El gobierno mantiene congelamiento en combustibles y mejora precio a productoras

 -  -  3


 El gobierno nacional ratificó el congelamiento de precios por 90 días para las naftas y gasoils en surtidor dispuesto hace dos semanas tomando como referencia los valores vigentes al 9 de agosto, pero modificó a la suba el tipo de cambio de referencia, de 45,19 a 46,69 pesos por dólar (3,3% más), para el barril de petróleo operado entre productoras y refinadoras -hasta el 13 de noviembre próximo-, manteniendo un precio de referencia Brent de 59 dólares.

La medida dispuesta por el DNU 601/2019 implica cambios al DNU 566 publicado el 15 de agosto y fue justificada por “la necesidad de atenuar los efectos” de la norma original y “no afectar el empleo, la actividad, la producción y las inversiones” en el sector, en respuesta a los reclamos y advertencias que recibió en este sentido la semana pasada.

Por otro lado, y al margen del nuevo decreto, el  gobierno decidió que pagará a los productores  “una transferencia” de 2,81 pesos por dólar, llevando entonces el dólar de $ 46,69 a $ 49,50 para todos los barriles entregados al mercado interno, por un periodo de 30 días.

Este monto, indicó Hacienda, “agrega un 6 % de aumento al precio del barril, por lo que se acumula 9,54 % de mayor precio”, y cuantificó  el costo fiscal de este subsidio en $ 1.550 millones de pesos que será solventado reasignando partidas del presupuesto de la Secretaría a cargo de Gustavo Lopetegui.

El mismo decreto deja en cabeza de la Secretaría de Energía la facultad para que “dicte las medidas necesarias para normalizar los precios del sector y/o modificar los valores de referencia y precios topes establecidos, y requerir transferencias del Tesoro Nacional para sostener el nivel de actividad y proteger al consumidor durante este período excepcional”.

Por otra parte, el ministerio de Hacienda anunció que “se liberan los precios del canal mayorista” para los combustibles, por lo cual se espera la resolución respectiva.

Al respecto, Hacienda refirió que “el canal mayorista representa el 17 % del total del volumen (de combustibles), lo que sumado al 30 % de otros productos no congelados originalmente (naftas de aviación, buques, asfaltos, lubricantes y otros) hace que el 47 % del volumen ya no caiga bajo el congelamiento”. “Este 47 % de volumen equivale aproximadamente a 38 % de las ventas en pesos”, se indicó.

En tanto, otro decreto gubernamental, el 607/2019 posterga la aplicación del incremento del impuesto a los combustibles líquidos desde el 1 de septiembre y hasta el 30 de noviembre de 2019     (deberán mantenerse los montos del impuesto al 31 de agosto), y puntualiza que para su actualización desde el 1 de diciembre “deberá considerarse el incremento total en los montos” ahora postergados.

Estas decisiones ocurrieron luego de una reunión que Lopetegui mantuvo el viernes 30 con productores petroleros, de integradas y no integradas en toda la cadena de la industria, en la cual el gobierno procuró acotar cuestionamientos, que incluso llegaron a la categoría de denuncia judicial por parte de algunas no integradas.

De la reunión participaron YPF, PAE, Tecpetrol, Shell, Vista Oil, Sinopec y Pluspetrol.

En este contexto YPF había comunicado la semana pasada a sus proveedoras de servicios petroleros que ajustaría el pago de sus contratos al mismo esquema cambiario  para evitar mayores pérdidas que las cuantificadas en 120 millones de dólares mensuales por el expendio de combustibles con precios congelados.

La del viernes pasado se trató de la segunda reunión considerando el encuentro que los petroleros y los gobernadores de las provincias con reservorios de hidrocarburos habían mantenido la semana anterior y en la cual el entonces flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, les explicó los motivos antiinflacionarios del congelamiento, en el marco de la actual crisis económica, financiera, y social.

Pocas horas después de aquel encuentro en Hacienda  Lacunza indicó que “vamos a encontrar diagonales para atender todos los argumentos siempre y cuando estén justificados, y vamos a trabajar para tomar soluciones, siempre con el prisma de que no podemos repartir lo que no tenemos”.

En los días sucesivos estos funcionarios más el ministro de Interior, Rogelio Frigerio también procuraron bajar la tensión con los gobernadores de Chubut,  de Neuquén,  de Río Negro, de Santa Cruz,  y de Mendoza,  varios de los cuales sumaron al reclamo por pérdidas de regalías, otras mermas por cambios en el impuesto a las Ganancias y al IVA.  El resultado de tales gestiones es muy limitado.

3 recommended
449 views
bookmark icon