caídas del orden de 37,6%.

 Ahora bien, observando la demanda  GUMAs  (60% de la gran demanda donde se tiene datos diarios), desde finales del mes de abril y durante los meses de mayo y junio, se fue recuperando levemente el consumo a medida que se flexibilizaron algunas actividades en distintas regiones del país, alcanzando alrededor del 87% de su demanda previa a la cuarentena (sin considerar la demanda de ALUAR).

El consumo industrial es el que explica la variación en la gran demanda que, en general, fue aumentando en todas las ramas. Las principales recuperaciones se observan en las actividades relacionadas a productos metálicos no automotor, empresas de la construcción, madera y papel, la industria textil y la automotriz.  No obstante, en la comparación con la última semana hábil previa a la cuarentena, la caída de la industria supera el 53%.

163 views
bookmark icon