Uruguay: el costo de la energía continúa aumentando

 -  - 


Según el “Reporte global” elabrado por REN21, Uruguay es el cuarto país del mundo con mayor participación en la matriz eléctrica de fuentes renovables, detrás de Dinamarca, Irlanda y Portugal. Durante 2017, La participación de la energía renovable no tradicional despachada al mercado fue del 23% mientras que Dinamarca fue de 38%, Irlanda 27 y Portugal 24%.

Los logros en la materia son evidentes,lo que no está claro es cuanto le está costando a los orientales aparecer en los ránkings internacionales. Fundamentalmente porque no figuran entre los datos oficiales la transferencia de dólares al exterior que implica generar con viento, en la vecina orilla los precios de la energía no paran de crecer, y no gobierna Mauricio Macri.

Según los indicadores elaborados por SEG Ingeniería en base a los datos publicados por el Ministerio de industria y Energía, el costo de la energía eléctrica residencial ronda los US$ 260 el Mw/h  mientras que en Chile alcanza los 175, Brasil 205 (sin tener en cuenta los subsidios) Argentina paga 95 y Paraguay abona 68 dólares el Mw/h.

El sistema de distribución eléctrica no parece —ni se lo reconoce— como uno de los principales medios recaudatorios junto con los combustibles.

Líquidos

Uruguay mantiene los combustibles más caros, a pesar de que en nuestro país el precio está liberado y es ajustado regularmente. El último aumento aplicado en Argentina fue de entre 9,5% y 10%, el tercer incremento del año, además de los incrementos previos de de enero (8%) y de julio (7,2% para las naftas y 6% para el gasoil).

Según Global Petrol Prices (GPP), Uruguay se mantiene como el país con el valor más caro de combustibles de la región, con un precio de US$ 1,55 por litro de nafta. El segundo lugar corresponde a la Argentina, con un valor de referencia de US$ 1,37.

De acuerdo con GPP, que toma como referencia los precios al 16 de octubre de este  año hay otros tres países cuyo precio de venta del litro de nafta supera el valor de US$ 1 y que son Chile (US$ 1,22), Brasil (US$ 1,21) y Perú (US$ 1,05). El listado de países latinoamericanos lo completan Paraguay (US$ 0,99), México (US$ 0,93), Colombia (US$ 0,76) y Bolivia (US$ 0,54). Venezuela y Ecuador que venden los combustibles más baratos, con precios de US$ 0,01 y de US$ 0,39 por el litro de nafta.

Por encima del precio uruguayo figuran, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Irlanda, Francia, Finlandia, Barbados, Suecia, Portugal, Dinamarca, Grecia, Italia, Israel, Países Bajos, Islandia, Hong Kong y Noruega, donde el litro de nafta cuesta US$ 1,99.

Resulta comprensible que no teniendo petróleo los combustibles estén al tope de la región; no sólo porque Uruguay carece del recurso sino porque resulta uno de los mayores canales de recaudación impositiva, mas de la mitad del precio en el surtidor corresponde a impuestos.

Indices

El costo de la energía para las industrias, valorado por el Indice de precios de la Energía Industrial (IPEI), creció un 0,31% en octubre, trepando a 5,76% la variación con respecto a octubre de 2017.

Por otra parte, el Indice de precios de la Energía Residencial (IPER), índice que refleja la evolución de los precios de la energía para los hogares, varió en el mes un 0,39% al alza, llegando a una variación en el año móvil de 5,51%. A pesar de estas variaciones, ambos índices continúan fluctuando por debajo del resto de los precios, que medidos por el IPC (INE), llevan un crecimiento de 8,01% en los últimos doce meses.Índice de precios (marzo 2010=100) que refleja la evolución del costo del consumo final energético del sector industrial según el Balance Energético Nacional (Dirección Nacional de Energía, Ministerio de Industria, Energía y Minería, www.miem.gub.uy). Incluye consumos de energía eléctrica, leña, fuel oil, gas, etc.

Biomasa

Desde 2016 las papeleras vienen superando a los hidrocarburos en el despacho eléctrico. En ese año la oferta bruta total de energía en el país fue de 5.723 miles de toneladas equivalentes de petróleo (ktep), una cifra 5% superior a la del año anterior. Un 41.1% de la oferta total fue originada por turbinas alimentadas por vapor generado por la combustión de residuos forestales (biomasa) provenientes de dos megaplantas industriales de pasta celulósica.

En segundo lugar se ubicó la energía generada por hidrocarburos (derivados del petróleo importados) con una participación del 39.8%, mientras que los siguientes puestos fueron para la energía hidroeléctrica (12.9%) y eólica (4.9%), entre otras.

En 2016 el 59% de la oferta total de la matriz energética se originó en fuentes renovables. “En 2016 se concretó el cuarto año consecutivo de no importación comercial de electricidad; esto es consecuencia de los lineamientos instrumentados desde el 2005 con el objetivo principal de independencia energética con diversificación de la matriz con fuentes renovables y autóctonas”, señalaun informe de la DNE.

Uruguay cuenta con dos grandes plantas industriales de pasta celulósica: UPM de capitales finlandeses en Fray Bentos y Montes del Plata, de capitales suecofinlandeses (Stora Enso) y chilenos (Arauco), en Punta Pereira (contiguo a la localidad coloniense de Conchillas).

UPM tiene planes para montar una nueva planta industrial en Uruguay en la próxima década; cuando ese proyecto –que representará la mayor inversión privada en la historia de la nación oriental– se concrete, wse transformará en el segundo exportador global de pasta de celulosa.

En lo que respecta a la generación de electricidad, al final de 2016 Uruguay contaba con una potencia total instalada de 3.913 megavatios (MW), la mayor parte de los cuales eran de origen hidráulico (1.538), seguido por eólico (1.212), térmicos fósiles (650), térmicos de biomasa (425) y solares fotovoltaicos (89).

32 views
bookmark icon