Interrogantes sin respuestas sobre la viabilidad del gasoducto desde Vaca Muerta

 -  -  2


Mientras se aguarda conocer hacia fin de mes el pliego de licitación que regirá para la construcción, operación y mantenimiento del Gasoducto troncal desde Vaca Muerta (Neuquén)  hasta Salliqueló (Buenos Aires Centro ), y luego hasta San Nicolas (Buenos Aires Norte), especialistas del sector energético plantearon la necesidad de que la Secretaría de Energía cumpla, “antes de la adjudicación del proyecto” con varios requisitos de información referida al proyecto que fue activado mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, y que tendría un costo estimado en los 2.000 millones de dólares.

Desde el Instituto Argentino de la Energía, General Mosconi (IAE), el ex Secretario de Energía, Jorge Lapeña, señaló que “es muy importante que antes de adjudicar esta obra el gobierno haga pública la factibilidad técnica, económica y financiera de este proyecto,  que no está realizado todavía”.

En diálogo con Energía & Negocios, Lapeña  detalló que corresponde saber “cuál es el monto de las inversiones, su cronograma, los volúmenes de gas que se transportarán, los flujos financieros que aportarán a la realización del proyecto, y el repago de los mismos, con intereses reales”.

“Se trata de un proyecto de infraestructura muy importante en materia de transporte de gas y el sin estudio de factibilidad previo y no podemos saber cómo va a funcionar el gasoducto, cómo va ser construido, y como va a ser financiado y pagado”, señaló, y remarcó que “nada de esto ha sido objeto de una discusión en el sector y el gobierno no ha explicado lo que va a hacer al respecto”.

En rigor el IAE planteó en marzo al Secretario, Gustavo Lopetegui, la necesidad de conocer estos estudios previos, pero el gobierno decidió anunciar la obra mediante el DNU y ahora Energía hizo saber a esa entidad que el estudio “se realizará una vez que estén las ofertas”, lo que resulta al menos llamativo.

Lapeña refirió que el gobierno dijo que no había hecho el estudio previo “por cuanto se trata de un emprendimiento de iniciativa privada”, pero resulta que una parte importante del financiamiento correrá por cuenta del Estado vía recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses.

Según trascendió, el costo del primer tramo del gasoducto rondaría los 800 millones de dólares, y la mitad de esa cifra sería aportada por el FGS. De la mitad restante 200 millones serían aportados por la OPIC (Estados Unidos) y otros 200 millones por las empresas adjudicatarias de la licencia.

Otro de los interrogantes planteados desde el IAE es el referido a la cuestión tarifaria que se aplicará para recuperar la inversión, más la ganancia a realizar.

“El DNU dice que no lo van a pagar los usuarios cautivos de las distribuidoras  de gas, pero se puede suponer que si Cammesa va a contratar compra en firme (se estima entre 7 y 10 millones de metros cúbicos diarios) para producir electricidad, su costo recaerá en los usuarios del servicio eléctrico, y por ello es importante conocer su incidencia”, refirió Lapeña.

Otro interrogante abierto a una respuesta técnica y económica es por qué el gasoducto está pensado para transportar hasta 40 millones de metros cúbicos diarios.

“De donde salen los 40 millones adicionales a los volúmenes que que hoy están produciendo las operadoras en Vaca Muerta ?” .” Si hoy Vaca Muerta produce gas subsidiado por la resolución 46 y el gobierno ya ha dicho que a partir de 2020 no habrá más subsidio, acaso las empresas ya se han comprometido producir ése volumen adicional ?”, señala el ex Secretario.

En la actualidad las principales empresas operadoras en Vaca Muerta producen aproximadamente 27 millones de metros cúbicos de gas por día: Tecpetrol 15 MM3; YPF 4,4 MM3; Total 4,2 MM3, Exxon 0,5 MM3 y el resto suman 3 MM3/día.

El gobierno remarcó que este gasoducto tiene por objetivo ampliar la oferta de gas en el mercado interno, sustituir importaciones de GNL, y a exportarlo por ductos, y como Gas Natural Licuado a través de su conversión en una planta que proyecta construir YPF en la zona de Bahía Blanca, que demanda un plazo no menor a los cuatro años.

La oferta no subsidiada va a crecer tanto como para justificar un ducto de 40 MM3,  y en cuanto tiempo se cargará dicho volumen diario, se preguntó Lapeña, mientras se espera conocer los estudios de factibilidad de este proyecto para poder estimar, por caso, en cuanto tiempo se pagará a la Anses su aporte de capital más los intereses correspondientes.

2 recommended
2632 views
bookmark icon