Preocupa a Bolivia las menores compras de gas de Argentina

 -  -  1


Hace cuatro años, el volumen que Bolivia despachaba a Argentina y Brasil era 49,05 millones de metros cúbicos día (MMmcd), pero en 2017 sólo alcanzó a 40,85 MMmcd.

El envío de gas natural boliviano a los mercados de exportación, Argentina y Brasil, disminuyó en un 16,7% desde 2014, mientras que para el mercado interno registró una subida, según datos elaborados por la Secretaría Departamental de Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija.

En los últimos meses Bolivia entregó un menor volumen de gas a Argentina, según la Gobernación de Tarija, entre enero y parte de Noviembre la entrega registró un promedio de 16,77 MMmcd, volumen por debajo de los acordado.

Con  el contrato vigente en época de verano (1 de enero al 30 de abril y del 1 de octubre al 31 de diciembre)  el país debe exportar a ese mercado un promedio de 17,2 MMmcd.  En invierno la  entrega como mínimo es de 20,9 MMmcd y un máximo de 24 MMmcd.

Las importaciones de gas desde Bolivia a Argentina bajaron de un promedio de 16,09 MMmcd en septiembre a 11,66 MMmcd en octubre. Incluso a mediados de Noviembre los envíos cayeron hasta  7,57 MMmcd. Para Brasil, los envíos se situaron en un promedio mensual de 25 MMmcd de gas, cuando el máximo de entrega acordado en el contrato con ese mercado es de 30,08 MMmcd.

Según Santa Cruz,  la caída es preocupante porque al no producirse la cantidad de gas natural necesaria tendrá un impacto negativo para la economía. Soliz advirtió que como consecuencia de la caída de las exportaciones de gas a Argentina, el país perderá 390 millones de bolivianos por regalías y Santa Cruz 40 millones de bolivianos cuando esos recursos se liquiden en enero. Mientras que Tarija calcula una pérdida para este año de 70 millones de bolivianos para el departamento y para el país más de 1.100 millones de bolivianos. Sobre los ingresos, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, anticipó que Bolivia percibirá US$ 2.200 millones por renta petrolera, ingresos obtenidos por la venta de hidrocarburos.

El monto será superior a los obtenidos en 2017, que alcanzó  US$1.900 millones

En este año, al 31 de diciembre de 2017, las reservas probadas de gas natural en Bolivia fueron certificadas en 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF), los que al ritmo actual de consumo y producción alcanzan para 14,7 años, de acuerdo con el informe de la empresa canadiense Sproule. Las reservas probables suman 12,5 TCF y las posibles 14,7 TCF.

El consumo interno de ese país llega a 13 MM mcd de gas, los cuales sumados a la demanda de los mercados de exportación llegan a 0,7 TCF,  inferior a 1 TCF de gas consumido por año.

El Bolivia tiene la expectativa de hallar 13 TCF hasta 2021 y  la tarea es mantener la exploración. Los campos priorizados serán Jaguar, Astillero, Itacaray y San Telmo Norte, entre otros.

Petrobras reducirá la importación de gas 

El contrato de compraventa de gas boliviano es uno de los temas que el futuro presidente de la firma petrolera brasileña tendrá que analizar a profundidad.

Petrobras va a revisar el contrato de suministro de gas con Bolivia que vence al final del próximo año.

El acuerdo, firmado con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), prevé que la estatal brasileña pueda importar hasta 34 millones de metros cúbicos por día.

De acuerdo con la propuesta discutida por las áreas técnicas de Petrobras, los volúmenes deben reducirse hasta la mitad; es decir, unos 15 millones de metros cúbicos por día.

Esa cantidad es equivalente al mercado del estado de San Pablo. El contrato de importación de gas boliviano es uno de los temas que el futuro presidente de la compañía petrolera, el economista Roberto Castello Branco, tendrá que analizar. Fuentes cercanas al ejecutivo afirman que este todavía no tiene una posición al respecto, pero que es probable que atienda la sugerencia del área técnica de la empresa. Aún considerando que la prioridad de la estatal brasileña sea aumentar la producción en los campos del presal (en ultramar), está obligada por contrato a pagar por 24 millones de metros cúbicos diarios, aunque estos no sean importados.

Cabe recordar que hubo una temporada en que las compras llegaron a 30 millones de metros cúbicos diarios; sin embargo, debido a que en los últimos años la demanda interna fue baja, la estatal brasileña tiene excedentes de gas para recibir y cubrir su mercado local.

La probable disminución de la importación de gas boliviano por parte de Petrobras se presenta en vísperas a una licitación pública internacional que prepara la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) de Brasil para inicios del próximo año, para conocer qué empresas pueden asumir el servicio de gas.

La reducción de la importación de gas de Bolivia a la mitad es una situación que se veía venir.  En junio del año pasado, un estudio titulado Panorama de Industria de Gas Natural de Bolivia, que realizó el Ministerio de Minas y Energía de Brasil, recomendó renegociar el contrato de compraventa de gas y bajar las importaciones de Bolivia luego de 2019 al 50%; es decir, 16 millones de metros cúbicos día.

“Se considera que es probable que la renovación del contrato de compra de gas natural boliviano por Brasil después de 2019, para los nuevos contratos, pueden contemplar volúmenes menores que los negociados en los contratos actuales”, señalaba el documento publicado.

42 views
bookmark icon