TGN y TGS presentaron a Energía sus propuestas para un gasoducto desde Vaca Muerta

 -  -  6


Las transportadoras TGN y TGS presentaron, por separado,  a la Secretaría de Energía sendas propuestas para la construcción y operación de ductos que permitan evacuar gas del reservorio no convencional Vaca Muerta con destino al mejor abastecimiento del fluído a centros urbanos del país,  e incluso a su exportación mediante la conversión a gas natural licuado (GNL) .

Ni las empresas involucradas en los proyectos, ni la secretaría a cargo de Gustavo Lopetegui, detallaron tales presentaciones, realizadas poco antes del vencimiento del plazo dispuesto por Energía en su resolución de convocatoria a interesados.

Ahora, dicha Secretaría y el Enargas se abocarán al análisis técnico, legal, económico y financiero de las propuestas para resolver cual sería el mas conveniente , e incluso considerarán la posibilidad de configurar un proyecto que adopte y adapte aspectos especificados en los ahora presentados.

El objetivo de Energía es licitar y adjudicar la construcción del gasoducto hacia finales de agosto próximo. YPF, Tecpetrol, Pampa Energía y Pluspetrol no encabezaron estas presentaciones pero son principales interesados en incrementar la producción de los yacimientos de thigt y shale gas (y oil)  que operan en Neuquén.

Según pudo averiguar Energía & Negocios las notas presentadas por TGS (cuyo principal accionista es CIESA) proponen el tendido de un gasoducto troncal cuya traza sería Vaca Muerta (Neuquén) – Salliqueló (Buenos Aires) – San Jerónimo (Santa Fe) . En su recorrido permitiría conectar (nodos mediante) con los ductos Neuba I y II y con el San Martín, para llegar con gas a Bahía Blanca, al Area Metropolitana de Buenos Aires, y a Santa Fe, para empalmar con el extremo sur del GNEA.

En Bahía Blanca el gas se destinaría a incrementar la provisión del Polo Industrial Petroquímico, y  a la licuefacción (GNL) para su exportación por el puerto de esa ciudad, dos objetivos que se ha trazado primordialmente YPF.

En cuanto a TGN (que tiene por principales accionistas a Tecpetrol Internacional y a CGC, a través de Gasinvest) formuló una presentación a Energía proponiendo dos opciones:  la construcción de un megaducto Vaca Muerta – Salliqueló – San Nicolás,  vinculando los sistemas operados por ella misma con el de TGS,  o bien la ampliación de la capacidad de transporte del gasoducto Centro Oeste, con el tendido de ductos en paralelo y la incorporación de nuevas plantas compresoras.

Se trata de presentaciones que implican detalles técnicos en lo constructivo y además económicos relacionados con costos y precios del gas a proveer,  comparados con lo que se paga por la importación de GNL y la compra de combustibles líquidos para provisionar a usinas generadoras.

Los niveles de demanda de gas a satisfacer progresivamente  determinarían la conveniencia de avanzar con algunos de estos proyectos.

El complicado contexto económico y político, y sus perspectivas, resulta clave a la hora de tomar decisiones de inversión en este tipo de obras de infraestructura, tanto en el gobierno como en el sector empresario, aun cuando sus beneficios deben calcularse a largo plazo.

Y estos factores estarán incidiendo en la definición del proceso activado por  Energía para la construcción del gasoducto.

Desarrollar estos reservorios se ha convertido en una cuestión primordial para la Administración Macri. También lo era durante el gobierno anterior, pero para el actual se ha constituido en esencial, toda vez que existe además la necesidad de mostrar iniciativa en plena campaña electoral.

Las presentaciones ahora realizadas fueron precedidas por diversas reuniones reservadas que han mantenido directivos de las principales operadoras en Vaca Muerta para definir su participación en uno a más proyectos de tendido del ducto.

YPF, Tecpetrol, Pampa Energía, Pluspetrol, TGN, TGS, participaron de estas conversaciones, también en consulta con funcionarios de Energía, coordinados por el subsecretario de Hidrocarburos, Carlos Casares.

En cuanto a los criterios de evaluación, Energía determinó que “se evaluarán las características técnicas, económicas y regulatorias de cada uno considerando la capacidad de transporte a incorporar, la relación tarifa/capacidad, el plazo durante el cual la nueva infraestructura gozará de un régimen particular en materia de acceso, y la fecha de inicio de operaciones”.

El costo estimado de realización del proyecto va desde los 1.000 a los 1.500 millones de dólares y Lopetegui ya realizó gestiones para conseguir aportes financieros en los Estados Unidos, con la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), y recursos locales que administra el gobierno (Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES).

En la actual coyuntura también se consideran las reglas de juego en el sector. Varias empresas se plantearon dudas a partir de lo acontecido respecto del criterio de aplicación limitada de la Resolución 46, lo que explica la actitud reticente de Tecpetrol.

Energía estableció que “en el supuesto de que para el repago de las obras correspondientes a la construcción de un nuevo sistema de transporte se haga necesario un régimen particular en materia de acceso a la capacidad de transporte, el interesado pueda proponer la celebración de contratos de reserva de capacidad con los cargadores iniciales. Este tema esta considerado en la presentación de TGS.

Las ampliaciones de capacidad, de uno o de ambos sistemas de transporte existentes, se autorizarán en los términos del artículo 16 de la Ley 24.076, y en este último caso se considerarán “ampliaciones significativas” aquellas que generen capacidad de transporte adicional de por lo menos 10 MMm3/d.

Asimismo, si fuera el caso de ampliaciones significativas del sistema de gasoductos existente, se adoptará el criterio de costo incremental conforme con lo previsto en la resolución 1483/2000 del ENARGAS.

6 recommended
551 views
bookmark icon
error: Contenido protegido