Rigen nuevos precios para combustibles, con subas que promedian el 3 por ciento

 -  -  1


Las principales empresas refinadoras y comercializadoras de combustibles en el mercado local –YPF, Shell y Axion- definieron y aplicaron en el arranque del mes subas similares en los precios de las naftas y gasoils, que en general rondaron el 3 por ciento promedio, aunque postergaron –por decisión de la Secretaría de Energía- el cobro pleno del Impuesto a los Combustibles Líquidos que se actualiza cada tres meses.

Entonces, el cobro parcial de tal gravamen (su aplicación plena sería desde abril), más la incidencia por la variación en febrero del dólar en relación al peso, y del precio internacional del crudo Brent, explicaron este nuevo incremento.

Los nuevos precios de referencia al público en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires son, para YPF, 38,67 pesos el litro de nafta súper; 44,62 pesos para la Premium; 36,17 para el diesel común, y 42,33 pesos para el diesel Premium.

En el caso de Axion, la nafta súper pasó a costar 39,23 pesos el litro, 44,98 pesos la Premium, 36,70 pesos el diesel común, y 42,74 pesos el diesel Premium.

Por su parte, Shell tiene en la CABA precios de 39,60 para la nafta súper y 45,67 para la Premium, y de 37,82 para el diesel común y 43,99 para el litro de diesel Premium.

Si bien los cálculos preliminares por la consideración plena de esta ecuación arrojaban cifras de ajustes en torno al 5 por ciento, los aumentos aplicados son menores con la intención de tener una menor incidencia en la inflación de marzo.

Pero además,  fuentes del sector consultadas por Energía y Negocios estimaron que “tal decisión también refiere a la menor demanda de combustibles que se viene registrando en el mercado en los últimos meses”.

Datos de la Secretaría de Energía revelaron que, considerando el mercado completo, es de decir de todas las marcas expendedoras,  la comparación interanual enero 2019-enero 2018, reveló que las ventas de naftas Premium cayó 26 por ciento, en tanto que el volumen de naftas súper creció apenas 2,7 por ciento.

Esto implica menos ventas en general, y un traspaso del usuario de las naftas más caras a las naftas y gasoils comunes. El diferencial promedio de precios entre los combustibles Premium y los otros ronda los 6 pesos por litro, significativo en tiempos de ajuste.

En este contexto, ocurrió también que la decisión de YPF, principal operadora local (con 55 % de las ventas de naftas y 60 % del gasoil) , de aumentar sus precios 2,8 por ciento promedio país poco antes que las otras compañías, incidió en la determinación de éstas para no perder participación en el mercado.

286 views
bookmark icon
error: Contenido protegido