Las exportaciones de gas a Chile en medio del despido de Iguacel y el desembarco de Lopetegui

 -  - 


A poco de cumplirse una semana, el despido del Gobierno del ex Secretario de Energía, Javier Iguacel —que como suele ocurrir se intentó presentar como una simple “renuncia personal”—sigue siendo motivo de análisis y especulaciones tras las escasas y poco creíbles explicaciones que emanaron del relato oficial.

Escribe Antonio Rossi

Para varios especialistas y conocedores del sector, el desembarco de uno de los hombres de extrema confianza del presidente Mauricio Macri y ex Secretario de Coordinación de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui en el área energética respondería a una causa de mayor peso que las esgrimidas por los medios oficialistas y cercanos al Gobierno.

A la hora de justificar la eyección de Iguacel y su reemplazo por Lopetegui, desde el Gobierno salieron a instalar que la medida se había tomado, básicamente, por tres razones: la tirante relación que mantenía el ex titular de Energía con su superior el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el traspié que había tenido en octubre cuando intentó trasladarle el impacto de la devaluación en los ingresos de la petroleras a los usuarios de gas con el cobro de un recargo en 24 cuotas y el escaso diálogo mantenido con las autoridades de YPF, la petrolera cuya mayoría accionaria está en manos del Estado.

Pero más allá de que esos hechos pudieran haber influido hay quienes apuntan que detrás del desplazamiento de Iguacel habría otro significativo disparador que llevó a Macri y al Jefe de Gabinete, Marcos Peña a concretar el cambio de timonel en Energía.

Según parece, ese motivo estaría vinculado con el negocio de la venta de gas a Chile y correspondientes autorizaciones oficiales de exportaciones que ha otorgado Iguacel a las principales petroleras del país en los últimos tres meses.

Cuando comenzaron a salir las resoluciones con los permisos de exportación de gas al mercado trasandino, desde la Casa Rosada le habrían pedido a Iguacel que obtenga de las petroleras alguna clase de “compensación o colaboración” para las fundaciones y entidades ligadas al PRO que se aprestan a encarar la larga y costosa campaña electoral donde estará en juego el futuro de la administración macrista.

Los compromisos de ayudas y aportes que habría conseguido Iguacel y que fueron transmitidos a Balcarce 50 no habrían dejado satisfechos a los hombres cercanos a Macri que esperaban otro tipo de respuesta.

La cuestión subió de tono cuando tras un par de sondeos efectuados desde Jefatura de Gabinete con ejecutivos de las petroleras habrían aflorado algunas diferencias entre lo que supuestamente se había prometido y lo indicado por Iguacel.

Aunque no figure en su agenda de tareas oficiales e inmediatas, lo más probable es que ahora Lopetegui proceda a revisar esta situación para poner en claro de entrada cómo será la relación las petroleras y que espera el Gobierno de ellas durante 2019.

Según un reciente informe elaborado por el ex subsecretario de Combustibles, Alberto Fiandesio entre setiembre y los últimos días de diciembre, Iguacel concedió 14 autorizaciones de exportación de gas natural con destino al mercado de Chile.

Las petroleras beneficiadas con esos permisos fueron YPF (3.000.000 m3); Pan American Energy (2.800.000 m3); Total Austral (2.250.000 m3); CGC (2.050.000 m3); Pampa Energía (2.000.000 m3); Wintershall (1.500.000 m3); ENAP Sipetrol (1.400.000 m3); Pan American Sur (750.000 m3) y Exxon Mobil (400.000 m3).

En total, esas empresas fueron autorizadas a exportar un volumen diario total de 16.150.000 metros cúbicos que saldrán mayoritariamente de la Cuenca Neuquina (64,7%) mientras que el resto provendrá de la Cuenca Austral (35,3%).

Si bien todas las autorizaciones cuentan con una cláusula de interrupción que privilegia el abastecimiento interno, el informe de Fiandesio destacó los siguientes puntos llamativos:

– Seis autorizaciones tienen plazo de vigencia hasta el 01/05/2018, lo cual sería coincidente con el aumento de consumo interno. Pero hay otras autorizaciones que exceden el inicio del invierno argentino y vencen en octubre de 2019 (PAE a AGESA y TOTAL a Colbún), noviembre de 2019 (PAMPA a Colbún) y en diciembre de 2019 (ENAP Sipetrol a ENAP).

–Todas las autorizaciones de exportación a Methanex vencen en junio de 2020. En este caso existe la posibilidad de que se exporte en invierno al mismo tiempo que se esté importando gas por barco por Escobar.

–Si bien todas las autorizaciones tienen un volumen diario, solamente dos mencionan el volumen total aprobado. Son la resolución N° 61/2018 de Pan American Energy LLC a Colbún SA, por 275.600.000 m3 de 9300 Kcal y la 159/2018, de Wintershall Energia SA también a Colbún por 159.000.000. Lo extraño es que, en ambos casos, los números no cierran porque los volúmenes reales autorizados son un 17,1% y un 38,6% superiores a los que arrojan los promedios de la cantidad de días consignados en los permisos.

263 views
bookmark icon