Naftas con posible nuevo ajuste

 -  -  4


Los combustibles ya aumentaron un 13% en lo que va de 2019. Sin embargo, debido al salto de un 20% en el dólar (hasta los $ 46) y de casi un 30% en el precio internacional del petróleo en estos meses (el Brent se ubica en los u$s 70 por barril), la petrolera YPF busca un consenso con Energía para ajustar al alza un 20% las naftas y gasoil en los próximos meses.

A partir de marzo, el incremento en el tipo de cambio trastocó nuevamente los planes del sector. Las refinadoras solo pudieron subir un 4,5% a fines de marzo y otro tanto a fines de abril, cifras que no fueron de acuerdo al aumento de sus costos.

De acuerdo a la información que brindó en estricto off the record una fuente del mayor refinador, desde comienzos de 2018 hubo 5 etapas bien marcadas.

Entre enero y abril del año pasado los precios de los combustibles fueron «de mercado» y estuvieron en línea con los de la región, medidos en dólares (en torno a u$s 1,20 por litro, un poco por debajo de Brasil y Chile y por encima de Paraguay); a partir de mayo -cuando se sintieron los efectos de la devaluación- y hasta julio hubo un «acuerdo compensatorio de precios impulsado por el Gobierno, que no funcionó; entre agosto y noviembre, un período de recuperación, por la baja en el precio internacional del petróleo; desde diciembre y hasta febrero de este año, de vuelta en «precios de mercado», y ahora una nueva etapa de «atraso».

En esta empresa esperan que este retraso cercano a un 20% lo pueden recuperar en un lapso de entre 3 a 5 meses, que terminaría poco antes de las elecciones. Este número depende de que todas las variables que lo afectan (el tipo de cambio en un 80%, ya que el petróleo se cotiza en dólares) se mantengan estables. En ese caso, el dólar se debería sostener en $ 46 y el crudo Brent, la referencia para Argentina, en torno a los u$s 70 por barril.

Aún así, sostienen que el aumento de los combustibles no genera inflación, y salió al cruce de las notas y voces periodísticas que afirman eso. Los números que presentó muestran que en 2018, la suba de un 73% de los combustibles impactó solamente en un 1,9% en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que arrojó un 47,6% final para el año pasado.

A la vez, el aumento de 8% hasta fines de abril (sin contar el reciente incremento) impactó en un 0,2% en el IPC, que habría sumado cerca de 16% en el primer cuatrimestre.

Además, para junio ya hay previsto un nuevo incremento de los combustibles, por un aumento impositivo del ITC, que se ajusta de acuerdo a la inflación del primer trimestre (11,8%).

Solo por esta razón, el mes que viene las naftas aumentarán $ 1,04 por litro (casi un 2,5%) y el gasoil, $ 0,65.

4 recommended
87 views
bookmark icon
error: Contenido protegido