M&A 2018: Crisis y oportunidades

 -  - 


Luego de un 2017 con una gran cantidad de deals, el presente de las fusiones y adquisiciones en Argentina luce menos optimista, acusando el impacto de la volatilidad cambiaria local y de los mercados financieros internacionales.

Sin embargo, el escenario puede abrir ciertas oportunidades de cara a los próximos meses, dado lo atractivo de las valuaciones y la necesidad de financiamiento de las compañías locales.

Por Mariano Deagusto*

Repasando 2017, la cantidad de transacciones de M&A tuvo una fuerte recuperación respecto a 2016, registrando 55 deals versus los 28 del año previo.

El alza estuvo en gran parte basado en las perspectivas positivas que acompañaban el afianzamiento del nuevo Gobierno, dada la expectativa de una gestión pro-mercados, que encarara las reformas estructurales necesarias para la economía. Sin embargo, dichas expectativas disminuyeron en 2018 debido a la corrida cambiaria desencadenada por factores externos e internos.

En consecuencia, la cantidad de transacciones desde enero a agosto de este año fue de 23 y el total del año quedará seguramente muy por debajo de los registros de 2017. En cuanto a los montos revelados de dichos deals (en muchos casos el monto se mantiene confidencial) en 2017 totalizaron casi US$ 4.250 millones, un 51% por encima de los US$ 2.810 millones de 2016.

En el corriente año, el monto total de las transacciones superó los US$ 8.500 millones, aunque de los cuales US$ 6.685 millones corresponden a una única operación, la fusión de Cablevisión y Telecom.

En cuanto a los sectores que más deals de M&A han tenido en lo que va del año se encuentran Química e Industria y Telecomunicaciones, concentrando cada sector un 17% del total. Telecomunicaciones registró un volumen de alrededor de US$ 6.900 millones, por la ya mencionada fusión de Cablevisión y Telecom. Agricultura movilizó más de US$ 1.400 millones, explicados exclusivamente por la compra de Nidera Seeds, empresa productora de semillas, por parte de Syngenta International.

En el sector financiero, un deal resonante, aunque con menor volumen, fue la adquisición de InvertirOnline por parte del Grupo Supervielle.

La compra del bróker bursátil online representó un monto mayor a los US$ 38 millones.

Buena parte de los cierres de las transacciones de este año se empezaron a negociar previo a la debacle. Mientras tanto, muchas compañías e inversores están esperando a que se calmen los mercados para cerrar las transacciones.

En consecuencia, la expectativa es que, dado los tiempos que lleva desarrollar los deals, el impacto de esas transacciones se pueda sentir más fuerte en 2019.

Pero el desafío para lograr que esos cierres se concreten son las valuaciones Por un lado, la depreciación del peso ha impactado en el valor de las compañías, lo que hace más atractivo el precio desde el punto de visto del comprador, sobre todo para los extranjeros que ven como el poder de compra de sus dólares aumentó fuertemente.

Pero desde el lado de los dueños de las compañías, sus valuaciones cayeron en forma importante.

En promedio, los múltiplos de EV / EBITDA (Valor de la Empresa sobre EBITDA) de las principales compañías que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires cayeron 32% respecto a fines de 2017. Utilizando el múltiplo de P / B (Precio sobre Valor Libro o Contable), las valuaciones cayeron 46%.

Es decir, tomando el primer múltiplo, que el dueño de una empresa que a fines de 2017 valía US$ 100 millones hoy tendría un valor de US$ 68 millones.

Otro motivo que podría impulsar los deals en el contexto actual es la necesidad de financiamiento que presentan las compañías.

La suba del riesgo país como consecuencia de la crisis financiera, y el alza de las tasas de interés por parte del BCRA para contener la corrida han elevado a niveles altísimos el costo financiero que tienen que pagar las empresas locales.

En consecuencia, el acceso al financiamiento, tanto tradicional como a través del mercado de capitales, se ha visto cerrado para gran parte de las mismas.

Pero como muchas empresas necesitan financiarse de todos modos para continuar sus operaciones, la opción de fondearse a través de equity ahora es más atractiva.

En resumen, el 2018 probablemente marcará un retroceso respecto a la evolución de las operaciones de M&A en Argentina, dada la coyuntura económica actual. Pero como suele decirse, toda crisis presenta una oportunidad.

En este caso, la necesidad de financiamiento de las empresas locales y las atractivas valuaciones para los compradores podrían impulsar las transacciones en el corto plazo beneficiando a ambas partes.

A las empresas porque podrían obtener financiamiento que de otra forma les es imposible o representa un muy alto costo. Y a los compradores porque podrían adquirir compañías precios “de oferta” con buenas perspectivas de recuperación si es que se logra encauzar el funcionamiento de la economía.

*Analista en First Capital Group

27 views
bookmark icon