La importancia del mantenimiento y la confiabilidad para la seguridad de las instalaciones

 -  - 


Román K. Zeleznik*

El mantenimiento puede ser definido como el conjunto de acciones destinadas a mantener o reacondicionar un componente, equipo o sistema, en un estado en el cual sus funciones pueden ser cumplidas, entendiendo como función cualquier actividad que un componente, equipo o sistema desempeña, bajo el punto de vista operacional.
Si se analiza la definición moderna de mantenimiento, se verifica que la misión de este es “garantizar” la disponibilidad de la función de los equipos e instalaciones, de tal modo que permita atender a un proceso de producción o de servicio con calidad, confiabilidad, seguridad, preservación del medio ambiente y costo adecuado.

La confiabilidad puede ser definida como la confianza que se tiene de que un componente, equipo o sistema desempeñe su función básica, durante un período de tiempo preestablecido, bajo condiciones estándares de operación. Otra definición importante de confiabilidad es; probabilidad de que un ítem pueda desempeñar su función requerida durante un intervalo de tiempo establecido y bajo condiciones de uso definidas.

Esta confiabilidad también abarca conceptos de trabajo seguro del equipo, es decir el equipo trabaja según diseño y por esa razón no debería causar un incidente o accidente.

La confiabilidad es un atributo fundamental para la operación segura y efectiva de cualquier sistema tecnológico moderno. En instalaciones costa afuera, como las plataformas, las fallas de equipos críticos y los errores humanos han sido las causas principales de accidentes y paros forzados con impactos económicos, ambientales y afectaciones al personal operativo.

Una de las categorías principales de causas comunes de accidentes ocurridos en sistemas a gran escala es la carencia de análisis e involucramiento del personal y la organización en la etapa de diseño del sistema.

El diseño de sistemas mecánicos en plataformas petroleras debe considerar aspectos tales como la selección apropiada del equipo y su distribución, eficiencia, seguridad y compatibilidad con las características estructurales de la plataforma. Asimismo, para identificar y reducir la probabilidad de falla de equipos y sistemas, se deben llevar a cabo análisis de confiabilidad en forma conjunta con el proceso de diseño. Esto es aplicable a todo tipo de industria.

Podemos resumir diciendo que los análisis de confiabilidad de una instalación nacen desde el diseño, por ejemplo con la colocación de equipos redundantes, sistemas de paradas automáticas y sistemas que disminuyan la falla humana en la operación. Otra de las características importante de los estudios de confiabilidad es que cada industria ha estudiado la tasa de fallos de los equipos e incluso de las personas.

Se sabe que las mismas fallaran en algún momento por lo que nos permite preparare el diseño de la instalación para mitigar los riesgos de ese fallo en forma económica.Desde la consultora vemos que muchos de nuestros clientes consideran el mantenimiento como una preocupación para mantener sus niveles de producción o servicio, pero no lo asocian a posibles pérdidas de instalaciones o vidas humanas. Esto se debe a la dificultad de cuantificar estas pérdidas fácilmente. Nuestra experiencia nos indica que en general esta visión cambia luego un incidente con consecuencias significativas ya sea para empleados o instalaciones.

(*) Román K. Zeleznik es ineniero Industrial, UTN – Especialista en confiabilidad, Higiene y seguridad en el trabajo y Socio Gerente de EHS

77 views
bookmark icon