Venezuela tiene 18 millones de barriles de crudo a la deriva

 -  -  1


Los tanqueros que transportan al menos 18.1 millones de barriles de petróleo venezolano se encuentran actualmente parados en el mar en todo el mundo sin poder encontrar compradores –algunos desde hace seis meses– ya que muchos compradores habituales y potenciales del crudo venezolano no se arriesgan con la entrega por temor a incurrir en sanciones secundarias de los Estados Unidos.

De acuerdo con las estimaciones de Reuters basadas en datos de embarque, fuentes de la industria y documentos de la empresa petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, al menos 16 petroleros estrían parados frente a las costas de África y el sudeste asiático porque pocos compradores potenciales se arriesgarían a las sanciones de EE.UU. por tratar con el régimen de Nicolás Maduro.

Los 18.1 millones de barriles de crudo venezolano que aún no se han vendido equivalen a dos meses de la producción del país al ritmo actual, según Reuters.

Sanciones

En los últimos meses, la administración estadounidense ha intensificado cada vez más su campaña de máxima presión sobre Venezuela y su industria petrolera y exportaciones, buscando cortar los ingresos del régimen de Maduro.

A principios de este año, Estados Unidos impuso sanciones al brazo comercial de Rosneft con sede en Suiza y señaló que estaba dispuesto a apretar aún más la soga alrededor del gobierno venezolano.

La semana pasada, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó a tres individuos y ocho entidades extranjeras, e identificó dos buques como propiedad bloqueada por sus actividades en o asociadas a una red que intentaba evadir las sanciones de los Estados Unidos al sector petrolero de Venezuela. Las entidades sancionadas incluyen a la empresa mexicana Libre Abordo y su filial Schlager Business Group, dijo el Tesoro.

A pesar de las sanciones de Estados Unidos, el crudo venezolano ha seguido llegando a China en los últimos meses.

De acuerdo con la Administración de los Estados Unidos, el buque cisterna Delos Voyager, que ahora es una propiedad bloqueada, cargó 515.000 barriles de crudo venezolano a mediados de enero de 2020 y lo entregó en Qingdao, China, en febrero de 2020, mientras que Euroforce cargó 500.000 barriles de crudo venezolano a mediados de marzo de 2020 y transfirió la carga a otro buque en el Mar del Sur de China a finales de mayo de 2020.

Caída de la producción

La producción petrolera de Venezuela en su nivel más bajo en 90 años debido a la falta de inversión, ineficiencia y corrupción. Una tendencia que han acelerado las sanciones yanquis desde 2018.

Según la OPEP los volúmenes de extracción se desplomaron a su nivel más bajo en casi nueve décadas –excepto por la caída experimentada durante la huelga petrolera de 2002/03–, según el historial de producción del Ministerio de Petróleo que data de 1917.

Venezuela, que depende en gran medida de los ingresos de las exportaciones de petróleo, produjo en mayo 570.000 barriles de petróleo al día, una caída de 54.000 bpd en comparación con el mes anterior en abril.

Los datos del régimen de Nicolás Maduro ubican el bombeo en 732.000 bpd, esto es 162.000 bpd por encima de las estadísticas del cartel. Pero aún así muy por debajo de los 3,5 millones de barriles diarios que producía Pdvsa cuando Chávez llegó al poder en 1999.

La producción petrolera de Venezuela alcanzó su punto máximo en 1970 con 3,7 millones de bpd. To-davía hace 12 años Pdvsa producía 3,2 millones de bpd. La producción actual es la más baja desde 1943, cuando Venezuela tenía una población de apenas 4 millones de habitantes, en comparación con los 30 millones actuales.

Entre 2004 y 2015, las exportaciones venezolanas de petróleo recaudaron 750.000 millones de dólares. Durante esos años, el país tenía más de 42.000 millones de dólares en reservas internacionales. Ahora, llegan a tan sólo, 6.400 millones, según el Banco Central de Venezuela.

Los funcionarios de la industria petrolera venezolana atribuyen la fuerte caída a la falta de almacenamiento. También a la escasez de nafta utilizada para diluir el crudo extrapesado, que representan la mayor parte de la producción del miembro de la OPEP. Analistas independientes atribuyen la caída de la producción a la mala gestión del gobierno, la corrupción y el fracaso durante muchos años para invertir en actualizaciones y mantenimiento de la infraestructura.

Sin embargo, incluso si Venezuela estuviera bombeando a máxima capacidad, los precios del petróleo están en su punto más bajo en años. Las pobres cotizaciones se deben a la gran caída en la demanda global, resultado de la crisis económica mundial por la pandemia de la COVID-19.

232 views
bookmark icon