Economía aprobó plan de acción y presupuesto para IEASA

 -  -  1


El ministerio de Economía de la Nación aprobó el Plan de Acción y Presupuesto para el ejercicio 2020 de la empresa de estatal Integración Energética Argentina S.A. (Ex ENARSA) estimando un Resultado Financiero (Superávit) para el período de 3.608,7 millones de pesos.

El gobierno ratificó para IEASA su papel de “herramienta de ejecución de la política energética nacional”, y tras señalar que “desde el 2004 hasta la actualidad, la empresa atravesó distintas gestiones que le imprimieron sus respectivos sesgos a las actividades desarrolladas”, se destaca que “después de un proceso de desprendimiento de sus activos (ocurrido en los últimos cuatro años) , la empresa se encuentra en una etapa de recuperación de su participación estratégica en el sector energético y de reconstrucción de su identidad”.

Economía publicó en el Boletín Oficial la Resolución 345/2020 y anexos en los que estimó en $ 101.423,8 millones los ingresos de operación, y en $ 144.922,9 millones los gastos de operación, de lo cual resulta una pérdida operativa de $ 43.499,1 millones.

Asimismo, estimó en $ 154.744,8 millones los ingresos corrientes y en $ 148.288,5 millones los gastos corrientes, de lo cual surge un Resultado Económico (ahorro) de $ 6.456,2 millones.

En la misma resolución se estimó en $ 13.203.0 millones los ingresos de capital y en $ 16.050,5 millones los gastos de capital (-2.847 millones de pesos). Como consecuencia de su conjunción con el Resultado Económico se estimó el Resultado Financiero (Superávit) para el ejercicio en curso de $ 3.608.7 millones.

IEASA es una sociedad anónima con participación mayoritaria del Estado Nacional conformada en el año 2017, producto de la fusión de ENARSA (creada en 2004) con Emprendimientos Energéticos Binacionales, EBISA.  IEASA actúa en la órbita de la Secretaría de Energía, del Ministerio de Desarrollo Productivo.  

Su objeto es el de llevar a cabo por sí,  por intermedio de terceros o asociada a terceros, el estudio, exploración y explotación de los Yacimientos de Hidrocarburos sólidos, líquidos y/o gaseosos, el transporte, el almacenaje, la distribución, la comercialización e industrialización de estos productos y sus derivados directos e indirectos, así como la prestación del servicio público de transporte y distribución de gas natural.

Asimismo, la Sociedad puede por sí, por intermedio de terceros o asociada a terceros, generar, transportar, distribuir y comercializar energía eléctrica, y realizar actividades de comercio vinculadas con bienes energéticos.

La resolución señala que “la actuación de IEASA obliga a tener en cuenta una serie de efectos financieros de situaciones y medidas adoptadas en los últimos ejercicios con impacto en el 2020”.

En ese contexto,  se consigna que “el principal segmento de ventas de la compañía lo constituyen las distribuidoras de gas, cuyos niveles de cumplimiento de pago al vencimiento resultaron durante el ejercicio pasado inusualmente bajos, especialmente por el principal cliente en términos de volúmen:  Camuzzi Gas del Sur (CGS)”.

En este sentido, se incrementaron en general medidas para aumentar la cobrabilidad con relativo éxito, elevándola hasta aproximadamente el 85%  (nivel que se proyecta estable para el presente ejercicio).

 Asimismo, se detalla que en noviembre pasado se rubricó un acuerdo con CGS que incluye no sólo el compromiso de pago en término a partir de entonces sino un flujo adicional de $ 4.602.000 para el año 2020 en concepto de cancelación de deuda pasada.

La resolución y sus anexos refieren que “también se cuenta con ingresos a ser percibidos en el año como resultado de dos (2) medidas adoptadas con relación a las ventas a este segmento durante 2018 y 2019”.

Y se describe que “en primer lugar, a través del decreto 1053/2018 se estableció el diferimiento del pago por parte de las distribuidoras de gas de las diferencias de cambio (DDA) relativas al período del  1° de abril de 2018 al 31 de marzo de 2019 en treinta (30) cuotas mensuales a partir de octubre de 2019, que en la práctica y producto de retrasos administrativos resultó ser a partir de diciembre de 2019 (no obstante lo cual, igualmente se prevén percibir doce (12) cuotas en 2020)”.  

