Producción oficializó designaciones en Energía, con Lanziani a la cabeza

 -  -  6


El gobierno oficializó en las últimas horas la designación de Sergio Lanziani como Secretario de Energía de la Nación y a Alberto Hensel al frente de  Minería, ambas carteras dependientes del Ministerio de Producción (MDP) a cargo de Matías Kulfas.

El decreto 8/2020 publicado en el Boletín Oficial dató la designación del ingeniero nuclear  Lanziani, ex ministro de Energía de Misiones,  a partir del 20 de diciembre de 2019.

La estructura de la Secretaría se completa en sus principales cargos con Federico Martelli como Jefe de Gabinete,  Gustavo Arrúa como Subsecretario de Energía Eléctrica, Juan José Carbajales en la Subsecretaría de Hidrocarburos, Juan Pablo Ordoñez en Planeamiento Energético, y Maximiliano Galli en la Subsecretaría de Coordinación Administrativa.

De esta forma, en la nueva estructura las áreas referidas al desarrollo de la energía nuclear y de las energías renovables no tendrán carácter de subsecretarías específicas, al menos por ahora.

La formalización de las designaciones no es ni más ni menos que eso habida cuenta que varios de los flamantes funcionario estuvieron desarrollando actividades desde hace un par de semanas. Por caso Lanziani viajó a los Estados Unidos junto con el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, para participar de una reunión en Washington con funcionarios de ése país, y también tomar contacto con empresarios petroleros en su calidad de potenciales interesados en invertir en la explotación no convencional de hidrocarburos en Vaca Muerta (Neuquén).

Por otra parte,  Arrúa tuvo reuniones en Buenos Aires con directivos de empresas generadoras y transportadoras  de electricidad, y  Carbajales encabezó una reunión con representantes de los gobiernos de las provincias productoras de hidrocarburos nucleadas en la OFEPHI.

En las últimas horas, Carbajales también estuvo reunido con directivos de YPF en tanto petrolera de mayoría accionaria estatal y de sustantiva importancia a la hora de diseñar y activar políticas para la industria del petróleo y el gas, por su fuerte incidencia en el mercado local.

De ello da cuenta lo ocurrido la semana pasada con el tema de los precios de los combustibles, con un desajuste entre Nielsen, que había preanunciado un incremento de 5 por ciento, y que no se concretó por pedido expreso del presidente Alberto Fernández, embarcado como está el gobierno en procurar una paulatina estabilización macroeconómica, luego de recibir el gobierno con una inflación del orden del 55 por ciento en 2019.

No obstante, cuestiones como la política de precios en el rubro del petróleo y del gas también se relacionan con las cotizaciones internacionales de estos insumos energéticos, y las decisiones que se adopten incidirán también las posibilidades de contar con inversiones para el desarrollo de estos recursos en yacimientos convencionales y no convencionales.

Tal desarrollo implica además la fijación de precios de producción y la realización de infraestructura para el transporte y el agregado de valor, por caso al gas natural, para su exportación a terceros mercados como GNL.

6 recommended
665 views
bookmark icon