“Entendemos muy bien el esfuerzo que hacen los argentinos”

 -  -  2


El secretario de Energía Javier Iguacel, a través de la Res. 20/2018 dispuso un cobro extra retroactivo para los usuarios de gas debido a la variación cambiaria producida entre abril y septiembre. El recupero del crédito a favor de los productores gasíferos se implementará en la factura de los usuarios en 24 cuotas a partir del 1º de enero de 2019.

“Hay que cumplir con los contratos. Las productoras tienen que recibir una compensación por lo que no cobraron, dentro del siguiente semestre —entre octubre de 2018 y marzo de 2019 incluido— y lo que logramos es que esa compensación se cobre en 24 meses, en lugar de seis” dijo Iguacel.

El monto total no está aún calculado pero se estima en unos $ 20.000 millones

“El contrato preveía que se paguen las diferencias diarias conforme la reglamentación vigente: cargando todo lo acumulado del invierno a la tarifa del verano” dijo. Iguacel explicó que dentro de las opciones disponibles se dispuso espaciar la suba en 24 cuotas e indicó que si no se hacía de esta manera “en vez de 34,7%, el incremento hubiera dado el 200%”.

El secretario de Energía advirtió que si no se respetan los contratos con las productoras, la tarifa de gas aumentará el doble o el triple y “el que pagaba $ 3.000 va a pagar $6.000 o $9.000”.

La Resolución especifica que las Diferencias Diarias Acumuladas serán actualizadas al 31 de diciembre de 2018 a la tasa activa del Banco de la Nación Argentina por lo que las distribuidoras cobrarán en 24 cuotas consecutivas aplicando la tasa pasiva del Banco de la Nación Argentina, aplicándose el método francés para dicho cálculo.

En principio, la medida luce como amortiguadora del impacto de la factura pero abrió un frente de tormenta. El primero y previsible fue el de la oposición, liderada por la senadora Cristina Fernández, que presentó un proyecto de Ley para derogar la resolución 20/2018. El segundo totalmente imprevisto: el fiscal Marijuán denunció penalmente al secretario Iguacel por “abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público”.

“Me parece que el tema no era para una denuncia judicial, pero me presentaré y que la Justicia decida. Está bien que los funcionarios estemos expuestos a dar explicaciones, pero todo lo que se hizo está dentro de la ley”, afirmó Iguacel.

¿Qué dice la norma?

La reglamentación del artículo 37 de la Ley 24.076 —Ley marco de la regulación gasífera— dispone en su inciso 5 que “las variaciones del precio de adquisición del Gas serán trasladados a la tarifa final al usuario de tal manera que no produzcan beneficios ni pérdidas al Distribuidor ni al Transportista bajo el mecanismo, en los plazos y con la periodicidad que se establezca en la correspondiente habilitación”.

Por su parte, el Decreto 2255/92, Anexo “B” Reglas Básicas de la Licencia de Distribución, establece en el capítulo IX “Reglamento del Servicio y Tarifas” , específicamente en el Punto 9.4.2.5. que “las diferencias diarias se acumularán mensualmente y hasta el último día hábil de cada mes del período estacional”, y que “si en el transcurso del período estacional, la suma de los montos mensuales no difiriere en más de un 20% de las ventas acumuladas del período estacional, tal suma será incorporada, con su signo, al ajuste de tarifas determinado en el punto 9.4.2. del período estacional siguiente”.

Pero el punto polémico se explica en los considerandos de la misma Resolución 20/2018 que dice que “para este caso particular no contemplado y en forma extraordinaria, corresponde habilitar un mecanismo de recupero de las diferencias diarias acumuladas correspondientes al período estacional antes mencionado, que contemple su recupero en un período temporal más extenso.” Es decir la polémica está en que “este caso particular no contemplado y en forma extraordinaria” es decir, no contemplado por la ley.

Defensa

Javier Iguacel defendió el mecanismo implementado y anticipó que el Gobierno no apelará si hay demandas y  dijo que las empresas deberán hacerse cargo de los litigios judiciales. “Si la Justicia resuelve que no se debe pagar, así quedará”.

“Lo que no voy a hacer es apelar alguna medida a favor de las empresas. Si la Justicia resuelve que no se debe pagar, así quedará. Para eso está. Se debe resolver ahí. Nuestra intención fue mejorar la situación general con foco en el usuario, no al revés” dijo.

El funcionario estimó que el monto extra que deberán pagar los usuarios se ubicará entre $90 y $100 mensuales en promedio. Ese monto adicional se pagará durante 24 meses desde enero de 2019 y tendrá un interés regido por la tasa pasiva del Banco Nación que es la más baja del mercado, según Iguacel.

Todos los días, las productoras despachan gas y lo liquidan al tipo de cambio de esa jornada, porque eso establece el contrato de abastecimiento que se firmó con anterioridad. Las distribuidoras fueron pagando ese abastecimiento al dólar de abril y eso generó una diferencia con respecto al billete estadounidense que se fue apreciando en los siguientes meses. Se generó una deuda estimada en $ 20.000 millones.

El Gobierno decidió un incremento del 34,7% promedio en las tarifas de gas para los próximos 6 meses. El incremento llega al 60% para los consumos de los hogares R1 y R2.

La secretaría de Energía abandonó los precios máximos que había establecido el ex ministro Aranguren, que ponía un tope de US$ 5,20 al millón de BTU despachado entre octubre de 2018 y marzo de 2019. Las productoras aceptaron cobrar US$ 3,70 por millón de BTU para este período.

Iguacel criticó los planes de estímulo a la producción de gas del kirchnerismo —el precio del BTU para el gas nuevoera de US$ 7 por millón de BTU— y dijo que la gestión K dejó “una debacle” de la que “estamos tratando de salir”. “Con el precio que dejó el kirchnerismo hubiéramos pagado el doble en las facturas”, dijo. “Entendemos muy bien el esfuerzo que hacen los argentinos”, graficó.

En ese sentido, auguró una “factura previsible” o “tarifa plana” para el próximo invierno. Si se ejecuta, los hogares recibirán desde 2019 boletas parejas a lo largo de todo el año, en contraste con la situación actual en que las facturas del invierno son entre “4 y 6 veces superiores” a las del resto del año.

2 recommended
51 views
bookmark icon