Cabe referir que se trata de un DNU que está siendo revisado en el Congreso de la Nación y que es cuestionado por el Enargas ya que puso en cabeza del Estado el pago de una deuda cercana a los 400 millones de dólares con empresas productoras de gas, como consecuencia de la fuerte devaluación del 2018.  

En segundo término, la resolución de Economía señala que mediante la resolución 336/2019 la ex Secretaría de Gobierno de Energía del entonces Ministerio de Hacienda instruyó a diferir el cobro del  veintidós por ciento (22%) de las ventas correspondientes al período a partir del 1° de julio de 2019 y hasta el 31 de octubre de 2019 incluyendo esos montos en cinco (5) períodos mensuales, iguales y consecutivos en las facturas emitidas a partir de diciembre de 2019 (con vencimiento enero de 2020).

 En cuanto al resto de los ingresos por comercialización de gas, se menciona otro segmento de ventas importantes:  el que representa el gas destinado a la generación eléctrica, que concentra el cuarenta por ciento (40%) de las ventas proyectadas en volumen con un precio muy por encima del promedio total de la facturación de IEASA.

“Este segmento se encuentra concentrado en la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) quien al 31 de diciembre de 2019 registraba una deuda del orden de veintisiete millones novecientos mil pesos ($ 27.900.000), que se proyecta sea regularizada entre 2020 y 2021”, se indica en la resolución.

 En cuanto a la actividad durante el ejercicio, la norma destaca que “con vistas a asegurar el abastecimiento interno de gas natural,  IEASA mantiene con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) un contrato de compra-venta de gas natural cuya vigencia se extiende hasta el año 2026 inclusive”.

También gestiona las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) a través de la terminal de regasificación de Escobar.

Con relación a las compras externas de GNL, se indicó que  el volumen a regasificar durante el ejercicio se incrementa un 3 por ciento , ubicándose en más de 4.800.000 m3 diarios.  Esto comprende exclusivamente la utilización del buque regasificador que opera en el puerto de Escobar.

Desde el año 2015, se llevó a cabo la construcción del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), que permite ampliar el actual sistema de transporte de gas natural de las provincias de Salta, Formosa, Chaco y Santa Fe. El objetivo es el de transportar un caudal de 9.000.000 m3 por día. En el proyecto original, que incluía a las provincias de Corrientes y Misiones pero fue reformulado.

Durante 2018 se continuó avanzando en la construcción de las etapas 1 y 2, se inauguró parte del trazado troncal (Santa Fe) inyectándole fluido. En el mes de agosto de 2018 las obras fueron paralizadas, y durante el 2019 se licitó la operación y mantenimiento, adjudicándose éstas a Transportadora de Gas del Norte SA (TGN) a partir del 30 de septiembre de 2019.

“Además de la obvia continuidad de ese contrato se prevén fondos para la regularización de los pendientes con los contratistas encargados de la construcción para la posesión definitiva de la obra”, señala el anexo de la resolución .

En cuanto a la generación de energía eléctrica, durante el ejercicio 2019 se avanzó en el traspaso a CAMMESA de los contratos de Generación de Energía Eléctrica Distribuida y de Generación por Vías Renovables, estimando que se complete durante el 2020. 

La resolución menciona además al decreto 882/2017 en lo referente a “la transferencia al sector privado mediante venta, de los activos correspondientes a las Centrales Térmicas de Generación Eléctrica “Ensenada de Barragán” y “Brigadier López”, que se realizó en junio de 2019 involucrando en la operación un flujo de fondos futuro por el cobro de cupones de Valores Residuales de Deuda (VRD) que impacta en el ejercicio 2020”.

Con relación a las inversiones de capital en construcciones de dominio público, IEASA continuará gestionando durante el ejercicio 2020 “las obras del proyecto de Aprovechamiento Hidroeléctrico del Río Santa Cruz (centrales Cóndor Cliff y La Barrancosa) , con financiamiento externo ( al 85 por ciento de China, tomado por el Estado nacional) a través de un Fideicomiso”.

Al respecto se indica que “estos fondos son específicos, y si bien producto del decreto 4 de enero de 2020 se encuentra habilitado el uso por IEASA de $ 8.021,6 millones, se espera que durante el presente ejercicio se amplíe la partida por otros $ 4.118 millones que requieren los avances de obra”.  La inversión provendrá de aportes y transferencias de capital por parte de los accionistas, y de recursos propios.

237 views
bookmark icon