Energía posterga hasta julio el aumento del impuesto a los combustibles

 -  -  3


La Secretaría de Energía decidió postergar por un mes la aplicación del ajuste trimestral del impuesto a los combustibles líquidos que debía regir desde el 1 de junio, lo cual implicará reducir en el 1,5 por ciento el eventual aumento en los precios de las naftas y gasoils que resolverían aplicar las empresas petroleras en los próximos días.

Fuentes de la cartera a cargo de Gustavo Lopetegui indicaron que la postergación de la suba por efecto del impuesto mencionado se concretará mediante una resolución específica que publicará en el Boletín Oficial.

En la última revisión de este impuesto, en marzo, Energía desdobló el la aplicación del  incremento en dos etapas, en marzo y en abril, procurando una menor incidencia en la inflación.  Ahora será postergación hasta julio.

En las últimas horas había trascendido que un próximo aumento de los precios al público de las naftas y gasoils  rondará el 3,5 por ciento, pero ello no fue confirmado por fuentes empresarias del rubro.

Al margen de la carga impositiva que se incrementa cada tres meses, los precios de los combustibles se han venido ajustando a la suba mes a mes y la suba acumula 13 por ciento desde principios de año, aun cuando desde las empresas del sector se ha calculado que el incremento debería ser mayor, y estiman un retraso no menor al 8 por ciento.

Los precios de los combustibles se modifican por la aplicación de una ecuación integrada por la variación del precio internacional del petróleo (crudo Brent), la evolución del dólar en relación al peso, y por la incidencia de los precios de los biocombustibles utilizados para el corte con las naftas y el gasoil.

Al respecto, ocurre que los productores de biocombustibles vienen reclamando  incluso judicialmente a  Energía,  que depende del ministerio de Hacienda, por la no aplicación plena de la fórmula que deriva en los aumentos periódicos de precios del bioetanol y del biodiesel.

En los últimos meses el incremento fue menor al que técnicamente hubiera correspondido, habida cuenta de un descenso en el consumo de combustibles, en particular de las naftas Premium, cuyos precios resultan entre cinco y seis pesos superiores a de la nafta súper.

El mes pasado el gobierno ratificó la vigencia de la libertad de precios para este rubro, y cruza los dedos para que la cotización del crudo y del dólar le den un respiro a los precios en el mercado local, tal como ha ocurrido en las últimas semanas .

3 recommended
933 views
bookmark icon