Shell y Equinor aumentan su presencia en Vaca Muerta mediante la participación en Bandurria Sur

 -  -  3


Royal Dutch Shell, mediante su subsidiaria Shell Argentina S.A. (“Shell”), anunció que ha finalizado la adquisición de Schlumberger Production Management Argentina S.A. (“Schlumberger”) en partes iguales con su socia noruega Equinor.

Schlumberger tenía una participación de 49% en la explotación del bloque Bandurria Sur, un desarrollo no convencional en la formación Vaca Muerta de la Cuenca Neuquina. YPF mantendrá la participación de 51 % restante en dicha explotación y continuará como operador, detalló Shell.

El bloque Bandurria Sur, de aproximadamente 56.000 acres brutos de petróleo de esquisto,  se encuentra en la última etapa del piloto de desarrollo, y es adyacente al bloque Bajada de Añelo, operado por Shell.

El precio de la participación del 24,5% de Shell es de U$ 177.5 millones y la inversión “fortalece la posición de Shell en Vaca Muerta y es acorde con la estrategia de Upstream de la Compañía, que busca alcanzar niveles de producción en crecimiento de manera competitiva”, se destacó.

Shell y Equinor han llegado a un acuerdo preliminar con YPF para adquirir juntos un 11% adicional de YPF. La finalización de este acuerdo adicional está sujeta a ciertas condiciones después de lo cual Shell y Equinor tendrán cada uno 30% de participación en Bandurria Sur, mientras que YPF mantendrá el 40% y continuará como operador, se detalló.

Acerca de la operación ahora concluída el presidente de Shell Argentina, Sean Rooney, comentó que “la asociación con Equinor en el bloque Bandurria Sur brinda a Shell oportunidades prometedoras de crecimiento en la ventana de líquidos no Convencionales”.

Equinor participa en ocho bloques mar adentro en Argentina, en seis de ellos como operador. También es socio al 50 % con YPF (operador) en el bloque Bajo del Toro y tiene una participación de 90 % en el bloque vecino, Bajo del Toro Este, con Gas y Petróleo de Neuquén (GyP).

Además, Equinor tiene participaciones en el parque eólico terrestre Cañadón León, en Santa Cruz, y el activo solar de Guañizuil 2A (G2A).

El presidente de Shell Argentina puntualizó que con esta adquisición en Bandurria Sur “ponemos énfasis en el compromiso de la Compañía en desarrollar los recursos energéticos de Argentina, y en nuestra asociación sólida y continua con YPF en el país”.

El Grupo Shell opera en Argentina de forma continua desde 1914, y comenzó la exploración de hidrocarburos y las actividades de producción en 1921.

En el negocio del Upstream, participa desde 1998 en el Joint Venture Acambuco, un área de gas natural y condensado en la provincia de Salta, operada por Pan American  Energy LLC.

En 2012 la compañía encaró la exploración y luego la explotación de reservorios de petróleo y gas no convencionales en la cuenca neuquina. Hoy en día, Shell opera los bloques Sierras Blancas, Cruz de Lorena, Coirón Amargo Sur Oeste y Bajada de Añelo. En 2014, también adquirió un porcentaje de dos bloques operados por Total Austral, La Escalonada y Rincón La Ceniza.

La empresa refirió en un comunicado que “nuestro modelo de operación de Shales es altamente competitivo y esperamos un flujo de caja libre y consistente de U$ 2 a 3 mil millones en 2025.

“Nuestro negocio de Shale ha mejorado mucho en los últimos años, al enfocarlo en activos principales de márgenes elevados, aumentando la eficacia del capital y reduciendo los costos operativos”, describió.

En abril de 2019, Shell aumentó su presencia en Argentina tras ganar, junto con su socio Qatar Petroleum International, la licitación de dos bloques de exploración en aguas profundas (CAN 107 y 109) ubicados en la Cuenca Argentina Norte, como parte de la Ronda Offshore 1 que se llevó a cabo en Argentina.

Al respecto, la compañía refirió que “las actividades de exploración en aguas profundas de Shell se centran en núcleos existentes en crecimiento y en cuencas en desarrollo para agregar opciones competitivas y resilientes a su portafolio de Upstream”.

3 recommended
182 views
bookmark icon