El congelamiento que congeló a todos

 -  -  2


Arrecian en estos días los comentarios sobre el congelamiento de valores de combustibles líquidos y petróleo crudo decidido por el Estado. En este informe se intenta dar un poco de claridad sobre cómo afecta la medida a los actores del mercado.

Por Alberto Fiandesio *

Para ello, en primer lugar trataremos de explicar los alcances del Decreto, aunque, seguramente, con más dudas que certezas. Una duda respecto a la redacción del Decreto: ¿Por qué se distingue a las naftas y el gasoil (artículo 2do.) del resto de los combustibles líquidos (artículo 3ro.)? Si las medidas respecto a la vigencia y el valor que deben tener los productos es la misma para todos.

¿Qué entiende la Autoridad de Aplicación por “combustibles líquidos”? Por ejemplo, el JP1 o Aero kerosene es, claramente, un combustible líquido (el producto se “combustiona” en las turbinas de los aviones). ¿Está su precio congelado?

El kerosene y el fuel oil otro tanto. No tienen otro destino que la combustión. Ahora bien: los solventes, el aguarrás, los lubricantes, son líquidos … pero … ¿son considerados combustibles a los fines del Decreto? ¿Está su precio congelado?

Los solventes y el aguarrás son, sin dudas, insumos que se utilizan en la industria en general. Sin embargo, para la Ley del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Dióxido de Carbono, son combustibles líquidos ya que tienen establecidos los montos fijos correspondientes al igual que las naftas y el gas oil.

Agregamos: ¿Son los biocombustibles “combustibles líquidos? Porque se trata de componentes de las naftas y el gas oil pero que los refinadores adquieren en otro mercado y cuyo precio está regulado y con actualizaciones mensuales. En fin, la redacción deja dudas que merecerán aclaraciones de la Autoridad de Aplicación.

Ahora veremos de esbozar una explicación sobre cómo afecta la medida de congelamiento a los distintos sectores involucrados.

Productores puros

Son, a primera vista, los más afectados, ya que pasan a vender su producción en dólares a razón de 45,19 pesos por dólar, para darse vuelta y pagar sus costos dolarizados a 57,00 $/u$s.

Pero, hay excepciones. Los que exportan, por ejemplo, liquidan ahora las mismas con un tipo de cambio de 57 $/US$s menos retenciones fijas en pesos (por ahora no se actualizaron).

Es esperable que los contratos de servicios dolarizados sean renegociados invocando “fuerza mayor”, la mayor de las fuerzas en materia legal.

Quedan el resto de los costos no dolarizados (mano de obra directa, por ejemplo) sobre los cuales se debe esperar una presión a la suba pero no será de forma inmediata. Pregunta: ¿Cuánto representan esos costos en el esquema total? Seguramente no mucho.

Otro rubro son las importaciones de insumos y maquinarias cuya influencia negativa es directa con el tipo de cambio.

De todas formas se coincide con el IAE (Instituto Argentino de la Energía) en el sentido que aparece como una súper reacción no justificada decir que el congelamiento afectará las inversiones en Vaca Muerta. El proyecto de no convencionales es de muy largo plazo y no se verá disminuido por situaciones coyunturales.

Igual, es entendible la situación de las empresas que cotizan en Bolsa ya que los accionistas esperan de la dirección que actúen en defensa de sus intereses.

Empresas integradas

Para ellos, el crudo es un costo, no un precio. A lo sumo tendrán un valor de referencia para poder medir internamente la rentabilidad de sus sectores de upstream y downstream.

Le caben algunos conceptos vertidos con anterioridad con respecto a las exportaciones, renegociación de los contratos de servicios y cotización en bolsa, pero referido a sus ingresos van a depender de los combustibles líquidos.

Refinadores puros

Tienen congelado su principal costo y todos sus ingresos. El margen se verá deteriorado entonces por la evolución de los costos extra crudo y por la compra de insumos e inversiones en divisas.

El sector importó, durante el primer semestre de este año, 1.147 millones de dólares en productos, sin contar gas natural ni LNG (808 millones). A su vez, exportó, en el mismo período, 708 millones de dólares, sin contar las exportaciones de petróleo (626 millones). Este juego de comercio exterior es el que determina el resultado de cada empresa en particular.

Importadores

Como se sabe, algún integrante del mercado depende casi en su totalidad de las importaciones de productos. Estos son afectados en forma directa. La única forma de compensación sería la disminución de los precios internacionales, cuestión sobre la que no pueden actuar.

Provincias

Han tenido activa participación en las protestas porque, además de los combustibles, también las perjudica la baja del IVA en los alimentos. En lo que hace a combustibles, las regalías que cobran las provincias quedan congeladas en pesos, en la medida que se mantenga el volumen producido.

Una aclaración. No se ve afectado el cobro de regalías sobre la producción de gas natural. Las provincias deberán afrontar los próximos tres meses el probable aumento de sus pagos en moneda local.

Conclusiones

No se recuerdan ejemplos que certifiquen que medidas como la adoptada respecto al congelamiento de precios de los combustibles líquidos y el petróleo crudo hayan tenido, alguna vez, algún efecto positivo. Siempre terminaron mal.

Distinto es tomar medidas de disminución de impuestos (como sí se hizo hace poco) y otra afectar derechos en forma general. Así todo, si se cumple el plazo de 90 días, la sangre no debiera llegar al río.

Las sobreactuaciones se entienden, pero no ayudan. La incógnita respecto a qué pasará el día 91 se mantiene intacta.

* El Ingeniero Alberto Fiandesio tiene una dilatada actividad en el sector hidrocarburos. Fue Subsecretario de Combustibles de la Secretaría de Energía de la Nación y tiene su propio blog: https://todohidrocarburos.com/
2 recommended
688 views
bookmark icon